jueves, 29 de noviembre de 2007

miércoles, 28 de noviembre de 2007

¡Las primeras 100!

Muchas gracias, hoy estamos recibiendo las primeras cien visitas a este recién inaugurado espacio en el Planeta Blogósfera. 

Sus comentarios y retroalimentación son de mucha utilidad. 

¿No se te antoja un Chai Latte? 


martes, 27 de noviembre de 2007

Entre pistas de hielo te veas....

¿Cómo desaprovechar tocar este punto en una conversación de café? El debate en torno a este memorable/lamentable hecho es divertido, por decir lo menos. Me refiero a la Pista de Hielo más grande del mundo que estará, orgullosamente, en el Zócalo de la Ciudad de México….

Las justificaciones para crear este lugar han sido de antología. ¿Me acompañan a explorarlas?

“…queremos traer a México el patinaje sobre hielo que es el deporte invernal más importante en todo el mundo y en nuestra ciudad solamente han tenido acceso al patinaje sobre hielo un porcentaje que no rebasa el 4 o 5 por ciento quizá…” . Esto lo dijo que el Jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard, cuando presentó el programa Invierno en la Ciudad, en el Museo Estación Indianilla el 11 de septiembre del año en curso. 

Ante una perspectiva tan cosmopolita y tanta consideración hacia sus gobernados me surgen algunas dudas: Cuándo dijo todo el mundo, ¿a qué se referiría? No creo que que el patinaje sobre hielo, el esquí y el snowboard sean actividades invernales en Colombia, Costa de Marfil, Emiratos Arabes o en Myanmar. Me sorprende que una persona tan culta como el Lic. Ebrard piense que el mundo se limita a unos cuantos países, que como Francia, Estados Unidos o Rusia, tienen esta tradición-cultura-pasatiempo invernal. 

Como se pretende extender, ampliar y darle la oportunidad a los habitantes en la Ciudad de México que carecen de esta experiencia, el Gobierno de la Ciudad va a garantizar la existencia de al menos dos mil patines de diversos tamaños para los defeños (y supongo que visitantes) que los necesiten. 

De acuerdo a la declaración arriba mencionada, solo el 5 por ciento de los habitantes de esta congestionada metrópoli han patinado en hielo, esto es, solamente 436, 045 defeños y defeñas. Ahora bien, de acuerdo al INEGI en 2005 la Ciudad de México (sin considerar la zona conurbada) era habitada por 8, 720, 916 personas. Con dos mil patines se va a solucionar el aburrimiento invernal que vive la población por no tener una pista de hielo. Interesante, ¿no? (Habría que solicitar una aclaración: ¿se trata de dos mil patines o de dos mil pares? Sólo podrán patinar mil personas si son pares, o dos mil con un patín……) En todo caso, el Gobierno del DF estima que asistirán a la pista 12 000 personas diariamente, lo que multiplicado por 36 días (que es lo que durará la pista frente a la Catedral) da un total de 436, 045 felices patinadores. ¡Guau! Otro 5% aproximado de defeños cosmopolitas. Podremos estar orgullosos en el 2008 pues casi un 10% de los habitantes de la ciudad sabrán patinar (o al menos lo habrán intentado). 

Eso no es todo, el Sr. Ebrard también anunció que en la Alameda del sur habrá del 8 de diciembre hasta el 7 de enero un ” tobogán de hielo gigante, único en América Latina, de 30 metros de longitud también y de seis metros de altura”. Todo esto rodeado, eso sí, de eventos y actividades tradicionales navideños mexicanos tales como villancicos, coros, obras de teatro y diversas representaciones artísticas. Seguramente habrán Noche Buenas y Piñatas para preservar “lo nuestro”. 

La inversion de esta maravillosa obra hecha por el pueblo y para el pueblo será muy baja, solo cinco millones de pesos pues, a decir de él mismo “…esa es una de las buenas noticias, porque hemos conseguido prácticamente todo lo que son: toboganes, pistas de hielo y la instalación, todas son donaciones a la Ciudad. Lo que la Ciudad va a poner con sus recursos, por supuesto, van a ser el personal y los servicios adyacentes. No nos implica gastos adicionales porque, de hecho, será personal del propio Gobierno.” ¿No es increíble? ¡¡¡¡Por el sueldo de un funcionario público pagamos en realidad dos: tendremos a un honorable funcionario y a un maestro de patinaje y esquí!!!!

A lo major soy miope y me cuesta reconocer la grandeza de estas acciones que benefician a la gente de la Ciudad de México. Seguramente los capitalinos estamos más preocupados por parecernos a París y Nueva York por tener pistas de hielo, que por sus sistemas de seguridad, por la confiabilidad de sus policías, por la falta de violencia de género, por los niveles de empleo, por el transporte público, por el respeto al estado de derecho…. Seguramente soy torpe por pensar que es mejor invertir en la educación y en la salud de la gente, para darles oportunidades de ser lo quieran ser y hacer lo que quieran en el largo plazo (Amartya Sen también está mal….). Seguramente soy “de derecha” por creer en la capacidad de las personas y considerar que el trato digno consiste en tratarlas como adultos pensantes y no como eternos niños a los que hay que entretener…..

Por cierto, ¿alguien sabe qué pasó con las letrinas gigantes, perdón, con las playas? ¿Recibiremos un Guiness por eso también? 

Creo que se me quitaron las ganas de un café, prefiero un tequila. 

domingo, 25 de noviembre de 2007

La violencia contra las mujeres ¿es sólo un asunto de mujeres?

La respuesta categórica es NO, de ninguna manera. La violencia contra las mujeres es un mal que afecta a todas y cada una de las personas que están involucradas en ese círculo de horror. 

La violencia contra las mujeres denigra al que la vive y al que la ejerce. ¿Es sólo víctima quien recibe los golpes? Tal vez lleve una de las peores partes de manera tangible y visible, pero quien golpea no necesariamente está mejor, vive mejor o está exento de sufrimiento. 

Hemos llegado en la sociedad a un acuerdo tácito de que lo único que tenemos que hacer para erradicar la violencia contra las mujeres es apoyarlas para que dejen a los hombres que las golpean y que los denuncien. Por su puesto que se trata de logros y avances invaluables, sin embargo sólo son algunas de las opciones para quienes están involucrados. Quien vive violencia tiene que aprender a defenderse y salir, literalmente para salvar su vida, de esa situación. Esas medidas, sin embargo, distan mucho de ser las soluciones al problema de fondo.

Las personas que viven en un círculo de violencia están vinculadas por resortes profundos que las llevan a actuar de esa manera, y muchas veces el entorno sociocultural lo fomenta. “Calladita te ves más bonita”, “Dale una cachetada, no seas maricón” son frases que se escuchan con regularidad en las conversaciones sociales. A veces se dicen de broma, otras tantas en serio, pero el hecho es que están presentes. 

El problema debe abordarse desde el fondo, y la solución no es exclusivamente separar a la víctima de su victimario. La víctima tiene que salir por si misma de esa espiral y darse cuenta de que tiene la posibilidad de relacionarse con el mundo y con su pareja desde otra óptica. Si encuentra las causas que la han llevado a aceptar ser denigrada y merecedora de acciones violentas en su contra encontrará también la manera de vivir diferente y de respetarse a sí misma. Si simplemente se le separa de la persona que la violenta y no se le apoya para resolver las razones que la hacen aceptar ese trato, es factible que en el futuro cercano vuelva a vivir lo mismo, con la misma persona o con otra. Si no sabe relacionarse de una manera distinta y no puede pensarse y por lo tanto vivirse a si misma en una situación diferente, su relación con el mundo no cambiará y volverá a aceptar vivir en una espiral que la destruya. Debe dejar de autodenominarse víctima para autoconcebirse como una persona valiosa. Los programas de apoyo deben orientarse a resolver los problemas inmediatos y a sacarla de su propia autovictimización en el largo plazo. 

El otro lado del problema es el victimario, quién irónicamente, también es víctima en esta situación. Cuesta trabajo decirlo y aceptarlo, pues él es quien ejerce la violencia abiertamente y hace uso de su fuerza bruta de manera evidente e incontrolada. Sin embargo, ¿sabe que existe una manera diferente de relacionarse y ejercer su masculinidad aparte de los golpes o la violencia en sus diversas manifestaciones? Seguramente no. Es necesario que los programas que buscan erradicar la violencia contra las mujeres incluyan programas de apoyo para los hombres que la ejercen. De nada servirá que se atienda a las mujeres si no se trabaja con las causas que llevan a los hombres a responder de esa manera. Las mujeres que logran salir adelante cambian su vida positivamente y su entorno, pero los hombres que no modifican sus patrones de conducta seguirán lastimando a otras mujeres. 

Debemos erradicar la violencia en contra de la mujeres, el costo que paga la sociedad en su conjunto es altísimo: se pierde talento, se pierden recursos, se pierde lo más importante que tiene un país, su gente. Este combate, insisto, debe ser amplio y debe incluir tanto a las mujeres como a los hombres que forman parte de esta relación destructiva. 

Solamente así podemos pensar en un mundo libre de violencia. 

sábado, 24 de noviembre de 2007

El regalo de las Monarca


















La naturaleza siempre tiene espectáculos indescriptibles para sorprendernos.  Las mariposas Monarca son, indudablemente, uno de ellos. 

Comparto con ustedes algunas imágenes del recorrido de esos pequeños seres por nuestras tierras mexicanas, concretamente por el trayecto de la carretera Temascaltepec-Valle de Bravo en el Estado de México. 

Hace no muchos años era imposible transitar ese tramo pues había una auténtica cortina de mariposas volando. Ahora lo único que nos queda a los que hacemos uso de esa ruta es bajar la velocidad de los vehículos para no lastimarlas. 

Es una pena reconocer el efecto negativo que la tala clandestina y la destrucción del  ser humano sobre el ecosistema han tenido en el volumen de mariposas. Hemos alterado y destruido  los bosques en Michoacán y el Estado de México y las Monarca  han tenido que modificar su camino. 

Espero que podamos seguirlas disfrutando en los años próximos. 

¡Buen viaje Sus Majestades!





PS. ¿Qué café tomaste hoy? 
PS2. Fotos y videos por CCV2007

jueves, 22 de noviembre de 2007

No todo son malas noticias y mediocridad (¡Espero!)

¿Qué significa ser mediocre? El Diccionario de la Lengua Española define mediocre como de calidad media, de poco mérito o tirando a malo. Pensé en esta palabra hoy en la mañana mientras desayunaba y leía la prensa. 

Después de revisar las noticias nacionales, ver lo qué está sucediendo en la clase política, escuchar declaraciones cargadas de odio, intolerancia y sed de venganza, ver a pecadores convertidos en santos y a santos en pecadores, reconocer que el camino de nuestra democracia está plagado de vendettas y que a pocas personas les interesa construir y sumar en lugar de destrozar y estancarse, lo único que pude decir fue “¡Qué mediocridad!”. En efecto, el contenido del debate político es de calidad media, tiene poco mérito y tira a malo (y me limito a este adjetivo para no deprimirme más). 

Afortunadamente, no todo lo que pasa es lo que aparentemente sucede en los noticieros y en la prensa. Si hemos construido una realidad mediocre en el imaginario colectivo, creo que podemos construir una realidad más ¿luminosa? y paralela a esa. 

Posiblemente esa realidad venda menos tiempo aire en los horarios triple A de los noticieros y no llegue a las primeras planas de los periódicos, pero ¿y si hacemos el intento?

Me pregunto ¿por qué puede ser más importante saber que un exgobernador estuvo sentado 10 horas frente a un MP (esto puede ser una tortura para cualquier persona, independientemente de sus preferencias políticas) para declarar por acusaciones que el gobierno que le sucedió le imputa, que saber que el Xoconostle se está internacionalizando y que ya se considera un alimento gourmet que México ha aportado a las delicias culinarias del mundo? Claro, es políticamente incorrecto mezclar peras con manzanas, pero esa pequeña planta está generando empleos y hay empresari@s en el país que están apostando por ella, atreviéndose a inventar, a competir, a innovar, a trabajar….. y con ello están trabajando, en los hechos, por México y dándole opciones viables de futuro. 

Me niego a pensar que no tenemos otra alternativa más que seguir escuchando, pensando y viviendo la mediocridad. Se supone que somos libres ¿o no? Si lo somos, podemos elegir cómo vivir y hacia donde orientar la mirada. 
¿Qué propones?

Por cierto, hoy no tomé café. Tomé thé de Abango porque tengo un catarro feroz.



miércoles, 21 de noviembre de 2007

¿Por qué Conversaciones de Café?

Sin duda alguna, las conversaciones de café son deliciosas, a veces más que la bebida misma. Es común encontrarnos con amig@s y preguntarnos ¿Cuándo nos vamos a tomar un café? En realidad, el café es lo de menos, lo importante es  el hecho de sentarnos a conversar con una persona que tiene algo que decir y a quién nos interesa escuchar. 

Lo rescatable, valioso e incomparable son esos momentos compartidos, en un lugar que nos gusta, bebiendo algo que nos encanta (y que por cierto, no siempre es un  café) y disfrutando el intercambio de ideas, improvisaciones, sueños, locuras y preguntas. 

¿Por qué no te sirves o preparas tu bebida favorita y te sientas a conversar? Te invito.