lunes, 21 de marzo de 2011

5 años de Twitter

Hace 5 años nadie sabía quiénes eran Jack Dorsey ni Evan Williams, los fundadores de Twitter. Hoy, no sólo son conocidos, sino considerados gurús de las redes sociales y ciberempresarios.

Como no quiero aburrirles ni repetir todo lo que se ha dicho sobre el día, el festejo y esta red social, me limito simplemente a compartirles el video que lanzó Twitter para festejar su 5o aniversario. Ya me dirán qué les parece.




Podemos seguir conversando en Twitter: @LaClau

miércoles, 16 de marzo de 2011

Los animales en Japón también son víctimas

Los acontecimientos en Japón nos han sacudido profundamente en todos los rincones del planeta. Pienso que a más de uno nos duele el sufrimiento de los habitantes del país y hemos apoyado como hemos podido desde nuestras esferas.

No puedo evitar, sin embargo, ocuparme por otro grupo de víctimas del terremoto y el Tsunami: los animales. Ellos también están solos, han perdido a su familia, su hogar, sus certezas y están solos, con hambre y sin techo. Quiero poner mi granito de arena para hacer que su situación mejore.


Hay varios sitios que están recaudando fondos para canalizar los recursos a su rescate, cuidado y alimentación. Uno de ellos es The Animal Rescue Site. Si les interesa apoyar, esta puede ser una manera de hacerlo.

La asociación Humane Society International también está apoyando y pueden enterarse de las acciones que se están llevando a cabo a favor de nuestros peludos compañeros de ruta .


Por último, si quieren ver a un maravilloso perro pidiendo ayuda por otro perro y cómo lo cuida en medio de la tragedia, no se pierdan este video. Sigo sin entender cómo hay personas que piensan que los animales no sienten ni tienen capacidad de comprensión y solidaridad. Tenemos tanto que aprenderles.







Podemos seguir conversando en Twitter: @LaClau

viernes, 11 de marzo de 2011

Streaming del Tsunami de Japón en vivo


Live TV : Ustream

Posiblemente esta tragedia sea la primera documentada de esta manera en la historia reciente. Es impresionante que mientras observamos esto, miles de personas y animales estén sufriendo la angustia que un hecho así implica. Podemos ver en vivo una tragedia así y no podemos hacer nada. La inmediatez de la información es impresionante pero profundamente frustrante en esta circunstancia.

Más allá de que nos enteremos pronto de lo que podemos hacer para ayudar, en este preciso instante sólo nos queda aguardar y enviar al país, a su gente y sus animales energía positiva.

En la calidez de mi casa y mi circunstancia observo el frío que deben estar viviendo en este instante miles de personas. Pido por ellas. Pienso en ellas. Las acompaño desde mi lejanía.

Podemos seguir conversando en Twitter: @LaClau

De mujeres, terremotos e internet

Llegando al final de un día movido, lleno de novedades y que culmina con un terremoto en Japón.

Regreso manejando pensando en el enorme gusto que me ha dado conocer a una fantástica mujer, Aurora Medina, editora de Efecto Mariposa, locutora y coach en temas de prosperidad y dinero. Mexicana valiente que hace veinte años tomó el rumbo "del norte" y empezó a vivir en California, en donde ha creado un espacio propio y ha dado peso a su nombre. Cenamos juntas y fue fantástico conversar con una mujer llena de proyectos, energía, ganas de vivir y hacer una diferencia en el mundo.

Me encuentro con la pantalla de la computadora, después de algunos días de ausencia para mis proyectos y temas. Respiro. Internet, espacio de encuentro y saludos. Felizmente descubro que he recibido muchas felicitaciones vía Facebook y Twitter, por mi cumpleaños, además de las fantásticas llamadas telefónicas y sms. Disfruto responder cada mensaje e imaginar la voz de mis interlocutores virtuales y reales. Detrás de cada nombre y las palabras que me dedican hay una historia, recuerdos, tonos de voz y una suma de sucesos compartidos. Me gusta recordarlos. Me falta responder correos, lo haré en el próximo descanso "virtual" que me de.

La mañana transcurrió en la oficina, en mi nueva oficina, organizando las rutinas del reciente proyecto en el que me he embarcado. Contenta, aprendiendo, descubriendo, replanteando, disfrutando. La vida nos hace recorrer caminos inexplicados e inexplicables en los momentos menos esperados (¿Existe algún momento en la vida realmente esperado? La vida es una caja de sorpresas, ¿cómo podemos esperar algo que por definición es no previsto?).

Mujeres Construyendo sigue arrancándome suspiros y emoción. Ya quiero que la sorpresa que está prevista quede lista. Me ilusiona pensar cómo quedará y el enorme potencial que ello le dará al portal. Me emociona pensar lo que tendrán las blogueras y participantes de la comunidad muy pronto. Estoy imaginando y previendo los resultados y potencial que tendrá, así como la inmensa ayuda que recibiré en un par de semanas de mentores y expertos de Silicon Valley.

Vuelvo a los viejos tiempos de aprovechar los traslados y las horas que lleva transportarse de un lugar a otro de esta inmensa ciudad para hacer llamadas telefónicas. La oficina a medio Periférico. También respondo mensajes desde la comodidad de los embotellamientos.

Cuatro felinos acompañan a la luna, que tímidamente recorre milimétricamente los recovecos de la noche. Cuatro felinos llenos de vida que me recuerdan que todos estamos conectados en el planeta y que no podemos ignorar que convivimos con seres que tienen otras formas pero que sienten y expresan su realidad con lenguajes y de formas desconocidas para nosotros.

Es increíble la cantidad de cosas, pensamientos, sucesos, propuestas, proyectos, planes, ideas, imágenes, sensaciones, emociones, percepciones que pueden transitar, suceder y transcurrir en un día.

Llegó la noche. Llegué a la noche que tiene su propia historia y que se entrecruza con las historias de mi vida, de este día, de este momento.



Podemos seguir conversando en Twitter: @LaClau

domingo, 6 de marzo de 2011

100 años en el túnel del tiempo: Día Internacional de la Mujer


Año con año festejamos el 8 de marzo sabiendo que es una fecha especial para las mujeres: nuestro reconocimiento, reivindicación, validación. Se organizan festejos, discursos, celebraciones, eventos de toda índole para decir que las mujeres existimos, tenemos voz, simplemente hacer evidente algo que ya es: decir "Aquí estamos, valemos, opinamos, pensamos, decidimos, incidimos, valemos, votamos".

Este año, la celebración tiene una particularidad: se conmemoran los 100 años del Día Internacional de la Mujer. Pienso que nos resulta en muchas partes del mundo sencillo decir esto, pero en otras las mujeres solamente tienen derecho a existir detrás de una burka o en función del sentido que les den los hombres en sus sociedades.

Imaginaba que si tuviera una máquina del tiempo y pudiera regresar al 28 de febrero de 1909 en Estados Unidos me quedaría boquiabierta al observar el valor de las mujeres que participaron en el Partido Socialista de ese país y que se atrevieron a viajar al año siguiente a Dinamarca para hacerse escuchar. Algo inverosímil en aquellos tiempos: que las mujeres quisieran, exigieran y pudieran votar.

Quisiera saber qué pensaban y sentían, con qué retos y adversidades se encontraron las mujeres que el 8 de marzo de 1911 participaron en los mítines que tuvieron lugar en Alemania, Austria, Dinamarca y Suiza para exigir el derecho al voto y la no discriminación laboral. Mujeres algunas abandonadas por sus maridos ante tales atrevimientos, otras señaladas en sociedad por hacer uso de su voz cuando lo que se esperaba de ellas era el silencio. Algunas encarceladas o recluidas en hospitales psiquiátricos por hacer cosas que no debían.

Si las 140 mujeres trabajadoras que murieron el 25 de marzo en la fábrica de Nueva York hubieran sabido que sus muertes serían el ícono que marcaría la conmemoración los siguientes 100 años, no sé qué pensarían. ¿Valieron la pena esas muertes? ¿Era necesario un acontecimiento así para reconocer el derecho al sufragio, al trabajo, a la participación política, económica, social de las mujeres?

Me hubiera gustado conversar con las mujeres rusas que en 1917 se declararon en huelga porque sus hombres, dos millones, habían sido arrastrados a la guerra y habían muerto. Pedían "pan y paz". El zar abdicó y a los pocos días se les reconoció el derecho al voto. Hace mucho tiempo que las voces femeninas piden ser escuchas y tomadas en cuenta no sólo para votar, sino para construir la paz y un mundo diferente.

A través de la resolución 3010 de la Asamblea General de Naciones Unidas proclamó el año 1975, celebrado en la Ciudad de México, el Año Internacional de la Mujer. Posteriormente, en 1977 el Organismo internacional proclama el 8 de marzo Día Internacional de la Mujer. Este hecho es un reconocimiento de que la mujer es una presencia real, necesaria e indiscutible en la construcción de la paz mundial.

Era pequeña cuando estos hechos tuvieron lugar en mi país, y recuerdo los ecos lejanos de las conversaciones al respecto en mi familia. Lo viví sin vivirlo del todo, pero evidentemente, la lucha dejó una huella en mi. (Además de que, casualmente, el 8 de marzo es mi cumpleaños.)

Se han festejado en Nairobi y Pekín conferencias internacionales a favor de la mujer. Hechos de la historia reciente en la reivindicación de nuestros derechos. Hechos emblemáticos que ponen el dedo sobre una agenda que sigue en construcción y sobre la que debemos seguir trabajando, hilando, fortaleciendo porque aún existen muchos tipos de marginación en el mundo que impiden poder hablar de un mundo equitativo e igualitario.

Sigamos reconociendo el 8 de marzo, pero no dejemos que la conciencia que este día despierta se limite a una sola fecha. Hagamos de cada día un día para abrir espacios, fortalecer la equidad, buscar el equilibrio, respetar la legalidad que aboga por la igualdad de derechos. Hagamos de cada día una oportunidad para apoyar a las mujeres que, como hace 100 años, hoy en pleno siglo XXI siguen marginadas, silenciadas, ignoradas, que son invisibles y a pesar de tener un corazón, un alma y enorme potencial, no son tomadas en cuenta.

Hagamos esto como las mujeres que hace 100 años se atrevieron, lo hicieron por nosotras.



Podemos seguir conversando en Twitter: @LaClau

martes, 1 de marzo de 2011

Dame tu boca


Dame tu boca, me la quiero comer con tu sonrisa
Jaime Sabines



Podemos seguir conversando en Twitter: @LaClau

Si Buble me cantara al oído

Este es mi mes por doble causa, así que me permitiré soñar, imaginar y hacer peticiones. Quisiera de regalo que Buble me cantara al oído, y para empezar sería esta canción: You don´t know me. Con ese ritmo de fondo y esa voz....(aquí suspiro).





¿Alguien me puede hacer realidad el sueño? Por preguntar no se pierde nada.

Si alguien no puede ver el video, aquí pueden acceder a la página del link.
Podemos seguir conversando en Twitter: @LaClau

Quienes son violentos contra los animales ejercen la violencia contra los humanos también....

People Who Are Violent to Animals ... Rarely Stop There

Dale voz a quienes no la tienen....

PETA en Espanol