miércoles, 21 de noviembre de 2018

¡Feliz cumpleaños bloguero a mi!



Hoy hace 11 años que incursioné en la blogósfera y no tenía idea de cómo esa exploración digital cambiaría mi vida.

Mi primera entrada se titulaba ¿Por qué Conversaciones de Café? y decía esto:


"Sin duda alguna, las conversaciones de café son deliciosas, a veces más que la bebida misma. Es común encontrarnos con amig@s y preguntarnos ¿Cuándo nos vamos a tomar un café? En realidad, el café es lo de menos, lo importante es el hecho de sentarnos a conversar con una persona que tiene algo que decir y a quién nos interesa escuchar.

Lo rescatable, valioso e incomparable son esos momentos compartidos, en un lugar que nos gusta, bebiendo algo que nos encanta (y que por cierto, no siempre es un café) y disfrutando el intercambio de ideas, improvisaciones, sueños, locuras y preguntas.

¿Por qué no te sirves o preparas tu bebida favorita y te sientas a conversar? Te invito."

Nada más. Empezaba una conversación digital que, sin saberlo, sería el inicio de varias cosas importantes para mi:

  • El rescate de mi voz. Nada te da mayor fortaleza que saberte ama y señora de tu voz y tus palabras, y escribir en mi blog me reconectó con ella.  Después de muchos años de haber dejado de publicar artículos, construí este rincón de la blogósfera para plasmar mis ideas y explorar sus posibilidades.
  • Fundé Mujeres Construyendo. Después de un  tiempo de navegar en la blogósfera, me di cuenta de que faltaban en ella voces de mujeres en español. Había encontrando un número importante de mujeres blogueras en inglés, pero en español la mayoría eran hombres. Al no encontrar un espacio de convergencia de voces femeninas aquí, decidí crearlo, y este es básicamente el origen de la plataforma de difusión de contenidos de mujeres que es Mujeres Construyendo.
  • Reconexión con el mundo. Si algo tiene internet es que te permite descubrir personas, proyectos, iniciativas más allá de las fronteras.  Esa posibilidad me fascinó y me permitió conectarme con personas que hoy soy importantes en mi vida y que hacen cosas fantásticas, como Raimon Samsó, también me abrió la posibilidad de seguir aprendiendo y tomando clases online, de poder comunicarme con expertas y expertos en mis temas de interés. En el mundo analógico, esta cercanía era poco probable, difícil y llevaba más tiempo.
  • Activismo digital. Esta ha sido, probablemente, una de las cosas que encuentro más útiles y valiosas del potencial de internet en general y de los blogs en particular: la posibilidad de impulsar y promover causas y sumar voces en diferentes latitudes. Me he embarcado en y  promovido  muchas causas que han hecho una diferencia: desde causas que promueven el respeto y la defensa animal, hasta la promoción de la igualdad y la defensa de los derechos de las mujeres, hasta campañas y "caravanas" digitales a favor de la democracia.
  • Acercamiento a la innovación. Inevitable era que con el tiempo terminase vinculada al ecosistema mexicano y global sobre la innovación.  Si eres medianamente inquieta y te gusta explorar posibilidades e investigar lo que sucede en el mundo, terminas por ser innovadora o por lo menos, vincularte a ese fantástico mundo.  Esto me pasó, y sin duda, se trata de una de las realidades que más disfruto y en la que aprendo todos los días.

En fin, 11 años después sigo entusiasmada con las posibilidades que internet y los blogs representan como herramienta de desarrollo y crecimiento para las personas, para las niñas y  mujeres  en particular y para las sociedades en conjunto. Remontar la brecha digital de género es necesario para abrirle posibilidades de crecimiento y decisión a la mitad de la población del planeta y para ampliar las posibilidades de desarrollo y productividad de los países.

Así que ¡feliz cumpleaños bloguero a mi! Agradezco todo lo que he aprendido en estos once años y lo que aún me falta.  ¡Que viva la blogósfera!




Podemos seguir conversando en Twitter: @LaClau Instagram: @laclaucalvin

No hay comentarios: