lunes, 2 de abril de 2012

Bloguear: el arte de ponerse alas

Cuando escucho a "los expertos" hablar sobre los blogs no puedo dejar de esbozar una enorme sonrisa, y claro, también me surgen dudas. Para mi bloguear es una manera de comunicarme. Visualizo a los blogs como espacios para construir un diálogo, para conectarse, para darle vida a una realidad intangible pero real que puede habitarse, poblarse, llenarse de ideas propias, de propuestas, dispuestas a tener vida en cualquier momento. Lo visualizo como un ejercicio liberador, bloguear es el arte de ponerse alas -me atrevo a decir- ya que permite volar en la imaginación, con palabras, imágenes, videos, con herramientas que existen en la actualidad para darle vida a nuevas y distintas formas.

Cuando los expertos dicen que los blogs deben ser específicos, sobre un tema y cumplir rigurosas reglas, pienso que pueden tener razón, pero no veo la vida desde ese cajón. Si los blogs son una expresión de la vida y de la visión de las personas, habría que darle cabida a la creatividad y a lo imprevisto.

Existen blogs dedicados a temas específicos y que son excelentes: finanzas, cocina, arte, política, fotografía, salud, belleza, animales, psicología y podría seguir con un largo etcétera. Me parece fantástico que exista la posibilidad de especializarse y convertirse en un experto que usa este medio de comunicación para posicionarse, opinar sin editores ni intermediarios, y expresarse. Apoyo la idea, absolutamente, de profesionalizar los blogs y de ser blogueros de calidad, creo que esto tiene más que ver con una actitud ante la vida que con una actividad o profesión, pero no asumo la vida así de estrecha.

En todo caso, cuando escucho a estos gurús hablar de la necesidad de ser expertos y demostrarlo, no puedo dejar de pensar que Conversaciones de Café es un antiblog en este sentido. Hablo de todo y de nada; disfruto bloguear, escribir y comentar aquí como disfruto de una buena conversación acompañada de un buen café o un buen vino. En esos encuentros se habla de todo: puedes empezar conversando sobre negocios y terminar narrando el último cuento o novela que leíste, o post. Hay momentos para reflexionar sobre una fotografía y recordar con un dejo de nostalgia el poema de uno de tus escritores favoritos. No imagino este espacio como uno lleno de expertise y rigor académico (que no quiere decir, insisto, que sea uno poblado de improvisaciones), pero si como un espacio flexible de disfrute, reflexión, profunidad y alegría, todo al mismo tiempo.

En resumidas cuentas, pienso que bloguear es el arte de ponerse alas y volar. Volar hacia tus sueños, hacia los destinos imprevistos de las palabras, hacia realidades ajenas que tratas de descifrar y comprender, hacia la vida misma por caminos no imaginados.

Por esto insisto tanto en que las personas, y las mujeres en especial, blogueen. Es una manera de conocer límites desconocidos y navegar por parajes y realidades inimaginables. Si el mundo tuviese personas con más alas, podríamos darle vida a una realidad más humana, más poblada de corazón y menos habitada por las armas y la distancia.

Las alas permiten a las almas conocerse en pleno vuelo...y es lo que necesitamos hoy en día.

Podemos seguir conversando en Twitter: @LaClau

Quienes son violentos contra los animales ejercen la violencia contra los humanos también....

People Who Are Violent to Animals ... Rarely Stop There

Dale voz a quienes no la tienen....

PETA en Espanol