miércoles, 31 de diciembre de 2008

¡Feliz 2009!


Querid@s tod@s:

Mis panteras y yo les deseamos un feliz 2009, lleno de cosas buenas, metas que cumplir, proyectos que empezar, ideas que concretar y ganas para hacer todo esto. Esperamos que las musas de la creatividad, la prosperidad, la salud, el amor y las buenas finanzas, ¿por qué no?, les acompañen a lo largo de cada día. 

Gracias por habernos acompañado a lo largo de este 2008 y por haber compartido su tiempo, ideas y cariño. 

¡Un enorme abrazo!

domingo, 28 de diciembre de 2008

Crónica de una ensalada navideña


Como les comentaba hace unos días, este año me tocó -nuevamente- preparar la ensalada para la cena-comida de Noche Buena. Confieso que es algo que me gusta y disfruto, sobre todo porque tenía en mente probar una nueva receta y qué mejor ocasión que tener a una familia entera como conejillo de indias. Seleccioné la "Ensalada de Otoño" para agasajar a los comensales y el resultado fue, modestia aparte, muy bueno. 

Me gusta preparar las cosas con tiempo, pero este año las cosas sucedieron de manera distinta y no pude tener todo con la anticipación correspondiente. Tuve temor en cierto momento de que se repitiera la historia de Tita, de la novela Como agua para Chocolate, y que el estado de ánimo se permeara a la textura y sabores de la comida. Afortunadamente esto no sucedió y las cosas salieron bien. 

En medio de visitas y actividades de duelo, tuve que ir de compras al supermercado y separar los ingredientes. Sin mayor problema encontré los tres tipos de lechuga que se requieren (francesa, escarola y orejona), uvas moradas (ya no había verdes, hecho que lamenté profundamente pues me encantan), nueces, queso parmesano en trozo, peras (estaban un poco maltratadas ya, escogí las que tenían mejor cara). De la misma forma, compré vinagre de jerez y ya no me preocupé de los demás aliños que ya tenía en casa: aceite de olivo, vinagre de manzana, pimientas diversas, jengibre, albahaca. Mi idea era tener el aderezo listo un par de días antes para que los sabores adquirieran el tono exacto que les da unos días de macerar, pero no fue así. 

El miércoles en la mañana me levanté tempranito para lavar, desinfectar y trozar las lechugas, así como desinfectar las uvas. Fue un poco tardado pues tuve que hacer los preparativos para quince personas. Una vez que estuvieron limpios los vegetales y las frutas, las guardé en las respectivas bolsas para mantenerles frescos y poderlos llevar a la casa de mi hermana. 

El aderezo lo preparé también, otra confesión, como se me fue antojando. No mantuve las proporciones de la receta original y añadí ingredientes no especificados. Puse aceite de olivo como base, dos tantos iguales de vinagre de manzana y jerez, jengibre en polvo (me encanta su sabor), albahaca deshidratada, cinco tipos de pimienta en donde predominaba la negra y un poco de sal. La receta original lleva jugo (zumo) de pera, pero por alguna razón no encontré, así que lo sustituí por agua mineral. Dejé reposar la mezcla desde temprano y el resultado valió la pena. 

Poco antes de servir la comida, corté las uvas a la mitad quitándoles las semillas. Mi sobrina más pequeña me ayudó a cortar el queso parmesano en delgadas láminas y mi cuñado fue el voluntario de la pera, la cual peló y cortó en tiras chiquitas. Mezclé todo, incluyendo el aderezo, para que los ingredientes estuvieran distribuidos equitativamente y al final puse algunas uvas, nueces y láminas de queso en la parte superior para que contrastaran los colores. ¡Voilá!

El resultado... pues les invito a probarlo. Ustedes dirán. 

viernes, 26 de diciembre de 2008

Carta de Alejandro Martí

Alejandro Martí, empresario mexicano a quien le secuestraron un hijo de 14 años hace algunos meses en la Ciudad de México, pidieron rescate y lo mataron, fundó una organización llamada Sistema de Observación para la Seguridad Ciudadana (SOS). Hay quienes lo han criticado profundamente, "Claro, dicen, le han hecho caso porque es millonario, pero su realidad la viven muchos mexicanos." 

Puede que los críticos tengan razón al señalar que en este país la justicia funciona cuando los involucrados (y no en todos los casos) son personas conocidas y con recursos para hacerse escuchar. Lo que me parece absolutamente reconocible es que en lugar de cruzar los brazos o ahogarse en el dolor ha decidido canalizar su energía y tristeza a favor de un tema que involucra a todos los mexicanos y sobre el que sentimos una gran impotencia: la seguridad. Cuando el Estado ha dejado de cumplir su función y garantizar seguridad a sus habitantes, éstos tienen que hacer algo. Martí ha dado un paso. 

Recibí una carta el 24 de diciembre que quisiera compartir con ustedes: 


"Muy querido amigo SOS:

Me dirijo a ti en esta época tan especial y propicia para la reflexión. Hace unos días, el 19 de diciembre, Fernando hubiera cumplido 15 años de edad. Durante el día pasaron miles de pensamientos y reflexiones por mi mente: muchos recuerdos de mi hijo; de cuando salíamos juntos; de cuando platicábamos o cuando lo escuchaba contarme sus sueños y planes. No cabe duda que el simple hecho de observarlo y escucharlo me producía una satisfacción enorme. Fueron grandes momentos los que él me dio. 

Fernando, como otros miles de jóvenes en México, estaba lleno de ilusiones, planes y aspiraciones. A su corta edad, ya se preparaba para ser un hombre de provecho, lo cual me causaba una gran ilusión. Era como estar viendo da a da una película cuyo final quizás no me tocaría ver; sin embargo, parecía lo más seguro que me tocara gozar de la mejor parte de su vida y de los mejores momentos de su historia. Lo ms seguro era que mi hijo pudiera vivir el ocaso de mi existencia; así era la ley natural y a él le tocara llorar ante mi tumba. Ante esta reflexión, de pronto vuelve a mí la indignación de haber sufrido en carne propia el estar en manos de un puñado de personas que han decidido usar a nuestros seres más queridos como moneda de cambio que escondidos cobardemente tras un  teléfono, lucran con nuestro dolor.

Qué seres tan degradados e insensibles, que en el transcurso de sus negociaciones se dejan llevar por sus más bajas pasiones y los defectos intrínsecos de su ser para lastimar, atemorizar y hacer quién sabe qué otras cosas contra sus indefensas víctimas.

Luego de un largo proceso de terror, abuso y maldad, cobran cuantiosos rescates y “viene lo peor de todo” , deciden sobre la vida de sus víctimas inocentes que ya han sido  maltratadas física o psicológicamente. Se erigen en jueces divinos y aprueban o desaprueban la negociación a capricho; la miden de acuerdo con sus cánones de falsa hombría y deciden sin piedad quitarle la vida a aquel ser lleno de ilusiones, cuya única culpa fue haber pasado por una calle en donde éstos engendros se postraron en un retén para levantar en sus camionetas la caza del día. Así de sencillo y así  de increíble… pero real.

Así son de bellas las mentes de nuestros hijos, ¡así es de riesgoso el país en donde los educamos!

Sirvan los momentos de reflexión que estas épocas nos dan, para renovar nuestra energía de esprítu; para reafirmar nuestro deseo y nuestra voluntad para que México sea el país que queremos. Luchar para que estén tras las rejas individuos perniciosos que buscan enriquecerse de la forma más vil y cobarde.

Si nos lo proponemos, ser posible que vivamos en un país donde imperen la legalidad y el trabajo honrado. Que vivamos en un pas donde el corrupto sea señalado por la sociedad y disgregado. Que los que procuran la justicia, jueces, ministerios públicos, y policías puedan vivir dignamente de su sueldo y profesión sin ensuciar sus manos con el dinero fácil que los corrompe.

Es difícil, sí, pero no imposible. 

Espero sinceramente que cada Navidad nos dé  calma y renovada fortaleza; que nos permita reconfirmar nuestra convicción de  que sólo unidos, fuertes y firmes en nuestra demanda ciudadana, haremos que la seguridad sea una realidad cotidiana para todos. Sólo así , algún día tendremos el México que queremos.

Te deseo lo mejor para esta Navidad y un 2009 lleno de felicidad, salud y seguridad para ti y tu familia.

Con afecto,

Alejandro Martí"

miércoles, 24 de diciembre de 2008

¡Feliz Navidad!

Que estas fiestas sean un pretexto para encontrar las respuestas a las preguntas que hace tiempo quieren responder; un espacio para encontrar luz y paz; un regalo de encuentro con quienes son importantes para ustedes. 

Va mucho cariño desde este rincón. 


Imagen:lacoctelera.com

Espíritu Navideño: el Premio

Kailana, autora de The Written World -blog de libros, palabras, reseñas y otras cosas fantásticas vinculadas al amor por la lectura, le ha dado a Conversaciones de Café el premio Christmas Spirit Award. Este consiste en nombrar las cinco cosas que me gustan de esta fecha y nominar a otras personas. 

Lo hago hoy con gusto para recordar que la vida tiene contrastes y que son éstos los que le dan sentido. 

Me gusta el Espíritu Navideño porque: 

1. Me permite abrir un espacio en el tiempo para reconsiderar las cosas que son importantes para mi. 
2. En estas fechas convivo con las personas que quiero. 
3. Como y pruebo cosas que no puedo disfrutar el resto del año. 
4. Es una oportunidad para evaluar lo vivido y deshacerse de todo aquello que ya no tiene cabida en mi vida. 
5.  Me permite "reequiparme" para dar inicio al año que está por comenzar. 

Como me gustaría conocer qué le gusta de estas fechas a algun@s amigos, invito a Pedro, de El Quejío Flamenco, a Rómulo de El Alquimista del Diseño Web, a Ramona de La Gaceta Flamenca, a JM de Oeiras and Environs Daily Photo , América de Mi Espacio Flamenco y a Verónica de Tea Cup Club a que nos lo compartan. 

¡Feliz Navidad!

martes, 23 de diciembre de 2008

Esta Noche Buena, entre el duelo y la nostalgia

Vengo regresando del panteón. Hoy enterramos a otra querida persona de la familia, uno de esos maravillosos seres que por fortuna han formado parte de mi vida: Rosario.

En menos de cinco semanas han muerto tres personas de mi familia y dos queridos amigos. Estoy triste y me siento, si es que aplica la palabra, pasmada. No quiero quedarme exclusivamente en la añoranza, quisiera rescatar la alegría de sus vidas y las enseñanzas que me dieron para seguir caminando. Estoy viviendo el duelo de cada uno y de repente estoy viviendo varios al mismo tiempo. Llevará tiempo. Faltan lágrimas aún. Lo acepto. Lo reconozco. Lo asumo. 

Soy afortunada por haber compartido el trayecto que vivimos juntos y haber podido conocerles. Enriquecieron mi vida, la definieron, me abrieron ventanas y posibilidades.  Más que tristeza, que está presente y eso es un hecho, siento profundo agradecimiento y con ello es con lo que quiero quedarme. Estoy agradecida porque iluminaron mi vida y me enseñaron -en presencia y ausencia- el valor de la cercanía, de la complicidad, de la alegría, de la solidaridad, de la amistad, del cariño, del apoyo, del valor, de la congruencia, de la sonrisa... de la vida. 

Este final de año quiero agradecer el estar aquí y ahora, las posibilidades que existen y todo lo que tengo y soy. 

Gracias a ustedes por acompañarme en este recorrido y enriquecer mi vida con su creatividad y talento. Agradezco también su cariño y solidaria presencia. 

Les envío un fuerte abrazo y buenos deseos para estas fechas. Espero que disfruten cada instante con los seres que aman y forman parte de su vida. 

sábado, 20 de diciembre de 2008

La reserva de Mala Mala

No pude evitarlo, ya me conocen, encontré estas fotos maravillosas y quise compartirlas. Son de la reserva Mala Mala en Africa, lugar en el que lo único que se dispara es el obturador de las cámaras y en donde existe un gran respeto por estos fastuosos seres. Espero que las disfruten. Les invito a ver más fotos en el sitio, valen la pena.







viernes, 19 de diciembre de 2008

Advent Blog Tour 2008: Navidad en México

(If you are not a native Spanish speaker, you can use the Babel Fish translator that is at the bottom of the blog.)

Marg, la autora del blog Reading Adventures, nos ha invitado a sus vecinos bloggers a escribir sobre nuestras experiencias y tradiciones concernientes a la Navidad. A lo largo del mes, los navegantes de la blogósfera han compartido, y seguirán compartiendo, sus vivencias o temas de interés así como la manera de transcurrir esta temporada en diversas partes del mundo. 

El día 19 me toca a mi y quiero presentar una breve postal de esta fiesta. No es, claramente, la fiesta más tradicional ni la más típicamente mexicana. Es más bien "muy a la familia" y un tanto ecléctica. 

Desde hace algunos años festejamos la Noche Buena a medio día, principalmente porque a mi Abuela (¡a sus 102 años!) las noches le dejaron de resultar cómodas. Inauguramos en nuestra casa la "Comida de Noche Buena" hace como 5 años y resultó todo un éxito y por supuesto un festejo más largo, pues la comida se transforma en cena y siguiendo el hábito desvelado de la familia llega a convertirse casi en desayuno. Este será la primera Navidad que pasemos sin Guty, pero a la mayoría de la familia le pareció buena idea seguir con la tradición de la comida y lo haremos igual. 

Para facilitarle la vida a quien le toque ser anfitrión, nos dividimos los guisados y a cada familia le toca llevar algo. Hace muchos, muchos años (francamente no recuerdo cuando fue la última vez) que no comemos pavo. Es más, llegamos a odiarlo un poco, pues hacíamos tanto que se congelaba y en junio seguíamos comiendo tortas de pavo. Por abrumadora mayoría desapareció este alado ser del menú. La más pequeña de mis sobrinas insistía en que este año lo hiciéramos,pero la pobre no tuvo quorum. Lo que no pueden faltar son los romeros que prepara Bertha, los ravioles de Teresa ni el bacalao de Lourdes. A mi hermana Paty y a mi nos toca llevar normalmente la ensalada y/o los postres. Este año estoy en la disyuntiva de preparar una ensalada de otoño con uvas  o una ensalada de escarola con queso de cabra. (La semana entrante les contaré cual fue la decisión final). Algo que tampoco pueden faltar son los mazapanes de Toledo (mi Abue era quien siempre los llevaba) y los turrones. A mi me gusta más el de Gijona que el de Alicante. Dulces que siempre hacen la delicias de todos son las bolitas de nuez y los rollos de chocolate con almendra. 

Normalmente llegamos todos y en el proceso  empieza la celebración. Cada quien va colocando los regalos debajo del árbol o en el lugar asignado para tal fin. Confieso que hace varios años que no pongo árbol, y desde que mis pequeñas panteras llegaron a la casa, sospecho que el pino puede acabar en el suelo con todo y esferas. Pongo adornos navideños a prueba de felinos. El año pasado el pirata Jack, con su cómplice Morgan, deshizo los moños de algunos regalos y hubo cierta confusión al haberse revuelto las tarjetas. 

La sobrina pequeña insiste desde que llegamos en abrir todos los regalos y los "grandes" la convencen de esperarse a la tarde. Cuando concluye la comida, en medio de la algarabía y de las veinte conversaciones simultáneas, se abren los regalos. Todo empieza muy ordenado y a los pocos minutos tod@s nos estamos abrazando y dando las gracias, enseñando los obsequios y haciendo las bromas correspondientes. Los sobrinos mayores organizan algún tipo de juego en el que todos podamos participar y nos reímos mucho. Entre chistes, comentarios y juegos pasa la noche y llega la madrugada. 

Mi madre pide a sus nietos en algún momento de la tarde o la noche (antes era a las 12 de la noche) que le pongan al niño Dios pañales y regalitos junto a su pesebre en el nacimiento. Este año San José puede estar tranquilo, ya que no será secuestrado. Mis panteras lo secuestraron el año pasado y el esposo de María apareció semanas después en el rincón de los juguetes felinos junto con sus muñecos de tela, trozos de listón y demás sorpresas con que dos pequeños gatos pueden jugar. 

Casi cuando el sol está a punto de salir, alguien recuerda que tiene sueño y se va. Otros se acuerdan de que los Reyes Magos o Santa Claus llegarán a su casa y tienen que irles a recibir. Normalmente, entre todas (y aquí hago énfasis, pues somos las mujeres quienes organizamos esto, los hombres colaboran poco en el tema...) recogemos la casa de los anfitriones y tratamos de dejarla "como si no hubiera pasado la tropa entera" por ella. 

Quien tiene ánimo, no tiene otro compromiso y se despierta después del desvelón, se reúne el día 25 en alguna casa para "el recalentado" y seguir con el anecdotario del día anterior. 

Para cerrar este post comparto con ustedes a la inolvidable Celia Cruz con la Sonora Matancera en el "Cha cha cha de la Navidad". 



miércoles, 17 de diciembre de 2008

Un toque navideño con sonido flamenco


Pensando en América, Ramona y Pedro

Solamente un Villancico Pirata de Martínez Ares podría hacerme salir de este marasmo navideño. No soy Grinch ni duende antifestivo, pero confieso que esta época del año hace tiempo que dejó de entusiasmarme. Estos días han sido vertiginosos y con poco tiempo para hacer otra  cosa que no sea resolver pendientes de fin de año y asuntos urgentes que han surgido. En todo caso, quiero compartir con ustedes este villancico original y poco escuchado en este rincón del mundo. 

Saluditos. Les invito un ponche.


sábado, 13 de diciembre de 2008

La "gran idea" del secuestro virtual

La versión electrónica de la Revista del New York Times acaba de publicar la edición anual dedicada a las "grandes ideas" del 2008. Aparecen todo tipo de cosas, desde bolsas de aire para las personas mayores, hasta anestesias automatizadas, pasando por "menos privacidad = a menos discriminación". En la letra "I" (las ideas están ordenadas alfabéticamente) aparece "Imaginary Kidnappings" (Secuestros Imaginarios) y el apartado señala como una gran idea los secuestros imaginarios que se llevan a cabo diariamente en México. 

Si, tal como lo leyeron, esta modalidad de extorsión y secuestros aparece como una de las grandes aportaciones de México a las ideas del 2008. La nota me parece patética, por decir lo menos, en tanto que no queda claro si es en tono burlón o quien lo escribió está realmente sorprendido por este "ingenio" del mexicano. Como habitante y ciudadana de este país, esta realidad me parece alarmante porque no la vivo como algo anecdótico, sino como una actividad que se ha convertido en costumbre. 

¿Cómo funciona? De manera muy sencilla: alguien llama a un celular diciendo "Mamá, ayúdame, me quieren matar" y haciendo ruidos. Quien responde a la llamada pregunta "¿Jorge, o Ana?" (según sea el nombre del hijo o hija) e inmediatamente alguien del otro lado de la línea responde: "Tenemos a Jorge y lo vamos a matar si no nos da  XXX cantidad". La persona, evidentemente asustada ante lo que está escuchando, responde a las demandas de los "secustradores", hace lo que le indican y deposita el dinero, compra tarjetas telefónicas para transferir tiempo aire o acude al lugar indicado con los recursos solicitados y -con suerte- no vuelve a saber nada de estas personas. Al poco tiempo se da cuenta de que "el secuestrado" estaba en el cine, o en la escuela o en el trabajo y que en realidad nunca estuvo en peligro, mientras tanto, perdió una cuantiosa suma pensando que su hij@ había estado en peligro. 

Este tipo de narraciones son frecuentes en todos los cafés y conversaciones cotidianas. Cada vez escuchamos a más personas, de todos los niveles educativos y pertenecientes a todos los peldaños socioeconómicos, comentar que esto les sucedió o aconteció a alguna persona de su círculo inmediato. Es tan normal que ya no le sorprende a nadie. 

Sumado a esto están las cifras de los secuestros y extorsiones reales que suceden diariamente. Hoy acaba de ser enterrada Silvia Vargas, la hija del empresario y ex Presidente de la CONADE (Comisión Nacional del Deporte) Nelson Vargas, quien fuera secuestrada hace más de un año y cuyo cuerpo acaba de ser encontrado hace unos días. El hallazgo se debió a la presión que sus padres ejercieron a través de los medios de comunicación y a las investigaciones privadas que realizaron para dar con ella. Las autoridades dieron largas y largas durante todo este tiempo y no hicieron nada hasta que resultó imposible seguir inventando excusas al respecto. Hace unos meses sucedió lo mismo al hijo del empresario Martí, cuyo pequeño también fue secuestrado y asesinado.  Ambos casos han tomado notoriedad porque los directamente afectados han tenido los recursos y la capacidad para hacerse escuchar, pero es la historia de muchos mexicanos diariamente, quienes son víctimas por partida doble: de sus plagiarios y de las autoridades que colaboran con los delincuentes. 

Por esto me resulta irónico que esta patética postal mexicana pueda convertirse en una nota sarcástica y aparecer como "una gran idea" o como prueba del "realismo mágico" que caracteriza a ese "exótico" mundo latinoamericano. Es lamentable que estas "ideas" sean las únicas que podamos aportar al mundo actual. 


viernes, 12 de diciembre de 2008

Dejemos de hacernos.......


Está empezando en México un movimiento ciudadano que se llama Dejemos de Hacernos Pendejos (DHP). Me permito hacer una aclaración al margen para los visitantes no mexicanos: pendejo es un insulto en mi país. Una persona a quien se le llama de esta manera es alguien que tiene características de irresponsable, idiota, cínico, puede o no comportarse como un estúpido, es poco confiable, le gusta hacerse el tonto, es pusilánime, en fin. Aunque se usa mucho, a uno no le gusta ser llamado de esa manera. 

Pues esto movimiento DHP ha surgido como propuesta de un grupo de mexican@s cansados de ver como quienes compartimos la nacionalidad nos hacemos pendejos y miramos "para el otro lado" con todo lo que sucede en este país. Nos quejamos permanentemente de absolutamente todo, pero hacemos poco o nada al respecto. 

Los grandes cambios empiezan por cosas elementales y cotidianas como no tirar basura, no dar mordidas a los policías para que también se hagan pen.... y no nos levanten una multa cuando cometemos una infracción, respetar a los vecinos, comprometernos con la comunidad, exigirle a nuestros diputados que nos rindan cuentas e informen sobre lo que hacen con el dinero que les pagamos vía nuestros impuestos. En fin, implica generar un cambio en la cultura política mexicana desde la sociedad y dejar de esperar que el papá gobierno nos resuelva todo, hasta el estado de ánimo. (Implica también dejar de decir: por culpa del Presidente todo está mal y mi vida está fatal.... frase muy común entre mis compatriotas...)

El resultado dependerá de todos, así que a trabajar desde ¡YA!


jueves, 11 de diciembre de 2008

Internet ¿una amenaza?

Resulta sorprendente que los gobiernos se sientan amenazados por el reto que el internet y conocretamente la blogósfera, representan para sus gobiernos. Tal pareciera que la libertad de expresión suena bien si y sólo si, puede ser relativamente controlada, pero ahora que los bloggers se han (¿o debería decir, nos hemos?) convertido en interlocutores sin censura, los mandatarios tiemblan.

Para muestra, basta un botón (o por lo menos dos).  El gobierno cubano ha impedido que la famosa bloggera cubana Yoani Sánchez (sobre quien ya hemos comentado anteriormente) participara en un foro de bloggeros de Cuba. Resulta que nuestra vecina pone en riesgo a la revolución y quienes pretendían reunirse resultaban una amenaza para la estabilidad de la sociedad cubana. Por otro lado, el Primer Ministro Italiano Berlusconi ha informado que presentará una propuesta ante el G-8 para reglamentar el uso de internet en todo el mundo. Pobre, no tiene idea de los avances de internet y de las nuevas tendencias. ¿Se habrá percatado del peso del internet y de los bloggers en la reciente elección estadounidense y le darán miedo la competencia y el poder de la palabra?

miércoles, 10 de diciembre de 2008

Lecciones de vida: los animales, una vez más

Sucedió en  Chile. Los animales tienen tanto que enseñar a los humanos, y nosotros insistimos en no querer aprender y en tratarles mal.  No dejen de verlo, es realmente conmovedor. 

domingo, 7 de diciembre de 2008

El lápiz que no tenía futuro

Cuando quería escribir sobre el futuro le resultaba imposible hacerlo. Simplemente no podía. Desde pequeña se había acostumbrado a escribir con ese lápiz y al paso de los años no había encontrado la manera de hacerlo con ningún otro, menos con una pluma o plumón. Tenía que ser ese lápiz negro, con goma que jamás borraba, No. 2H y con la punta siempre afinada. 

A sus sesenta años se había dado cuenta de que la tristeza que le embargaba tenía que ver con el lápiz. Escribía y escribía, pero irremediablemente las palabras la remitían al pasado. No podía escribir sobre el futuro, todo -aunque tuviera otra idea- lo que salía de su cabeza y se plasmaba en las palabras que redactaba el lápiz se referían a lo que había pasado en su vida: sus tristezas, abandonos, alegrías, dolores, angustias, desesperanzas, malestares. Imaginaba una vida distinta a la suya y cuando quería escribirla para narrarla y darle vida lo único que salía de ese lápiz era lo que ya había vivido. No podía poner nada nuevo sobre el papel. Era como si el pasado que habitaba a ese lápiz la estuviese esclavizando. 

¡Eso era! Era esclava del pasado que daba vida al lápiz. Por eso era que nunca se hacía pequeño; le sacaba punta y la punta se afilaba, pero jamás se hacía más pequeño. No estaba segura, pero creía tener la sensación de que inclusive, con el paso de los años el lápiz había crecido. Ya no podía guardarlo en el estuche de los años anteriores, parecía estarla obligando a comprar un estuche nuevo para albergar el tiempo transcurrido que se había escondido en ese trozo de madera, con figura octagonal y relleno de grafito. 

Durante poco más de cinco décadas y media se había acostumbrado a él. Nunca se había animado a escribir con pluma pues la manera de deslizarse de la punta la desconcertaba. El lápiz le daba más seguridad, no había manera de que el papel se ensuciase si la tinta se concentraba en un punto, además, sabía que la goma podría borrar sus errores, aunque a decir verdad, nunca la había usado. Si hubiera podido borrar, seguramente habría podido borrar el pasado. Le tenía cariño al lápiz, lo conocía tan bien y éste parecía leerle los pensamientos.

Lo que es un hecho es que ya tenía algunos meses empezando a sentirse incómoda. Desde el día que quiso escribir sobre el futuro y se dio cuenta que el lápiz no la dejaba empezó a albergar todo tipo de ideas. No se atrevía, sin embargo, a usar una pluma. Lo había intentando pero había sido en vano. No pasaba nada. 

La nostalgia por el futuro la empezó a embargar. Un día, a media tarde, sin que lo esperase o algo se lo hubiera anticipado, se levantó de la mesita de trabajo que tenía junto a la ventana, respiro, estiró el brazo en dirección al estuche, con los dedos sintió el lápiz, lo tomó y lo puso frente a su cara. Lo observó con detenimiento. Lo conocía bien. Su otra mano llegó lenta y tranquilamente al extremo opuesto del lápiz y con un movimiento repentino e inexplicable, lo jaló hacia abajo mientras la mano que lo detenía originalmente se mantuvo en su posición. El lápiz se partió en dos. Como si sus manos tuvieran vida propia y no obedecieran otra instrucción más que una interna, tomaron cada una de las partes y la volvieron a romper. Lo siguieron haciendo hasta que quedaron varios pedazos de lápiz esparcidos por el suelo. 

Ella se sentó de nuevo en la silla, miró el atardecer y sonrió. Ya podría escribir sobre las puestas de sol que vendrían y no sobre las que habían transcurrido en su vida. 

sábado, 6 de diciembre de 2008

Jugando a la guerrita

La estética de la violencia, el terrorismo y la guerra sigue llegando a los niños de todas las edades. La empresa Lego acaba de sacar al mercado un juguete, Bandit Mr. White, que imita a un combatiente terrorista musulmán. Cuesta 14 dólares, está cubierto con un turbante blanco, tiene un rifle de asalto, granadas y pequeñas bombas en un cinturón que porta sobre el pecho. 

Hace tiempo comentaba que me impresiona la forma en que la estética de la violencia se ha infiltrado en el mundo de la moda, en referencia a una pasarela de John Galliano en donde se resaltaba el estilo de "heridos" e inclusive ahorcados vivientes de los modelos. Ahora encuentro estos juguetes que están absolutamente de moda pues reflejan el "mood" de nuestro tiempo, en donde la violencia, la guerra y el terrorismo se han convertido en un video juego. Cada vez más países en el mundo vivimos esta realidad, el asunto es que de ser un tema de los noticieros y de preocupación de las autoridades y la sociedad que la padece se ha trasladado a una realidad "para jugar" en el universo infantil.  Ser terrorista ahora es una opción para jugar, para construir un mundo imaginario que a la larga se convertirá en un referente de la infancia de los futuros adultos y adolescentes.  Si el ataque en Bombay se vio en la tele de la misma forma en que la gente podía observar una telenovela, ¿cuál es la diferencia entre uno de esos "muñequitos que corren con armas y matan gentes" y los muñequitos de Lego?   

Entiendo que la violencia en el mundo abre un nicho de oportunidad en el mercado de los juegos infantiles, pero no deja de parecerme patético que se construya esta opción existiendo alternativas para desarrollar las capacidades de los niños. ¿Será que pronto saldrán al mercado muñequit@s flacos con un enorme vientre para simbolizar a los miles de niños que padecen hambruna en el mundo, o barbies con sida, o tal vez bebés con rostros quemados simulando a los niños de la guerra? Los juegos, según entiendo, buscan desarrollar talentos y habilidades en los pequeños de acuerdo a sus edades, ¿será un acto subversivo ayudarles a desarrollar la sensibilidad y el respeto por el prójimo, o tomar conciencia de la poco amable realidad en muchos rincones del planeta? 

viernes, 5 de diciembre de 2008

Mujeres en el Gabinete de Obama

Pues si, Barack Obama ha sorprendido al mundo con los nombramientos de las últimas semanas y confieso que me da muchísimo gusto encontrar a mujeres en la lista: Christina Romer, Melody Barnes, Hillary Clinton, Susan Rice y Janet Napolitano. Unas forman parte del Gabinete Económico y otra parte del Gabinete de Seguridad. (Aquí y aquí pueden ver algunas cosas  sobre el tema en Mujeres Construyendo.)



Posiblemente el nombramiento más esperado y polémico sea el de Hillary Clinton, sin embargo, la diversidad de perfiles e historia profesional de cada una me plantean una serie de preguntas: 

1. ¿Qué efecto tendrá sobre el proceso de toma de decisiones la presencia e impacto de cada una? 

2. El tipo de liderazgo de cada una será un tema a considerar. Tradicionalmente se ha esperado que quienes ocupan puestos de primer nivel dediquen el 99.99% de su tiempo al trabajo, y posiblemente la única que tenga las condiciones para vivirlo en esos términos sea Janet Napolitano, sin embargo las demás no, o no del todo. ¿Cómo combinarán sus vidas personales con sus demandas profesionales? 



Además de esto, será interesante ver cómo ejercen sus respectivos estilos a ese nivel. El estilo de liderazgo  femenino es distinto al masculino; tendemos a ser más "dialogantes" en corto que en grupos grandes; difícilmente interrumpimos en reuniones de más de 3 ó 4 personas y tendemos a no "presumir" nuestros logros y avances. ¿Será que así actuarán en sus respectivas posiciones? ¿Cómo lograrán incidir en el último tomador de decisiones en el ejecutivo, es decir, Barack Obama? Será interesante seguir de cerca su actuación, sus logros y lo que se diga sobre su trabajo y estilo como líderes en sus respectivas oficinas. 



3. ¿Cuál será el efecto de la presión mediática en sus vidas y en su desempeño? Algunas de ellas tienen mayor presencia mediática (Hillary Clinton, claramente) o tal vez Janet Napolitano; sin embargo, no es lo mismo tener cobertura como ex Primera Dama o como Gobernadora de Arizona que como Secretaria de Estado o como Secretaria del Ministerio del Interior. 

En fin, Estados Unidos ya se había tardado en incorporar mujeres al área central de la toma de decisiones políticas. Falta una mujer sentada en la Oficina Oval... pero hay que darle tiempo al tiempo, ya llegará. 

Si quieren dar seguimiento al Equipo de Transición Obama-Biden, visiten Change.gov

jueves, 4 de diciembre de 2008

Ellos también hacen de las suyas

Pues si, los animales también hacen de las suyas y pueden obligarnos a dejar escapar una sonrisa. Espero que disfruten estas travesuras. 


La primera semana de Diciembre

Lo que voy a decir es una obviedad: ¡Cómo pasa el tiempo! Recuerdo estar escribiendo en Conversaciones de Café hace un año con cierta desconfianza pues este espacio y todos sus artilugios me causaban cierto temor. Aprendí a escribir en la máquina de escribir manual y el mundo de las computadoras y el internet los viví "ya entrada en años".  Han significado todo un descubrimiento y sobre todo, un reto. 

Si pienso todo lo que ha sucedido este año me sorprendo: lo reciente es que Barack Obama ha ganado como presidente en Estados Unidos; confieso que mi apuesta era Hillary, pero me maravilla la capacidad de renovación y cambio en ese país. En México el número de muertos a causa del narcotráfico y el crimen organizado ha superado al número de muertos en Iraq. La violencia contra los animales no ha disminuido aunque felizmente han habido acuerdos internacionales que están limitando el tráfico de pieles y me queda el consuelo de saber que los medios de comunicación, al menos los alternativos, toman conciencia del hecho y hablan cada vez más por quienes no tienen voz. El número de bloggers, y mujeres bloggeras mayores de 35 años ha incrementado de manera notable en los últimos meses. El internet se ha convertido, como lo presagiaron los estudiosos de la comunicación hace años, en un espacio de la política y del quehacer público. El uso de teléfonos celulares ha incrementado en el mundo de tal forma que ahora hasta los pequeños van a la escuelita con su "móvil" en la mano. Vivimos una de la crisis financieras más profundas de los últimos 100 años y nos encontramos a la mitad de la misma. El calentamiento global no ha sido resuelto. La bioética se ha convertido en la nueva rama de la filosofía y se ha convertido en la disciplina para repensar el desarrollo científico y su relación con el ser humano. 

Estos son los temas que salieron rápidamente del teclado de mi Mac y seguramente ustedes pensarán en más. Lo que es un hecho es que en este último año han sucedido hechos y procesos que siguen redefiniendo el rumbo de la humanidad y el tejido social tal y como lo conocemos. No quiero sonar nostálgica del pasado (finalmente el pasado es algo conocido y ya no es necesario redescubrirlo ni redefinirnos en él); ahora corresponde redefinir el mundo hacia delante y repensar nuestro papel como individuos y como sociedad en él. 

En fin... supongo que el frío decembrino y el cierre del año invitan a reflexionar sobre los finales y los nuevos comienzos. 

Les envío un abrazo acompañado de un rico y caliente ponche. 

lunes, 1 de diciembre de 2008

La muerte siempre llega antes de tiempo


Para mi adorada Abuelita Guty

Creo que así es, la muerte siempre llega antes de tiempo, aunque sepamos que irremediablemente llegará para todos, para la gente que amamos y para nosotros mismos. Aprender a convivir con ella también significa reconocer las dimensiones de la vida; no hay vida sin muerte ni muerte sin vida. ¿Qué sería de nosotros si no existiera la muerte? ¿Caminaríamos cada día de la misma manera si la gente a la que amamos durara para siempre? ¿Nos motivarían las mismas cosas si supiésemos que no tenemos los días contados? Pienso que no. La finitud le da sentido a nuestras relaciones y es uno de los motores de nuestras acciones. 

El mes que concluye fue un mes de intensos duelos.  Me despedí de personas entrañables y de dos grandes amores en mi vida: mi prima Pilar y mi Abue Guty. Una de 44 años, la otra de 102. Entre una despedida y otra transcurrieron trece días. Las he llorado profundamente pero también siento una inmensa gratitud por haber compartido mi vida con ellas. 

Creo que en estos casos no hay mucho que decir, tan sólo queda sentir y seguir. Me decía una persona muy querida que el mayor compromiso que tenemos con las personas que amamos y que se van es vivir, vivir intensamente y con compromiso. 

En esta noche decembrina y nostálgica quiero leer el famoso poema de W. H Auden "Funeral Blues"


Stop all the clocks, cut off the telephone,
Prevent the dog from barking with a juicy bone,
Silence the pianos and with muffled drum
Bring out the coffin, let the mourners come.

Let aeroplanes circle moaning overhead
Scribbling on the sky the message He is Dead.
Put crepe bows round the white necks of the public doves,
Let the traffic policemen wear black cotton gloves.

He was my North, my South, my East and West,
My working week and my Sunday rest,
My noon, my midnight, my talk, my song;
I thought that love would last forever: I was wrong.

The stars are not wanted now; put out every one,
Pack up the moon and dismantle the sun,
Pour away the ocean and sweep up the woods;
For nothing now can ever come to any good.


Imagen: PDPhoto.org