Ir al contenido principal

35 lecciones del 2014

Un ejercicio que me gusta hacer al finalizar cada año (el cual hago cuando cumplo años y cuando empieza un nuevo año) es reflexionar sobre las lecciones y aprendizajes del período que acaba de concluir. 

La vida es una sucesión de lecciones, a veces las vemos, otras no, pero el aprendizaje está ahí para quién quiera tomarlo y pueda verlo. 

Para finalizar el 2014 hice una lista de las cosas que ese año me enseñó y  encontré 34 cosas que me gustaron y me parecieron valiosas del ciclo del que nos acabamos de despedir: 

1. Las vacaciones son necesarias. ¿Muy obvio? Tal vez, pero para una adicta al trabajo y en un contexto cultural como el mexicano en que tomar vacaciones es mal visto, me resultó una gran “neta”. 

2. Hay que tomarse en serio pero reírse mucho de una misma. Somos importantes, ni quien lo dude, pero no tanto como para no podernos reír de nuestras burradas. 

3. Los abogados son un mal necesario, pero hay que buscar al mejor para tenerlo cerca cuando haga falta. Uno nunca sabe. 

4. Haz cosas con las que sientas un compromiso casi indescriptible y que te apasionen enormemente. 

5. Es importante cambiarse de peinado. Los cambios son buenos e innovar sobre nuestra cabeza (metafórica y literalmente) cae bien. 

6. Nunca dejes de aprender. A estas alturas de mi vida me parece que uno debe ir por la vida con actitud de eterna aprendiz. 

7. Si no sabes, pregunta. El gran error es quedarse con la duda. 

8. Defiende y cuida a los seres que amas con todo el corazón. 

9. Ve despacio y con calma cuando tienes prisa. Mejor llegar bien y con aire que sofocada o sofocado y sin aliento para disfrutar el camino y hacer las cosas como dios manda. 

10. Decir “no” es un sano ejercicio. ¿En dónde aprendimos, y asumimos, que siempre hay que decir “si”?

11. Dale espacio en tu agenda a las actividades y tiempos que son importantes para ti. Si no lo haces, acabarás con la eterna cantaleta de “no tengo tiempo” y en efecto, no lo tendrás para hacer lo que quieres porque… no se lo has dado. 

12. Un buen o buena coach es un regalito de la vida. 

13. El trabajo es importante, importantísimo, pero ni somos nuestro trabajo ni es todo en la vida. 

14. Viajar no sólo ilustra, es divertidísimo.

15. Disfruta los procesos, no te concentres sólo en los resultados. 

16. No tomes las cosas que suceden como si fueran personales. Cada persona vive y responde en función de sus propias locuras, limitaciones y capacidades. ¿Por qué nos deben afectar las incapacidades ajenas? 

17. Cuando aparezca cupido, disfrútalo. No importa la duración de su presencia, sólo disfrútalo. 

18. Nada es para siempre. 

19. Toma fotos, muchas fotos. Juega con la luz y las sombras. 

20. Escucha los amaneceres y déjate sorprender por sus colores. 

21. Disfruta a tu madre, si es que tienes la fortuna de que aún esté viva. 

22. Delega. Es una gran oportunidad para que las personas crezcan y aprendan y para que tú dediques tus talentos a otras cosas. 

23. Practica QiGong todo lo que puedas. (Y si practicas otra disciplina, practícala.)

24. Dale espacio al silencio en tu vida. 

25. Ríete todo lo que puedas, siempre que puedas. 

26. Respeta a los animales como respetas a las personas. Son seres que sienten, piensan, dan amor y lo saben recibir. 

27. Toma una sesión de masajes cada vez que puedas. 

28. Viaja al mar para limpiar tu alma, pensamientos y cuerpos. Es sanador. 

29. Camina mucho y sube las escaleras en lugar de tomar el elevador. 

30. Tira, regala, dona todo lo que no uses y que ya no tenga razón de ser en tu vida. Al morir no nos vamos a llevar nada, por cierto. 

31. Lee mucho, mucho, mucho. 

32. Acepta apoyo y ayuda cuando te lo brinden. 

33. Firma un convenio de compra-venta cuando quieras comprar una casa y no des por sentado que las personas respetarán su palabra. Aprende a ver por tu bienestar e intereses. 

34. Toma vacaciones digitales. La tecnología es para que la uses, no para que vivas en función de ella. 

35. Dale cabida a la alegría y la felicidad en tu vida. Tiene una función terapéutica, sanadora y productiva. Aprovecha esta medicina natural. 



¿Cuáles fueron tus aprendizajes del 2014? ¿Me los cuentas? Los puedes anotar aquí abajo en los comentarios. Me encantará que los compartas conmigo y te lo agradezco de antemano. 


@LaClau





Podemos seguir conversando en Twitter: @LaClau

Comentarios

Entradas populares de este blog

Se me olvidó que te olvidé...

Pues así, simplemente, se me olvidó que te olvidé...

_______ooo________

"Se me olvidó que te olvidé" Letra: Lolita de la Colina
Interpretación: Bebo y el Cigala (2003) y Abuelos de la nada (1982)


Yo te recuerdo cariño,
mucho fuiste para mi,
siempre te llamé mi encanto,
siempre te llamé mi vida,
hoy tu nombre se me olvida.
Se me olvidó que te olvidé
se me olvidó que te dejé,
lejos muy lejos de mi vida,
se me olvidó que ya no estás,
que ya ni me recordarás,
y me volvió a sangrar la herida...
Se me olvidó que te olvidé
y como nunca te encontré
entre las sombras a escondidas,
y la verdad no se porqué,
se me olvido que te olvidé
a mi que nada se me olvida.

José Guadalupe Posada en el Día de Muertos

Los mexicanos nos reímos de la muerte, aunque sea uno de los temas que más nos aterran. Convivimos con ella y en los Días de Muertos y de Todos los Santos (1 y 2 de noviembre) hacemos ofrendas para aquellas personas que ya se fueron. Los recordamos con sus fotos, con la comida que les gustaba comer, con sus prendas y música favorita. En estos días, los cementerios se llenan de colores y los recorre un inusual murmullo lleno de regocijo y algarabía. Es común ver vendedores de "alegrías" recorriendo los pasillos entre las tumbas y observar niños jugando y descubriendo o tratando de develar los secretos que guardan los sepulcros. Estos son los únicos días en que los panteones no dan miedo y los muertos comparten con los vivos.
Por ello es que quiero hablar hoy de José Guadalupe Posada de ese célebre artista y grabador mexicano que inmortalizó la muerte (¿acaso no es inmortal ya?) con su obras de calaveras y las llenó de vitalidad a través de sus cuadros. En este país a la muer…

Feliz Día de NO San Valentín

Lo confieso. Si, es una confesión.
El 14 de febrero nunca me ha emocionado.
Siempre me ha parecido una fecha, una celebración y un día un poco cursi. Tanto corazón me abruma y me parece tan comercial que no le encuentro mucho sentido.
La invitación de Ana Paola Villegas y Lupita del Toro Bogdanski en el Grupo de Blogueras MX para escribir posts en nuestros blogs con motivo de la fecha me ha parecido una gran provocación y un buen punto de partida para darle una pensada al día y a su sentido desde otra óptica.
¿En qué momento una tradición pagana, adoptada por la Iglesia Católica Romana en la cual se adoptó a San Valentín como el patrón de los enamorados se, convirtió en un día en el que todo el mundo “regala” amor y los “te quieros” se escuchan por todas partes, aunque el día previo o el subsecuente los silencios, la indiferencia o el franco desamor estén presentes sin recato alguno?
Creo que aquí está la clave: en “hacer”, no en “regalar” ni “comprar”.
De repente las fechas,…