lunes, 19 de junio de 2017

Maravillosos lunes



Los lunes pueden resultar días insípidos y poco motivantes. Después de un fin de semana ¿quién quiere trabajar?  

La respuesta inmediata puede ser: Yo no. 

Sin embargo, la respuesta puede ser otra, y no depende de nadie más que de uno/a. ¿De qué depende? De lo que haces y qué tanto te gusta. 

Si, así de claro: si lo que haces no te gusta, no te apasiona y te ahoga en la monotonía, ¿quién quiere que llegue el lunes? No se trata de hacer afirmaciones tipo: "los lunes me apasionan" ni mucho menos. Se trata de hacer un ejercicio de absoluta sinceridad con uno mismo y descubrir por qué lo que haces no te apasiona. 

Soy de la idea de que la vida se va muy rápido como para dedicarla a cosas que no nos hacen felices ni mejores y que no contribuyen a que el mundo en el que vivimos (y que empieza en nuestra propia casa) sea mejor.  No estoy diciendo, tampoco, que tires todo a la borda y que averigües en el proceso qué te gusta. Si estás en la posición financiera, familiar y laboral de hacerlo, adelante, pero la mayoría de las personas no. 

Chi va piano va lontano, dicen los italianos. Quien va despacio llega lejos. 

A mi me ha funcionado en la vida hacer muchas cosas que me gustan y no dedicarme sólo a una.  La felicidad es un proceso, no un punto de llegada, y el proceso de cumplir metas que me he pleanteado, todo lo que aprendo en el camino, las preguntas que me hago, las personas que conozco en el trayecto y los resultados que obtengo -aunque me equivoque- me fascinan. Es la suma de todos esos factores la que me hace feliz. 

Por supuesto que he vivido momentos en los que lo hago que no me gusta. Se ven señales rojas por todas partes, sobre todo cuando los lunes y todos los días en la mañana me aferro a las cobijas y no quiero salir de mi guarida nuclear llamada cama. Es el primer indicador de que algo en mi vida no va bien.

Cuando eso sucede es el momento de tomar decisiones. Nadie mejor que uno para saber qué te gusta y qué no.  Las causas de nuestro malestar pueden ser muchas: desde la jefa, los compañeros de trabajo, el transporte, el tráfico, muchas causas externas, pero en el fondo, es la decisión que uno toma sobre cómo enfrentar aquello lo que hace la diferencia.  

¿Qué puedes hacer?
  1. Haz una lista escrita, o mental, de las cosas que haces todos los días y observa cuáles te gustan, te apasionan y cuáles de plano, no te motivan en lo más mínimo. 
  2. Cuando veas lo que te motiva y lo que no, analiza que es lo que te gusta de lo primero, y qué es lo que no de lo segundo.  
    • Sobre esto último: ¿Hay algo que puedas modificar? Recuerda que a las demás personas no puedes cambiarlas, lo que si puedes es cambiar tu actitud respecto a la situación.  
    • ¿Qué tendría que suceder para que te gustara estar en donde estás? ¿Hay algo que puedas hacer al respecto? Si la respuesta es si, manos a la obra. Ponte metas y tiempos para hacerlo. 
    • Si la respuesta es no, es tu decisión seguir invirtiendo tiempo -el único recurso que no puedes recuperar- en ese lugar o en esa situación. 
La vida consiste en tomar decisiones, y no decidir es una manera de decidir. A nadie puedes hacer responsable de tus decisiones, son tuyas, y a ti te corresponde hacer lo necesario para vivir lo que te gusta, motiva, hace feliz y saca lo mejor de ti. 

Si los lunes empiezas mal, es altamente probable que el resto de la semana el panorama no mejore. ¿Por qué no invertir un momento en desmenuzar este lunes para ver qué rescatas de él y qué puedes modificar para vivir lo que te gusta? Sería una pena desperdiciar el próximo lunes con lo mismo, y así sumar lunes frustrantes a lo largo de la vida ¿no?

Recuerda, para llegar lejos, empieza despacio, empieza rescatando este lunes y el próximo para que las semanas que vives, planeas y organizas valgan la pena y saquen lo mejor de ti. 
No olvides dejarme tu opinión aquí abajo en la sección de comentarios y cuéntame qué haces cuando te enfrentas a situaciones así. ¿Te gustan los lunes?









Podemos seguir conversando en Twitter: @LaClau Instagram: @ClaudiaCalvinV

No hay comentarios: