Ir al contenido principal

Recuerdo cuando se conmemoraba el 25 de noviembre como Día Internacional contra la Violencia hacia las Mujeres

Cómo hemos cambiado. Recuerdo cuando hace algunos años el 25 de noviembre era conmemorado en todo el mundo por ser el Día Internacional contra la violencia hacia las mujeres. Creo que fue porque El 17 de diciembre de 1999, a través de la resolución 54/134, la Asamblea General de las Naciones Unidas declaró ese día Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, e invitó a los gobiernos, las organizaciones internacionales y las organizaciones no gubernamentales organizar en ese día actividades dirigidas a sensibilizar a la opinión pública respecto al problema de la violencia contra la mujer. Desde 1981, las militantes en favor del derecho de la mujer se dedicaron cada año en esa fecha a decir NO a la violencia contra las mujeres.

¡No sé ni cómo fue que nos acostumbramos a que la violencia fuera una manera común y cotidiana de relacionarnos entre mujeres y hombres! Ahora que lo pienso, las cifras eran francamente, brutales: cada año morían 5 mil mujeres por crímenes de honor,
la primera experiencia sexual de la mayoría de las mujeres no era una experiencia consensual sino producto del abuso, 12% de las mujeres vivían malos tratos durante su embarazo, 1 de cada 3 mujeres en América Latina era víctima de la violencia, 45% de las mujeres en el Continente Americano eran amenazadas por sus parejas y 60% de las mujeres en todo el mundo habían vivido por lo menos una vez en su vida violencia física.

A muchas mujeres que iban a levantar denuncias sobre violencia intrafamiliar les decían que seguramente era porque habían provocado a sus parejas. En México existía una disparidad tal en las leyes que había estados de la República en los que era mayor la pena por robar una vaca que por violar a una mujer. Se traficaban niñas en todo el mundo y en las zonas de guerra, las niñas eran no sólo reclutadas forzosamente como soldados sino que las obligaban a servir como esclavas sexuales de los mandos superiores del ejército.

Al recordar esto me da un escalofrío. ¿Cómo era posible que el mundo fuera tan indiferente a esta realidad? La violencia cotidiana no era una noticia, era un hecho más de los muchos que se informaban y al que ya nadie le prestaba particular atención.

¡Cuánto hemos avanzado! Hoy es tan raro escuchar hablar de la violencia. Cuando un hombre le pone la mano encima a una mujer, al pobre le va como en feria, además de que es obligado a tomar terapia pues se ha reconocido que él aprendió a relacionarse de esa manera porque muy posiblemente él también fue víctima de la violencia a temprana edad.

Ya no se ejerce violencia en las familias, ni contra los integrantes humanos ni animales. En las escuelas, la calles y los círculos de convivencia social se apoya a las personas que la llegan a vivir y hay redes de apoyo por todas partes para que esto afecto lo menos posible a quienes la viven y a quienes les rodean.

Me decían que estaba loca cuando lo propuse, pero internet se convirtió en un espacio de denuncia y de construcción de conciencia a favor de la paz y la equidad. Cada día más mujeres empezaron a denunciar los hechos, a generar conciencia y muchos hombres se sumaron también a la propuesta al imaginar que sus hijas podrían ser víctimas de este abuso. El poder denunciar en las instancias correspondientes este tipo de abuso y poder transmitir en vivo imágenes de personas ejerciendo la violencia hizo que ésta disminuyera.

En fin. Nunca imaginé estar sentada frente a mi computadora un 25 de noviembre tranquilamente en mi casa sin tener que denunciar esto o participando en algún foro para erradicar la violencia contra las mujeres. Pensé que nunca me tocaría vivirlo, pero afortunadamente si, y aquí estoy dando cuenta de esto.

____________

Espero que este post sea el anticipio de una realidad anhelada por muchas mujeres y hombres en todos los rincones del planeta. Espero que en un futuro no muy lejano el 25 de noviembre sea un día más en el calendario y no una fecha que nos siga recordando que la violencia es una manera cotidiana de coexistir en nuestras sociedades....



Comentarios

Minuet ha dicho que…
Estoy segura de que el 25 de Noviembre será tan solo una reseña en un futuro, pero para eso hay que hacer como tú, hablar, gritar, actuar... entre todas, entre tod@s... por cualquier vía.. la paciencia aquí no tiene cabida..

Gracias por esta entrada, y sobre todo por tu forma de plantearla, desde la esperanza sin dejar la lucha..

Besos y tan sólo dejar este número 016.. lo demás sobra
LaClau ha dicho que…
Minuet,
Bienvenida y gracias por tu comentario. Tenemos que seguir sumando voces, decir, decir, gritar, poner el dedo en la herida.... todo, menos hacernos cómplices de la violencia con nuestro silencio.

Besos y muchas gracias,

Entradas populares de este blog

Se me olvidó que te olvidé...

Pues así, simplemente, se me olvidó que te olvidé...

_______ooo________

"Se me olvidó que te olvidé" Letra: Lolita de la Colina
Interpretación: Bebo y el Cigala (2003) y Abuelos de la nada (1982)


Yo te recuerdo cariño,
mucho fuiste para mi,
siempre te llamé mi encanto,
siempre te llamé mi vida,
hoy tu nombre se me olvida.
Se me olvidó que te olvidé
se me olvidó que te dejé,
lejos muy lejos de mi vida,
se me olvidó que ya no estás,
que ya ni me recordarás,
y me volvió a sangrar la herida...
Se me olvidó que te olvidé
y como nunca te encontré
entre las sombras a escondidas,
y la verdad no se porqué,
se me olvido que te olvidé
a mi que nada se me olvida.

José Guadalupe Posada en el Día de Muertos

Los mexicanos nos reímos de la muerte, aunque sea uno de los temas que más nos aterran. Convivimos con ella y en los Días de Muertos y de Todos los Santos (1 y 2 de noviembre) hacemos ofrendas para aquellas personas que ya se fueron. Los recordamos con sus fotos, con la comida que les gustaba comer, con sus prendas y música favorita. En estos días, los cementerios se llenan de colores y los recorre un inusual murmullo lleno de regocijo y algarabía. Es común ver vendedores de "alegrías" recorriendo los pasillos entre las tumbas y observar niños jugando y descubriendo o tratando de develar los secretos que guardan los sepulcros. Estos son los únicos días en que los panteones no dan miedo y los muertos comparten con los vivos.
Por ello es que quiero hablar hoy de José Guadalupe Posada de ese célebre artista y grabador mexicano que inmortalizó la muerte (¿acaso no es inmortal ya?) con su obras de calaveras y las llenó de vitalidad a través de sus cuadros. En este país a la muer…

Feliz Día de NO San Valentín

Lo confieso. Si, es una confesión.
El 14 de febrero nunca me ha emocionado.
Siempre me ha parecido una fecha, una celebración y un día un poco cursi. Tanto corazón me abruma y me parece tan comercial que no le encuentro mucho sentido.
La invitación de Ana Paola Villegas y Lupita del Toro Bogdanski en el Grupo de Blogueras MX para escribir posts en nuestros blogs con motivo de la fecha me ha parecido una gran provocación y un buen punto de partida para darle una pensada al día y a su sentido desde otra óptica.
¿En qué momento una tradición pagana, adoptada por la Iglesia Católica Romana en la cual se adoptó a San Valentín como el patrón de los enamorados se, convirtió en un día en el que todo el mundo “regala” amor y los “te quieros” se escuchan por todas partes, aunque el día previo o el subsecuente los silencios, la indiferencia o el franco desamor estén presentes sin recato alguno?
Creo que aquí está la clave: en “hacer”, no en “regalar” ni “comprar”.
De repente las fechas,…