Ir al contenido principal

Estar bien en tiempos de crisis

¿Estás cansad@ de escuchar siempre que todo va mal en el mundo, en el país, en la colonia, en la calle y con tus vecinos? ¡Yo también!

Efectivamente, hay muchas cosas que están mal en el mundo, pero en la medida en que sigamos concentrados en todo lo que va mal....¡le estamos dando fuerza a lo que no funciona!

Siempre me he preguntado ¿Por qué no nos concentramos de la misma forma y con la misma fuerza en las cosas que si funcionan? ¡Hay cosas que si funcionan! El bienestar de un país y del mundo no se instaura por decreto ni con una alianza militar y un bombardeo para generar un cambio.

Las grandes montañas están constituidas por partículas milimétricas de tierra. Los mares están formados por gotas. Las playas por granos de arena. Las grandes transformaciones empiezan en los cambios de actitud de las personas.

Si quieres cambiar al mundo tienes que empezar por cambiarte a ti mism@. Es tan sencillo decir: que cambien los demás, no yo. Todo iría bien si X o Z fuera diferente. ¿Te has preguntado que tienes que cambiar tú para generar un cambio positivo en tu entorno?

Me dirán: suena fácil decirlo, pero estar bien cuando todo marcha mal no es sencillo. Tienen razón. ESE es justamente el desafío. Estar bien para ser parte de la solución y no del problema. Estar bien, para que nuestro bienestar interno no dependa de lo que diga el presidente, de los ladridos del perro del vecino, de la cara que nos puso el señor del coche que iba a un lado de nosotros, de que alguien nos diga que nos vemos bien o no.

Estar bien es una decisión interna, que implica trabajo interno, apoyo y dedicación también. Si dejamos de quejarnos y empezamos a buscar soluciones a las situaciones que nos molestan desde nuestra esfera y desde donde nuestro ámbito de acción nos permite dejaremos de ser eco de la crisis y podremos convertirla en nuestra propia catapulta de crecimiento.

¿Han estado bien a pesar de que en su entorno las cosas no funcionen al 100%?

Link de la imagen

Podemos seguir conversando en Twitter: @LaClau

Comentarios

donefe ha dicho que…
Me parece que para cambiar al mundo, primero hay que empezar por uno mismo.

Vamos a identificar como somos en el mundo, en cosas tan simples como la manera en que tratamos a los demás desde nuestro jefe hasta al niño que mendiga por una moneda. Ser objetivo y reconocer que más de las veces somos corruptos, negligentes, superficiales, arrogantes, groseros, insoportables, "a pain in the ass". Admitir que somos así es lo más difícil y a veces doloroso.

Y es en esa misma proporción que tenemos chance de cambiar, evolucionar y en una de esas, influir en los demás. Y si bien todos somos diferentes y el proceso de cambio en cada persona será diferente, TODOS tenemos algo en común "queremos ser felices y no queremos estar solos", así que cuando estemos dispuestos a cambiar, hagámoslo junto a alguien más y de ese modo el mundo y nosotros podemos ser mejores.

Gracias Clau
Assilem ha dicho que…
Es un desafío tremendo, de verdad. Y lo más enervante es que todo va en la actitud y uno mismo... Rayos, a veces uno no quiere ni salir de la cama, ¿cómo salir del pantano?

En esos casos, creo que lo mejor es escuchar música, ver una comedia y recordar que la vida es más que el trabajo que uno hace, la carrera que uno estudia o las cosas que nos faltan. Y tienes razón, es mejor ser parte de la solución.

Saludos!
LaClau ha dicho que…
Donefe,
Cierto, cierto, cierto. El mundo cambiará cuando nos atrevamos a ver en nuestro interior y a cambiar... Sin eso, todo lo demás será maquillaje.
Gracias por la visita y el comentario.
HYLT.
LaClau ha dicho que…
Assilem,
Ese es el reto, más cuando hemos crecido en una cultura en la que la corresponsabilidad es inexistente y en donde nos han dicho que tienen que ser diferentes los demás para que nosotros podamos estar bien.
Gracias por venir a visitar. Lo agradezco mucho. Un abrazo.

Entradas populares de este blog

Se me olvidó que te olvidé...

Pues así, simplemente, se me olvidó que te olvidé...

_______ooo________

"Se me olvidó que te olvidé" Letra: Lolita de la Colina
Interpretación: Bebo y el Cigala (2003) y Abuelos de la nada (1982)


Yo te recuerdo cariño,
mucho fuiste para mi,
siempre te llamé mi encanto,
siempre te llamé mi vida,
hoy tu nombre se me olvida.
Se me olvidó que te olvidé
se me olvidó que te dejé,
lejos muy lejos de mi vida,
se me olvidó que ya no estás,
que ya ni me recordarás,
y me volvió a sangrar la herida...
Se me olvidó que te olvidé
y como nunca te encontré
entre las sombras a escondidas,
y la verdad no se porqué,
se me olvido que te olvidé
a mi que nada se me olvida.

Feliz Día de NO San Valentín

Lo confieso. Si, es una confesión.
El 14 de febrero nunca me ha emocionado.
Siempre me ha parecido una fecha, una celebración y un día un poco cursi. Tanto corazón me abruma y me parece tan comercial que no le encuentro mucho sentido.
La invitación de Ana Paola Villegas y Lupita del Toro Bogdanski en el Grupo de Blogueras MX para escribir posts en nuestros blogs con motivo de la fecha me ha parecido una gran provocación y un buen punto de partida para darle una pensada al día y a su sentido desde otra óptica.
¿En qué momento una tradición pagana, adoptada por la Iglesia Católica Romana en la cual se adoptó a San Valentín como el patrón de los enamorados se, convirtió en un día en el que todo el mundo “regala” amor y los “te quieros” se escuchan por todas partes, aunque el día previo o el subsecuente los silencios, la indiferencia o el franco desamor estén presentes sin recato alguno?
Creo que aquí está la clave: en “hacer”, no en “regalar” ni “comprar”.
De repente las fechas,…

5 preguntas ciudadanas para el Tercer Informe de Gobierno

Como siempre, todo listo (o casi) para el ritual republicano a la mexicana que es el Informe de Gobierno el próximo 2 de septiembre. El presidente Enrique Peña Nieto dará su mensaje desde Palacio Nacional. ¿Informará sobre lo que realmente queremos saber?

Como ciudadana y mexicana tengo muchas preguntas y evidentemente no soy la única. Llegará Peña Nieto al Informe con una calificación bajísima de acuerdo con el PEW Research Center de Estados Unidos: 44% (y hay quienes se preguntan que por qué es tan alta aún…) y reprobado en áreas claves que preocupan a la ciudadanía, a la opinión pública y que a nivel internacional dan mucho de que hablar en educación, economía, corrupción y combate al crimen organizado. No es para menos, poco puede decirse en contra cuando se presenta un presupuesto que disminuye la inversión en educación y se baja el monto presupuestado a las principales universidades del país; el peso se devalúa día con día frente al dólar; frente a hechos de corrupc…