Ir al contenido principal

¿Por qué los perros viven menos tiempo que las personas?

Recibí un correo con esta historia y decidí compartirla. No tengo mucho más que agregar.


¿Te has preguntado por qué los perros viven menos que las personas?
Aquí la respuesta (por un niño de 6 años).

Siendo un Veterinario, fui llamado para examinar a un Sabueso Irlandés de 10 años de edad llamado Belker. Los dueños del perro, Ron, su esposa Lisa y su pequeño Shane, estaban muy apegados a Belker, y estaban esperando un milagro.

Examine a Belker y descubrí que estaba muriendo de Cáncer. Les dije a su familia que no podíamos hacer ya nada por Belker, y me ofrecí para llevar cabo el procedimiento de eutanasia en su casa.

Hicimos los arreglos necesarios, Ron y Lisa dijeron que sería buena idea que el niño de 6 años, Shane observara el suceso. Ellos sintieron que Shane podría aprender algo de la experiencia.

Al día siguiente, sentí la familiar sensación en mi garganta cuando Belker fue rodeado por la familia. Shane se veía tranquilo, acariciaba al perro por última vez, y yo me preguntaba si él comprendía lo que estaba pasando. En unos cuantos minutos Belker se quedó dormido pacíficamente para ya no despertar.

El pequeño niño pareció aceptar la transición de Belker sin ninguna dificultad o confusión. Nos sentamos todos por un momento preguntándonos el porqué del lamentable hecho de que la vida de las mascotas sea más corta que la de los humanos.

Shane, que había estado escuchando atentamente, dijo: ''yo sé por qué.''

Sorprendidos, todos volteamos a mirarlo. Lo que dijo a continuación me maravilló, nunca he escuchado una explicación mas reconfortante que ésta. Este momento cambio mi forma de ver la vida.

El dijo,''la gente viene al mundo para poder aprender como vivir una buena vida, como amar a los demás todo el tiempo y ser buenas personas, verdad?''

''Bueno, como los perros ya saben cómo hacer todo eso, pues no tienen que quedarse por tanto tiempo como nosotros.''

La moraleja es :

Si un perro fuera tu maestro, aprenderías cosas como:

Cuando tus seres queridos llegan a casa, siempre corre a saludarlos.

Nunca dejes pasar una oportunidad para ir a pasear.

Deja que la experiencia del aire fresco y del viento en tu cara sea de puro éxtasis.

Toma siestas.

Estírate antes de levantarte.

Corre, brinca y juega a diario.

Mejora tu atención y deja que la gente te toque.

Evita morder cuando un simple gruñido sería suficiente.

En días cálidos, recuéstate sobre tu espalda en el pasto, patas abiertas.

Cuando haga mucho calor, toma mucha agua y recuéstate bajo la sombra de un árbol.

Cuando estés feliz, baila alrededor, y mueve todo tu cuerpo.

Deléitate en la alegría simple de una larga caminata.

Se leal.

Nunca pretendas ser algo que no eres.

Si lo que quieres está enterrado, escarba hasta que lo encuentres.

Cuando alguien tenga un mal día, quédate en silencio, siéntate cerca y suavemente hazles sentir que estás ahí.



Podemos seguir conversando en Twitter: @LaClau

Comentarios

Sekas ha dicho que…
pero siempre es triste despedir a un amigo
Minuet ha dicho que…
Buenísima entrada... vas narrando, te recoge la tristeza, cuando estás abajo, te das de bruces con la franqueza y la simplicidad infantil y zas, de repente, subes para ver lo idiota de hacer basar tu existencia sin lo simplemente esencial...

Enhorabuena,.. sublime
Marx ha dicho que…
Cuanta razón tiene esta entrada, a mi mis perros me enseñan cada día tantas cosas...los amo!
besitos Clau!

Marxe
Susana Inés Nicolini ha dicho que…
Llegué a vos desde Luz de Gas. Me conmueve ésta entrada. Es tan fuerte y tan veraz que impresiona. También habla de tu sensibilidad. Eso es de destacar. Me hago tu seguidora y te invito a conocer mis blogs. Será un placer verte por allí.
Un abrazo desde Ciudad de Buenos aires

PD: me voy conmovida
Mariela R. Orozco ha dicho que…
Es increible que hasta un niño de seis años entienda lo que uno de 20 o mas no ha podido entender, "Aprender, Rezar, Amar, Perdonar"... sorprendia con esta publicacion, y tierna a la vez por que viene de un ser tan unico e inocente.
LaClau ha dicho que…
Sekas,
Es tristísimo. Las lágrimas siempre van incluidas en la muerte de nuestros seres queridos y las mascotas forman parte de la familia.
Gracias por la visita y el comentario.
LaClau ha dicho que…
Minuet,
Gracias por tu siempre cálida compañía.
Si, la franqueza e inocencia de este niño son implacables. Se me hizo un nudo en la garganta al leerlo.
Un beso,
LaClau ha dicho que…
Marx,
Lo sé! Ambas somos amantes de los animales. Gracias por estar y seguir.
Besos,
LaClau ha dicho que…
Susana,
Gracias por venir a darte una vuelta gracias a nuestro querido amigo en Luz de Gas. Tus palabras son un cariño en el corazón. Gracias.
Te dejo un abrazo desde la Ciudad de México directo para Buenos Aires.
LaClau ha dicho que…
Mariela,
En efecto, a veces lo evidente nos resulta tan difícil de comprender. Los años nos quitan sabiduría, a pesar de lo que dice el "saber común". Necesitamos la sabiduría de un pequeño para reconectarnos con lo esencial.
Gracias por tu visita y comentarios.
AMOROSAMENTETUYO ha dicho que…
Clau:
Que puedo decirte, me encantan los perros, yo particularmente tengo un Golden que se llama Sam, es sensacional compañia y super leal y noble.
Yo te pongo un 10 por este post!
Gracias (luego te mando su foto)jaja
Amorosamente tuyo
LaClau ha dicho que…
Amoroso,
Yo le pongo un 10 a Sam! ¿Compartes una foto?
Un beso,
a ha dicho que…
Clau:

Seguro que si, en cuanto pueda te mando una foto de Sam, ¿o era mi foto la que querías? jajaja
Sólo dame un par de días y te comparto la foto de mi perro.

Besos y abrazos
Amorosamentetuyo

Entradas populares de este blog

Se me olvidó que te olvidé...

Pues así, simplemente, se me olvidó que te olvidé...

_______ooo________

"Se me olvidó que te olvidé" Letra: Lolita de la Colina
Interpretación: Bebo y el Cigala (2003) y Abuelos de la nada (1982)


Yo te recuerdo cariño,
mucho fuiste para mi,
siempre te llamé mi encanto,
siempre te llamé mi vida,
hoy tu nombre se me olvida.
Se me olvidó que te olvidé
se me olvidó que te dejé,
lejos muy lejos de mi vida,
se me olvidó que ya no estás,
que ya ni me recordarás,
y me volvió a sangrar la herida...
Se me olvidó que te olvidé
y como nunca te encontré
entre las sombras a escondidas,
y la verdad no se porqué,
se me olvido que te olvidé
a mi que nada se me olvida.

José Guadalupe Posada en el Día de Muertos

Los mexicanos nos reímos de la muerte, aunque sea uno de los temas que más nos aterran. Convivimos con ella y en los Días de Muertos y de Todos los Santos (1 y 2 de noviembre) hacemos ofrendas para aquellas personas que ya se fueron. Los recordamos con sus fotos, con la comida que les gustaba comer, con sus prendas y música favorita. En estos días, los cementerios se llenan de colores y los recorre un inusual murmullo lleno de regocijo y algarabía. Es común ver vendedores de "alegrías" recorriendo los pasillos entre las tumbas y observar niños jugando y descubriendo o tratando de develar los secretos que guardan los sepulcros. Estos son los únicos días en que los panteones no dan miedo y los muertos comparten con los vivos.
Por ello es que quiero hablar hoy de José Guadalupe Posada de ese célebre artista y grabador mexicano que inmortalizó la muerte (¿acaso no es inmortal ya?) con su obras de calaveras y las llenó de vitalidad a través de sus cuadros. En este país a la muer…

Feliz Día de NO San Valentín

Lo confieso. Si, es una confesión.
El 14 de febrero nunca me ha emocionado.
Siempre me ha parecido una fecha, una celebración y un día un poco cursi. Tanto corazón me abruma y me parece tan comercial que no le encuentro mucho sentido.
La invitación de Ana Paola Villegas y Lupita del Toro Bogdanski en el Grupo de Blogueras MX para escribir posts en nuestros blogs con motivo de la fecha me ha parecido una gran provocación y un buen punto de partida para darle una pensada al día y a su sentido desde otra óptica.
¿En qué momento una tradición pagana, adoptada por la Iglesia Católica Romana en la cual se adoptó a San Valentín como el patrón de los enamorados se, convirtió en un día en el que todo el mundo “regala” amor y los “te quieros” se escuchan por todas partes, aunque el día previo o el subsecuente los silencios, la indiferencia o el franco desamor estén presentes sin recato alguno?
Creo que aquí está la clave: en “hacer”, no en “regalar” ni “comprar”.
De repente las fechas,…