Ir al contenido principal

Bebidas espirituosas mexicanas: el tequila y el mezcal

El tequila y el mezcal se han puesto de moda en México y en el mundo. Hace algunos años, sin embargo, eran bebidas que consumían las personas de pocos recursos en el país y no tenían la popularidad -ni los precios- con que se encuentran en la actualidad.  Ambas, y sobre todo en este momento, el tequila se posiciona como un Embajador de México en el exterior y es una bebida que se consume en todas partes.  El mezcal, por su parte, empieza su lento recorrido hacia la fama y va fortaleciendo su mercado y presencia en el país y muy pronto, en el extranjero. 

El tequila es un destilado originario del municipio de Tequila, en el estado de Jalisco, México. Se elabora a partir de la fermentación y destilado del agave azul (Agave tequilana). (Aquí la definición formal del Consejo Regulador de Tequila.)  Existe un territorio de denominación de origen (TDO): todos los municipios del estado de Jalisco, 8 de Nayarit, 7 de Guanajuato, 30 de Michoacán y 11 de Tamaulipas. La región de Tequila fue declarada Patrimonio Mundial de la Humanidad de la UNESCO en julio del 2006. 

El mezcal es una bebida alcohólica resultante del proceso de destilación del jugo fermentado de las cabezas o piñas de agave cocidas.  (La palabra mezcal deriva del náhuatl Mexcalli, Meti-maguey o agave e Ixcalli-cocido). El tema de la denominación de origen de esta bebida es un tema de polémica y controversia. La Ley de Propiedad Industrial ha otorgado la denominación de origen Mezcal a ciertas regiones de los estados de Oaxaca, Guerrero, Durango, San Luis Potosí, Guanajuato y Zacatecas. Quedan afuera, sin embargo, 21 estados con sus respectivas regiones mezcaleras. 

El Consejo Regulador del Tequila es la organización dedicada a verificar y certificar el cumplimiento con la Norma Oficial del Tequila, así como promover la calidad, la cultura y el prestigio de esta bebida. Por su parte, el Consejo Mexicano Regulador de la Calidad del Mezcal es un organismo del sector privado sin fines de lucro que vigila el cumplimiento de la Norma Oficial Mexicana NOM-070-SCFI-1994, Bebidas alcohólicas-Mezcal-Especificaciones. 

El mexcalli es uno de los alimentos más importantes de los pueblos preagrícolas de Meso y Aridoamérica. En la cueva de Tehuacán, de acuerdo con la Mezcalpedia, se encontraron restos de maguey cocido y masticado fechados con 10,000 años de antigüedad; elaborado en hornos de piso, cociendo las cabezas y/o quiotes durante varios días. Las evidencias arqueológicas encontraron hornos de piso desde la Península de Yucatán hasta Arizona. 

¿Qué es lo que hace que un maguey se convierta en tequila o en mezcal? Además de la región en la que se encuentra el agave, como lo hemos visto, el proceso de  producción de uno y otro. El tequila es una variedad del mezcal.  El mezcal es 100% artesanal, no utiliza químicos. El tequila no es normalmente 100% agave, ya que acepta hasta un 49% de otros carbohidratos y químicos. 

Imagen: Méxicoproduce.mx
Para el tequila se utiliza el agave tequilana variedad azul (a eso se debe el color azul de las zonas tequileras) y el mezcal utiliza diferentes tipos de agave, siendo el más conocido el Maguey Espadín, (Agave Angustifolia Haw) que es más dulce y más grande. El sabor del tequila es más seco y amargo;   el del mezcal mucho más fuerte y aromático. En algunas regiones se acostumbra dejar en esta última  bebida,  un gusano de maguey. 

El tequila tiene más destilaciones que el mezcal durante su proceso de producción. Son bebidas distintas y no puede decirse que uno sea mejor que el otro. Como en los vinos, el gusto de quién lo consume determina en gran medida lo que se dice de uno y otro. 

Por lo que a mi respecta, debo decir que me llevó muchos años encontrarle el gusto al tequila. Me parecía una bebida muy fuerte y sin chiste. Sin embargo, el conocer las casas tequileras de Jalisco (justamente en Tequila), el proceso de producción y las catas me ayudaron a descubrir su sabor y matices. Puedo decir que hoy, es una de las bebidas que más me gustan y disfruto. 

Al mezcal, por su parte, estoy aprendiendo a conocerlo. Su sabor ahumado no me resulta tan placentero y me atrevo a decir que tengo un paladar "infantil" para probarlo, pues disfruto más los mezcales con menos grados de alcohol que los que tienen más. Ya me inicié con una cata de mezcales y no pude acabar con el contenido de los vasitos mezcaleros.  El sabor me resultó fuertísimo. Lo que disfruté enormemente fue probar naranjas con sal de gusano.... ¡una delicia! 

Espero que el mezcal llegue a conocerse tanto como el tequila y que también se convierta en un espirituoso Embajador de nuestro país. Me interesa mucho que se promuevan el conocimiento, historia y cultura de ambas bebidas para que tanto en México como en el extranjero dejen de beberse en un "shot" y de un sólo golpe y que sus consumidores aprendan a disfrutarlas, a paladearlas y sentirlas. 

¿A ti, cuál te gusta más? ¿Me cuentas? ¿Cuáles conoces?


Algunos links de interés:

OJO: Conoce bebidas apócrifas que no son tequilas.
Así sabe México: Mezcal


Podemos seguir conversando en Twitter: @LaClau

Comentarios

Nathaniel ha dicho que…
Muy informativo para los amantes de tequila y mezcal. Admito que prefiero al mezcal, justamente por su sabor ahumado y aromático... Se me hace más sofisticado, en algunas maneras semejante al whisky.

Y sí! Esperamos el día que dejen de tomarlos como "shot". Me acuerdo de cuando una amiga me visitó en el DF y le ofrecí un tequila. Brindamos, y sin decir más ella tomó todo en un golpe. Pero después de pasar un rato en México, ya aprendió más del tequila, y ella mismo decidió tomarlo lento, a disfrutar de los sabores. Por tanto tiempo, solo ha llegado mal tequila a EUA, y así se acostumbraba uno a tomarlo. Ya que alcoholes de muy buenas calidades llegan, no tarda en cambiarse ese costumbre.
David ha dicho que…
Cuando fui a Mexico pude probar el tequila y es muy distinto del que tomamos en nuestro país. Incluso pude comprar la botella que en el fondo tiene el clásico gusanito. Me gustaría conseguir que me enviaran al delivery centro para tenerla en mi casa

Entradas populares de este blog

Se me olvidó que te olvidé...

Pues así, simplemente, se me olvidó que te olvidé...

_______ooo________

"Se me olvidó que te olvidé" Letra: Lolita de la Colina
Interpretación: Bebo y el Cigala (2003) y Abuelos de la nada (1982)


Yo te recuerdo cariño,
mucho fuiste para mi,
siempre te llamé mi encanto,
siempre te llamé mi vida,
hoy tu nombre se me olvida.
Se me olvidó que te olvidé
se me olvidó que te dejé,
lejos muy lejos de mi vida,
se me olvidó que ya no estás,
que ya ni me recordarás,
y me volvió a sangrar la herida...
Se me olvidó que te olvidé
y como nunca te encontré
entre las sombras a escondidas,
y la verdad no se porqué,
se me olvido que te olvidé
a mi que nada se me olvida.

José Guadalupe Posada en el Día de Muertos

Los mexicanos nos reímos de la muerte, aunque sea uno de los temas que más nos aterran. Convivimos con ella y en los Días de Muertos y de Todos los Santos (1 y 2 de noviembre) hacemos ofrendas para aquellas personas que ya se fueron. Los recordamos con sus fotos, con la comida que les gustaba comer, con sus prendas y música favorita. En estos días, los cementerios se llenan de colores y los recorre un inusual murmullo lleno de regocijo y algarabía. Es común ver vendedores de "alegrías" recorriendo los pasillos entre las tumbas y observar niños jugando y descubriendo o tratando de develar los secretos que guardan los sepulcros. Estos son los únicos días en que los panteones no dan miedo y los muertos comparten con los vivos.
Por ello es que quiero hablar hoy de José Guadalupe Posada de ese célebre artista y grabador mexicano que inmortalizó la muerte (¿acaso no es inmortal ya?) con su obras de calaveras y las llenó de vitalidad a través de sus cuadros. En este país a la muer…

Feliz Día de NO San Valentín

Lo confieso. Si, es una confesión.
El 14 de febrero nunca me ha emocionado.
Siempre me ha parecido una fecha, una celebración y un día un poco cursi. Tanto corazón me abruma y me parece tan comercial que no le encuentro mucho sentido.
La invitación de Ana Paola Villegas y Lupita del Toro Bogdanski en el Grupo de Blogueras MX para escribir posts en nuestros blogs con motivo de la fecha me ha parecido una gran provocación y un buen punto de partida para darle una pensada al día y a su sentido desde otra óptica.
¿En qué momento una tradición pagana, adoptada por la Iglesia Católica Romana en la cual se adoptó a San Valentín como el patrón de los enamorados se, convirtió en un día en el que todo el mundo “regala” amor y los “te quieros” se escuchan por todas partes, aunque el día previo o el subsecuente los silencios, la indiferencia o el franco desamor estén presentes sin recato alguno?
Creo que aquí está la clave: en “hacer”, no en “regalar” ni “comprar”.
De repente las fechas,…