domingo, 22 de febrero de 2009

Ciberciudadanos en acción: el caso Kenny Glenn

El sábado 14 de febrero Kenny Glenn, de 14 años, y su hermano, dos años mayor, hicieron algo que formaba parte de sus acciones divertidas y que ya habían hecho antes. Subieron a su canal de You Tube un par de  videos  en los que aparecía Kenny, con la cara cubierta con un pasamontañas, azotando a su gata contra la pared del baño, mojándola y golpeándola. Mientras lo hacía el hermano camarógrafo decía "¿qué no le gusta el agua?" y alentaba al hermano a seguir divirtiéndose con su mascota, a pesar del dolor y los gemidos de Dusty. 

Los videos tuvieron miles de visitas en un par de horas, pero el desenlace para los "creativos" adolescentes fue absolutamente imprevisto. Los ciudadanos-internautas enfurecieron con las imágenes, con la cobardía de estos jóvenes, los denunciaron, "descubrieron" (el nombre real de Glenn no era el que usaba en You Tube), publicaron su información personal (dirección, teléfono, ubicación de la casa a través de Google-Earth, nombres, teléfonos y correos de sus papás, nombre de la empresa del padre), formaron grupos anti-Glenn y pro-Dusty, denunciaron ante el FBI y la policía.... y lograron que este par de enfermos fueran detenidos... para ser liberados un par de días después bajo custodia de sus padres. Se trató de internautas de todas partes del mundo, no sólo de Estados Unidos. 

El hecho me parece insólito y digno de analizar por diversas razones. 

1. El hecho en si. El acto de este "aborrecente" y su hermano es un acto de cobardía del más alto calibre a una corta edad. Para la infamia no existen fronteras generacionales. No se trata de un acto inconsciente de dos jóvenes.... tan tenían claro que lo que estaban cometiendo era un delito y un acto reprobable que usaron pasamontañas, un nombre "artístico" y se escondieron en el anonimato.  Resulta indignante encontrar a un joven hombre abusando como lo hizo de una indefensa gata y alardear de su heroico acto subiendo el video de los hechos a internet... como una acción divertida y digna de compartir. 



2. La respuesta de los cibernautas. Fue la decidida acción de los cibernautas la que llevó a estos delincuentes a las primeras secciones, principalmente de los medios electrónicos, y la que logró que fueran ubicados, detectados y detenidos por el Sheriff de Oklahoma.  

Esta respuesta, sin embargo, también plantea algunos dilemas. Claramente, internet nos ha dado a los ciudadanos de todo el mundo la posibilidad de ser escuchados sin censura y de expresarnos libremente. Las redes sociales permiten promover y apoyar causas de la más variada índole y participar en el debate de ideas como no se había podido hacer antes. Lo que resulta absolutamente conmovedor en el más amplio de los sentidos es reconocer la existencia de una opinión pública transnacional; voces de diversos países y culturas sumándose a favor de un hecho y actuando. Fueron los internautas quienes lograron develar la identidad de Glennsapm1 (su ID de You Tube), localizarlo, conocer  sus datos privados y los de su familia.... y hacerlos públicos. Supongo que la pregunta es, ¿si un delincuente hace públicas sus acciones escondido en el anonimato, por qué no hacer pública su vida privada? Fueron los ciudadanos quienes hicieron la labor policial que permitió denunciarlos y darle elementos a las autoridades para detenerlos.  Este caso de inversión de funciones resulta interesante y fue posible gracias a la accesibilidad a las nuevas tecnologías. 

3. Ojo por ojo... la sociedad se va a quedar ciega.  Otro hecho que llamó profundamente mi atención y que me produjo verdadera angustia fue ver la respuesta, igual de violenta, que recibió Glenn. Se han formado grupos no sólo anti-Kenny sino claramente atentatorios de su vida; inclusive, puede verse un video promoviendo una Jihad a favor de Dusty. Con la difusión de los correos de este joven hombre y de su familia se han creado páginas para promover que la gente les envíe mensajes e inclusive se promueven contenidos específicos; también se promueven amenazas e inclusive amenazas de muerte. 

Glenn tiene que hacerse responsable de sus actos, eso es indudable. Lo que hizo fue una atrocidad, considerando además que ya han aparecido videos subidos por él y su hermano en los que se da prueba del maltrato que ha infringido a otros gatos y hamsters. Que tienen problemas, nadie lo duda. Que los padres han engendrado este tipo de conductas -por acción o por omisión- también es un hecho. Lo que me parece preocupante es esta respuesta colectiva a favor de más violencia. Hay quienes están solicitando se le aplique la pena de muerte. 

Comprenderán que no siento la más mínima simpatía por este enfermo ser y por su hermano, pero no apruebo ni apoyo que la violencia se resuelva con más violencia. Firmé una petición en la que se pedía se le juzgase como adulto; hecho imposible considerando que tiene 14 años, pero si con la idea de que su acción tenga consecuencias legales, que el maltrato y abuso hacia los animales sea tomado en cuenta y no se considerado una infracción menor y que este tipo de acciones se juzguen bajo la ley. Por supuesto que  quisiera escupirle, pero eso me envilece a mi misma y no resuelve lo hecho ni ayudará a proteger a otros seres indefensos que vivan este tipo de amenzas. (En México, hace unos meses unos jóvenes subieron el video de una divertida proeza: rociaron de gasolina a un perro y le prendieron fuego "para ver cuanto duraba". Los delincuentes corrieron otra suerte; los vecinos que los conocían los agarraron a golpes y los dejaron medio muertos.)

4. El poder de los cibernautas y la responsabilidad de las redes sociales. Hace tiempo que escuchamos que los medios tradicionales se ven amenazados por la creciente presencia, participación y acciones de los internautas (bloggeros, twitteros, youtuberos, etc.) Se han creado programas en You Tube, sirensgrotto es el ejemplo claro, con usuarios hablando directamente de la responsabilidad social de dicha plataforma, cuestionando sus políticas e inacción ante hechos delictivos. ¿Es suficiente bajar información inadecuada y no denunciar los hechos ante la policía o las autoridades competentes? Leí el caso hace un par de días en que la hermana de un difunto había solicitado a Facebook que quitase el sitio de su hermano y la respuesta que recibió fue que "por política de la empresa, no lo iban a hacer".... ¿Quién les da autoridad para manejar la imagen de un ciudadano una vez que éste ha fallecido? La tecnología y los usos de los nuevos medios están presentando nuevos paradigmas políticos, legales y sociales. 




¿Hay una conclusión? Como todo, el uso de la tecnología no es bueno ni malo en si mismo, es la utilización que se hace de ella lo que puede cuestionarse. Gracias a la inconsciencia y enfermedad de este par de jóvenes hombres se pudo ver la brutalidad en vivo y en directo. Suficientemente limitados, como lo demuestran sus actos, para hacerlos públicos y pensar que no habrían consecuencias. Gracias a esos mismos medios se pudo iniciar un proceso legal en su contra. 

No puedo dejarme de preguntar, en cuánto tiempo estaremos expuestos a la información en directo de otro tipo de delincuentes y veremos géneros antes prohibidos (Snuff, por ejemplo) subiendo y bajando de manera intermitente por estos lugares. Cibernautas encontraron y rastrearon la información de Glenn, pero ¿acaso los amantes de la ilegalidad no pueden hacer lo mismo con la información de los ciudadanos comunes y corrientes? 

En fin, muchas preguntas al aire.  Dusty, por lo pronto, está en un refugio a cargo de un veterinario y se está buscando darla en adopción. (Sitio para Dusty: http://neverforgetdusty.com/)

8 comentarios:

Titotitocapotito dijo...

Ni siquiera puedo leer el segundo párrafo.

Marcelo dijo...

A mí me pasa lo mismo que a Tito. Me costó leerlo! Con las imágenes ni lo intenté.
Un beso

LaClau dijo...

Bao,
Gracias por la visita. La verdad es que no abordé los detalles de este asqueroso abuso ni las imágenes son del video que subieron estos enfermos. Son un reportaje y un video subido por "Anonymous" para señalar el proceso y promover el apoyo de quienes no pueden defenderse.
¿Qué café te sirvo? Es tradición servirlo a quienes vienen por vez primera y dejar la mesa puesta para que quienes vienen después puedan servirse lo que se les antoje.
Saludos,

LaClau dijo...

Marcelo,
Gracias por la visita. Como le comentaba a Bao, no subí los videos de este par de escuincles abusadores. Son un noticiero y un reportaje pro-defensa de la pequeña Dusty.

Ojalá vengas de visita para leer el resto, me interesa tu opinión.
Saludos,

andrea dijo...

Disculpa Clau, pero no puedo leerlo!! yo tampoco llegue al segundo parrafo...

Besos y que tengas una linda semana!

LaClau dijo...

Andrea,
Entiendo. Ojalá te animaras en algún momento, quisiera conocer tu opinión.
Besos y una gran semana para ti también.

Eli dijo...

No puedo leerlo, no puedo verlo... Es el comentario que recibí de un video que tengo como clip de una de mis páginas.
Debemos MIRAR, debemos ver, debemos leer y sobre todo, DEBEMOS PUBLICAR.

¿Quién le dijo al hombre que tiene más derecho a habitar el planeta que un perro, un gato o una foca?
¿Quién le dijo al poderoso que puede disponer de la vida y la muerte de otra persona?

Gracias por el informe.

¡Gracias por el cafecito!

¡Un gusto haberte encontrado!

LaClau dijo...

Eli,
¡Comparto el dolor, la angustia y la desesperación contigo! Apoyo en las causas que me interesan y participo, pero me hace sentir impotente no poder erradicar tanto dolor a estos seres indefensos; expuestos al peor depredador de todos: el ser humano.
Gracias por tu visita y mucho gusto en conocerte.
Un abrazo,

Quienes son violentos contra los animales ejercen la violencia contra los humanos también....

People Who Are Violent to Animals ... Rarely Stop There

Dale voz a quienes no la tienen....

PETA en Espanol