jueves, 7 de octubre de 2010

Desde el aeropuerto

Pocos lugares tan únicos para ver personas como un aeropuerto. Todo tipo de rostros, actitudes, vestimentas, idiomas y visiones.

El común denominador de todos, un avión y el tiempo. Actividades, palabras, pasos organizados en función del despegue de un vuelo que los llevará a un destino con resultados inciertos, aunque estén planeados. Pasos apresurados de un vuelo que aterriza y les avisa que su objetivo, al menos inicial, se ha cumplido.

Gente que camina hablando por teléfono. Personas que viajan juntas pero cada una se comunica con alguien más mediante su Blackberry o su iPhone. Miradas absortas en el recorrido interno de las ideas. Ojos que ven sin ver. Saludos que se olvidan en cuanto son dichos.

La mirada de un hombre cuyo rostro revela setenta y tantos años y la mía se cruzan. Ambos sonreímos, observamos lo mismo. Nos congrega la misma sala de espera, las señoritas que amablemente nos ofrecen algo de beber o alguna botana para acompañar las manecillas del reloj. Toma un whisky, se relaja aún más en el sillón que parece envolver su tranquilidad y dice algo a la mujer que le acompaña. Yo pongo la computadora sobre mis piernas y transcribo lo que veo.

Paradójica velocidad. Escribimos, navegamos en internet, observamos. Viajar en la carretera virtual mientras en el mundo real esperamos nuestro turno.

Caminos que convergen. Encuentros que se convierten, de manera fugaz, en un recuerdo olvidado. Instantes que casi nadie recuerda, porque nadie piensa en recordar lo que es, por definción, transitorio: el obligado paso por el aeropuerto.




4 comentarios:

Isabel dijo...

Bien plasmado el sentir de cada uno, la vida, las prisas, los planes,... cada persona es un mundo.
Un beso

lunanueva dijo...

Hola Clau, fijate que al leerte recorde que a mi me encantaba mucho observar a las personas, y escribir historias sobre ellas, medio locas, ver a alguien con los zapatos gastados e imaginar le una historia.

Era lindo crear cierto vinculo con alguien que solo te mira por segundos.

Gracias.. Excelente post.

LaClau dijo...

Querida Isabel,

Nuestros mundos se cruzan, se prestan atención y se ignoran en los aeropuertos. Toda una vida en instantes.
Un beso,

LaClau dijo...

Querida Lunanueva,
Cierto, tiene un lado placentero el observar e imaginar las historias ajenas. También lo hice en el aeropuerto, pero eso no lo conté!
Un beso grande y gracias por tu visita. ¿Qué café te sirvo? Es la tradición de este cafeteado blog.

Quienes son violentos contra los animales ejercen la violencia contra los humanos también....

People Who Are Violent to Animals ... Rarely Stop There

Dale voz a quienes no la tienen....

PETA en Espanol