lunes, 29 de abril de 2013

Como la pequeña Lulú en el Club de Tobi

Sigo sin entender que hombres y mujeres no comprendamos que tenemos maneras distintas de enfocar la realidad, de comunicarnos y de hacer negocios. Estamos perdiendo grandes oportunidades juntos y mucho talento se está yendo a la basura por esta simple, pero no tan simple, realidad.


Leí un artículo de una escritora en el Huffington Post hace unos días, Geneviéve Thiers, y me sentí acompañada, pues ponía en palabras algo muy evidente cuando de hacer negocios con mujeres se trata. Señalaba que cuando una mujer emprendedora va en busca de inversionistas (Venture Capitalists), necesita sentirse en confianza para exponer su propuesta... Y no podía estar más de acuerdo. El estilo masculino de hacer negocios puede resultarnos muy intimidante y hasta contraproducente. Para ellos es algo normal, para nosotras no. En este ir y venir de estilos, estamos perdiendo talentos y oportunidades. Comprendernos es un asunto que nos beneficia a tod@s y de lo que tod@s podemos beneficiarnos. 

En mi post de Animal Político te cuento las razones. A ver qué te parecen... y no olvides dejarme tus comentarios. Si tienes propuestas al respecto, agradeceré conocerlas. 




Podemos seguir conversando en Twitter: @LaClau

Quienes son violentos contra los animales ejercen la violencia contra los humanos también....

People Who Are Violent to Animals ... Rarely Stop There

Dale voz a quienes no la tienen....

PETA en Espanol