Ir al contenido principal

Algunas preguntas para el penúltimo día del 2009


No sé por qué estos momentos resultan emblemáticos y hasta mágicos: el último día de año, la última vez que nos vemos, la última clase de la carrera, el último beso. ¿Será que estos momentos nos recuerdan lo frágil que es la vida y la velocidad con la que transcurre?

¿Por qué será que en cuanto sabemos que será el último acontecimiento, momento, encuentro de algún tipo empezamos a sentir añoranza por lo que dejamos atrás y no nos concentramos en la infinidad de posibilidades que el futuro trae consigo?

Pensaba que hay muchas cosas que dejo en este 2009 que no extrañaré el año entrante y posiblemente en lo que me quede de vida: la violencia, el desamor, las mentiras, la falta de honestidad, el maltrato a los animales y a las personas indefensas. No quiero revivir esos momentos con los que me encontré en el año. Forman parte de la vida, pero no quiero que aparezcan igual; seguramente llegarán en algún momento con otra cara, pero quisiera encontrarme de frente con sus respectivas antítesis. Ese sería un deseo.

Dejo atrás también el temor de iniciar proyectos. Ahora tengo otro tipo de temores: cómo concretarlos, hacerlos crecer, hacerlos rentables y productivos, pero ya no tengo el temor inicial. Espero encontrar respuestas a las dudas que estos inicios me han planteado.

En estos últimos días me he hecho algunas preguntas que bien podría envolver con un moño verde metálico y regalárselas a cada un@ de ustedes para que las respondan y reciban el 2010 con buen ánimo. Se las dejo con cariño:

¿Qué se va en este 2009 y qué se queda conmigo?
¿En qué he áreas de mi vida crecí y en cuáles tengo deudas conmigo misma?
¿Qué le di a la vida y en qué contribuí para hacer de este planeta un mejor lugar para vivir?
¿Qué regalos recibí de la vida este año?
¿Qué aprendí de mi y de la vida?
¿Qué les di a las personas con quienes convivo y que me rodean?
¿Qué temores enfrenté y dejé atrás?
¿Hice algo por alguien y no se lo dije a nadie?
¿A qué le quiero dar la bienvenida en el 2010?
¿Qué nombre le pondré al año que llega y de qué color lo veo?

Tal vez alguna de estas preguntas les haga click en algún lugar de su corazón, otras seguramente no, pero en todo caso, con que una resuene en su interior, creo que el regalo fue valioso.

Un abrazo y hasta mañana, que será el último día de este año....


Comentarios

Minombresabeahierba ha dicho que…
ah que preguntas cotidianas que me hago...y si, hay mucho por seguir haciendo!
besos
LaClau ha dicho que…
Mi nombre,
Pues si, parece que muchos nos dedicamos a hacer preguntas...
Besos de retache.
AMOROSAMENTETUYO ha dicho que…
Hola Clau:

Para mí, en el año 2009, dejo que partan o se queden, los amores pasados y doy la bienvenida a la posibilidad de encontrar aquel amor que sea permanete y que me acompañe por donde quiera que yo pueda andar!

He crecido en la parte espiritual, pues he tratado de quitarme los apegos, aunque todavía falta mucho por crecer para ser un buen ser humano.

He tratado de darle a la vida un buen comportamiento, he tratado de contribuir a través de la formación de conciencia en otras personas, sin que ello signifique que yo tenga la verdad absoluta,todo lo contrario!

El mejor regalo que recibí de la vida este añó que terminó, fué el haber encontrado una persona tan linda y tan inteligente y con tanta sensibilidad como tu Clau y saber que existel la posibilidad de poder llegar a ser los mejores amigos! (si tu quieres claro).

Traté de darles lo mejor de mí y evitar alejar de ellos (as), mis pequeños demonios internos, que aún, no consigo dominar o reprimir. (estoy trabajando en su eliminación total)(espero lograrlo).

El temor a ser plenamente feliz fuélo que enfrente y creo que logré dejar atras.

Creo que si hice algo por alguien, (aunque me hubiera gustado hacer algo por muchas más personas) y que crees Clau, no te voy a decir de quien se trata! jajaja (no es grosería eh!)

En el 2010, le quiero dar la bienvenida a todo lo que la vida quiera traerme, que lo recibiré con agrado y con la humildad de saber que, cualquier cosa que venga, será para mi desarrollo y crecimiento como ser humano! (Desde luego Clau, que estas incluida en las cosas buenas y lindas de esa bienvenida del 2010, para mi sería un gran privilegio contar con tu amistad).

Yo quisiera ponerle el año de la reconciliación, reconciliación con nosotros mismos, con nuestros hermanos animales (de toda clase y especie o tipo), reconciliación con los valores que como seres humanos tenemos que rescatar, sin distinción de colores de partidos políticos o de banderas religiosas.

Reconciliación con el planeta y con nuestro ser interno y desde luego, en armonía con el universo!

El color que le pondría al año sería aquel que fuera del agrado de todos!

Claro que con esto, no ignoro todo lo que pasa en el país, en todos los ámbitos, desde el económico hasta la descomposición social o política o medio ambiental, o el crecimiento de la inseguridad y la impunidad, o cualquier otra degradación propia de las ambiciones de los hombres.

Si el nombre hay que ponerlo, con base en los deseos me sigo quedando con el de reconciliación, si me apego a los acontecimientos en todos los ámbitos, en tonces, creo que el año que comienza, no tiene nombre, por no decir otra cosa! jajaja. (ya el color es lo de menos).
Un abrazo.

Amorosamentetuyo
LaClau ha dicho que…
Querido Amoroso,
Tus comentarios los contesto con calma, pues es lo menos que ameritan.

Veo que el 2009 se llevó consigo recuerdos y amores. ¿Cómo le has hecho para que el desapego te permita seguir andando? El 2008 se llevó a muchos de mis amores y en el 2009 me sobrepuse a las pérdidas.

En el 2009 también aprendí a conocer a las personas, sin necesariamente conocerlas (ie, tú mismo) y a disfrutar las cosas, simplemente, como son.

Tu visita constante ha sido alentadora, y con un gran egoísmo, confieso que espero seguirte encontrando por aquí.

Por supuesto que quiero ser tu amiga. Vaya manera de decirlo "aquí entre nos" a los cuatro vientos.

Me gusta que definas el 2010 como el año de la reconciliación y el respeto. ¿Por qué nos ha llevado tanto tiempo entender que necesitamos eso para sobrevivir en este mundo? ¿Por qué nos cuesta tanto trabajo sumergirnos en nuestros propios pantanos, navegar nuestras aguas y reconocer las de los demás seres?

Gracias Amoroso por este regalo de año nuevo. Eso son tus palabras.

C.
AMOROSAMENTETUYO ha dicho que…
Hola Clau:

Si yo tuviera 8 o 9 años, seguro saldría corriendo para ir gritando por la calle :

¡Yupi! ¡yupi! ¡Clau, si quiere ser mi amiga!
Pero, ya no tengo ni 8 ni 9 años.

Sin embargo, "aquí entre nos", y sin que nadie se entere, puedo decirte que tu respuesta me pone nervioso, igual que si tuviera 8 años, además, al igual que de pequeño, me dan ganas de gritar:

¡Bravo, bravo! Clau, si quisó ser mi amiga! jajaja

¡Besos!
Amorosamentetuyo

Entradas populares de este blog

Se me olvidó que te olvidé...

Pues así, simplemente, se me olvidó que te olvidé...

_______ooo________

"Se me olvidó que te olvidé" Letra: Lolita de la Colina
Interpretación: Bebo y el Cigala (2003) y Abuelos de la nada (1982)


Yo te recuerdo cariño,
mucho fuiste para mi,
siempre te llamé mi encanto,
siempre te llamé mi vida,
hoy tu nombre se me olvida.
Se me olvidó que te olvidé
se me olvidó que te dejé,
lejos muy lejos de mi vida,
se me olvidó que ya no estás,
que ya ni me recordarás,
y me volvió a sangrar la herida...
Se me olvidó que te olvidé
y como nunca te encontré
entre las sombras a escondidas,
y la verdad no se porqué,
se me olvido que te olvidé
a mi que nada se me olvida.

José Guadalupe Posada en el Día de Muertos

Los mexicanos nos reímos de la muerte, aunque sea uno de los temas que más nos aterran. Convivimos con ella y en los Días de Muertos y de Todos los Santos (1 y 2 de noviembre) hacemos ofrendas para aquellas personas que ya se fueron. Los recordamos con sus fotos, con la comida que les gustaba comer, con sus prendas y música favorita. En estos días, los cementerios se llenan de colores y los recorre un inusual murmullo lleno de regocijo y algarabía. Es común ver vendedores de "alegrías" recorriendo los pasillos entre las tumbas y observar niños jugando y descubriendo o tratando de develar los secretos que guardan los sepulcros. Estos son los únicos días en que los panteones no dan miedo y los muertos comparten con los vivos.
Por ello es que quiero hablar hoy de José Guadalupe Posada de ese célebre artista y grabador mexicano que inmortalizó la muerte (¿acaso no es inmortal ya?) con su obras de calaveras y las llenó de vitalidad a través de sus cuadros. En este país a la muer…

Feliz Día de NO San Valentín

Lo confieso. Si, es una confesión.
El 14 de febrero nunca me ha emocionado.
Siempre me ha parecido una fecha, una celebración y un día un poco cursi. Tanto corazón me abruma y me parece tan comercial que no le encuentro mucho sentido.
La invitación de Ana Paola Villegas y Lupita del Toro Bogdanski en el Grupo de Blogueras MX para escribir posts en nuestros blogs con motivo de la fecha me ha parecido una gran provocación y un buen punto de partida para darle una pensada al día y a su sentido desde otra óptica.
¿En qué momento una tradición pagana, adoptada por la Iglesia Católica Romana en la cual se adoptó a San Valentín como el patrón de los enamorados se, convirtió en un día en el que todo el mundo “regala” amor y los “te quieros” se escuchan por todas partes, aunque el día previo o el subsecuente los silencios, la indiferencia o el franco desamor estén presentes sin recato alguno?
Creo que aquí está la clave: en “hacer”, no en “regalar” ni “comprar”.
De repente las fechas,…