sábado, 12 de diciembre de 2009

To Twitt or not To Twitt, ¡Esa es la pregunta!

Por supuesto que esta es una pregunta existencial: Twittear o no Twittear. Si pensamos que Facebook había llegado para quitarnos el tiempo y navegar en la blogósfera era una actividad exclusiva y alucinante, Twitter llegó para revolucionarnos un poco más.

Confieso que me ha llevado tiempo comprender el funcionamiento de Twitter, y sobre todo, su lógica. ¿Cuál es el sentido de enviar, recibir, leer mensajes de 140 caracteres de personas conocidas y desconocidas? ¿De dónde proviene y para qué sirve estar hipercomunicado todo el tiempo? Casi podría decirse que tanta comunicación está adquiriendo un tinte ligeramente obsceno, pues cada vez quedan menos cosas en el espacio de la imaginación.

Por otro lado, esta posibilidad resulta inmensamente seductora y atractiva, pues representa una manera de conocer a las personas a través de sus breves mensajes (sentido del humor, preferencias, intereses, manera de responder ante cuestionamientos, dudas, preguntas, chistes, comentarios), enterarse de sugerencias, páginas, blogs, noticias, hechos. En fin. Implica hasta aprender a comunicarse de una nueva manera, comprender nuevos códigos (así como existen protocolos en la Blogósfera, existen los propios en la Twittósfera) y aventurarse.

Me atrevo a decir también que, como observadora de los procesos sociales y de la comunicación, detecto también una diferencia en los "usos y costumbres" de los twitteros que hablamos español y los que hablan inglés. Existe en los primeros un cierto sentido de fiesta y cachondería, un claro y evidente reflejo de nuestra cultura política y cívica y un sentido más de diversión. En los segundos, en donde los microblogs son también un reflejo de su cultura, Twitter es un espacio de creciente desarrollo de negocios y empresarial. Si bien existe también este ánimo de diversión y relajo, Twitter se visualiza como una herramienta de negocios y acompañamiento de empresas y proyectos de diversa naturaleza.

Por lo pronto, me he metido a navegar en ese espacio instantáneo y que todo lo observa. Sigo siendo una eterna "aprendedora" de cosas, lenguajes, códigos y procesos y Twitter están siendo una interesante escuela.

¿Ustedes ya están por allá? Me encantaría que me contaran si es el caso, para "seguirnos". A mi me encuentran en @LaClau.

Que tengan un gran fin de semana.

2 comentarios:

AMOROSAMENTETUYO dijo...

Clau:

No he podido adentrarme al mundo de twitter, pero la impresión que tengo tal vez difiera de la que tu manejas, yo creo que es difícil conocer a alguien, por mensajes cortos que son enviados de manera masiva y recibir mensajes de una masa muy grande impide conocer verdaderamente a toda la gente, son tantos los mensajes que se pueden recibir en la red de twitter que me parece que se pierde la verdadera esencia de la personas en una masa inconexa e ininteligible.

Yo soy como la canción de Roberto Carlos, un poco más a la antigua (como los amantes a la antigua), creo firmemente que para conocer a las gentes se requiere darle su tiempo a cada persona, pues cada persona es importante en la vida de un ser humano, y el tener una masa infinita de personas que no conozco y que me mandan mensajes por twitter me impide verderamente conocerlos bien a todos y terminaría por no conocer a ninguna en particular.

Por tal motivo, es que en mi forma de pensar prefiero quedarme con unos pocos y darme la oportunidad de conocerlos bien y de que me conozcan mejor; Lo prefiero a la fama efimera del twitter que me llevaría a un desconocimiento total de todos!

Si el caso fuera conocer la otredad (conocerce a uno mismo a través de los demás), como plantean los poetas, prefiero adentrarme en los textos de Samuel Ramos (El Perfil del Hombre y la Cultutra en México), mismos que fueron tomados por Octavio Paz en su laberinto de la Soledad y quizás retomar los de Roger Battra (la Anatomía del mexicano).

Es por estas razones, que prefiero quedarme con las gentes valiosas e inteligentes aunque sean pocas, es por eso que en el mundo del blog sólo sigo a unas cuantas páginas como la tuya que me parece por demás sensacional y exquisita, no me hace falta nada más.

Tal vez para muchos, sea ser muy selectivo, pero hasta en tanto los demás no demuestren fehacientemente su calidad e inteligencia, prefiero quedarme con páginas o blogs como el tuyo o como otros que he encontrado a través de tu página.

Tal vez sea la primera vez que diferimos en algo, pero como dicen, siempre hay una primera vez!

Con mis más cordiales saludos navideños, recibe un abrazo y un alegre JOJOJO!
Amorosamentetuyo!

LaClau dijo...

Querido Amoroso,
Te entiendo perfectamente bien. Esa fue mi primera sensación cuando incursioné en Twitter. Confieso que hay momentos en que me pierdo en la twittósfera y no la disfruto, prefiero bloguear y perderme en los espacios y rincones de la blogósfera. De repente el mundo twittero me parece lleno de vacíos, aunque suene paradójico, y me descubro sin poder seguir las conversaciones. Me cuesta trabajo esta cuestión de buscar el protagonismo a como dé lugar y sumergirme en el mundo de la popularidad por la popularidad en si misma. Me siento más yo en este rincón y en Mujeres Construyendo que twitteando, es #unaconfesión. En fin.
Gracias por visitarme y compartir tus pensamientos, es realmente un honor saberte habitante, visitante y navegante de este lugar.
Un abrazo,

Quienes son violentos contra los animales ejercen la violencia contra los humanos también....

People Who Are Violent to Animals ... Rarely Stop There

Dale voz a quienes no la tienen....

PETA en Espanol