jueves, 15 de abril de 2010

El día y la noche. La luz y la oscuridad

La vida transcurre con sus propias reglas, símbolos y rituales. El día precede a la noche así como el encuentro al desencuentro.

Entendemos que la noche es oscura porque conocemos la luz que ilumina nuestros sueños y días. Hay quien le llama la inexorable regla del ying y el yang, el equilibrio de la vida, el sentido de todo, la obra del gran arquitecto.

Entre nuestra concepción y nuestro destino final transitan las horas y los minutos plagados de palabras, emociones, ideas, sentidos, sensaciones, miradas, ilusiones que a su vez son acompañadas de silencios, frialdad, vacíos, sin sentidos, insensibilidad, ignorancia y desilusión.

El desamor nos duele porque conocemos el amor; los desencuentros nos paralizan porque hemos vivido encuentros que nos mueven las entrañas.

Es la vida, a la que tratamos de explicar con vocablos, sonidos, oraciones, expresiones y que siempre quedan cortos e incompletos ante la grandeza de los hechos. No es el tiempo, las vivencias no se pueden contabilizar en horas, días, semanas. Hay experiencias enteras en minutos y encuentros de semanas que duran toda la vida. Frente a los años hay quienes insisten en minimizar los segundos y a los desesperados los minutos les parecen poco frente a lo que deberían ser las horas acumuladas en festejos anuales.

No hay nada que explicar, tampoco nada que entender. La vida es así. Buscamos explicaciones para lo que nuestras emociones no pueden manejar y tratamos de entender lo que las emociones vitales simplemente sienten.

Frente al día la noche. Frente al encuentro el desencuentro. Frente a la conspiración del universo su mismo paso para la obviedad. Frente al amor el desamor. Frente a las palabras el silencio. Frente a las miradas que todo lo dicen los ojos que observan con indiferencia. Frente a la comprensión la insensibilidad. Frente al alma un muro. Frente a la esperanza un baño de desesperanza. Frente a la ilusión....tan sólo la realidad.



3 comentarios:

Anónimo dijo...

los humanos tendemos a devalorar lo que tenemos, es algo inerente, perjudicial en muchos casos, pero ¿como disfrutar de la alegria sin conocer la tristeza?. Emitir juicios y cuestionar nuestra naturaleza es lo que le da sentido a todo, si pensamos de esta manera, podemos ligar la mas cruda realidad con los mas profundos sentimientos.

LaClau dijo...

Cierto, lo cual no hace que desparezca lo doloroso. La mente no elimina el sentimiento.

AMOROSAMENTETUYO dijo...

Clau:

En la vida siempre hay concavo y convexo y aunque opuestos, siempre embonan.

Lo preocupante no es la inexorable ley de los contrarios u opuestos, el ying y el yang, el día y la noche, la obscuridad y la luz o el bien y el mal, pues al final eso permite el sano equilibrio!

Lo preocupante es el oprobio del desamor! y si... pues el desamor implica no el odio (un sentimiento frio y negativo), sino la falta de sentimiento, la desconsideración hacia otra persona, lo cual nos lleva, a hacer de la otra persona una nada!

Ese es el planteamiento de lo que sucede en nuestros días, el creer que los demás no son nada para mí, y por ello el sujeto puede utilizarlos, sin preocuparse por su integridad o identidad como personas : "La deshumanización".

El aislamiento que los adelantos tecnológicos han traído (a pesar de que se diga que han acortado distancia), han hecho del ser humano, un humano deshumanizado, insensible, brutal y animal como su origen.

Y sin embargo, creo firmemente que en todo ser humano persiste muy adentro el amor, ese concepto que encierra y contiene muchos otros como: la gratitud, la libertad, la generosidad, la tolerancia, la fraternidad, la esperanza, el respeto, la comunicación, la solidaridad, amén de muchos otros. (ahí esta el secreto)

Aquí el quid del asunto es que pocos seres humanos se atreven a descubrir el verdadero sentido del amor, ese que nos permite entender que los minutos pueden significar más que los años, porque el amor es así, atemporal y tan grandioso que nos permite percibir emociones, sensaciones, ilusiones y miradas, soslayando para siempre la frialdad, la desilusión y los silencios pasados.

Yo no me preocuparía por tus desamores, pues gracias a ellos siempre existe la posibilidad de volverse a enamorar y la de que alguien se enamore perdidamente de ti para siempre, al grado de que tus silencios encuentre eco en sus palabras, de que tus miradas amorosas,
se reflejen en las de él y viceversa.

Siempre queda la esperanza de hacer tu realidad tan amorosa, como amorosos sean tus deseos, sólo tienes que dejar que alguien vea a través de tu mirada, mientras el universo conspira para ello!

¡Que ganas de mirarte el alma!

Un abrazo
Amorosamentetuyo

Quienes son violentos contra los animales ejercen la violencia contra los humanos también....

People Who Are Violent to Animals ... Rarely Stop There

Dale voz a quienes no la tienen....

PETA en Espanol