Ir al contenido principal

Por el gusto de bloguear


El espíritu de Conversaciones de Café fue desde un inicio darle vida a un espacio en el que se pudiera "hablar de todo, con y sin sentido". Recuerdo claramente que los primeros años así fué, los posts fueron un mosaico de observaciones sobre todo tipo de cosas: política, arte, mujeres, hombres, animales, poesía, cine, café, arte, chistes, noticias, reflexiones, canciones, fotografía, historia, filosofía....en fin, todo lo que la vida que se vive puede traer.

Hoy pensaba sobre qué escribir y en medio de las tribulaciones me di cuenta algo que he perdido un poco en los últimos meses: el sentido de disfrute con el que inicié este blog. Me encontré pensando que no tenía nada interesante que decir y que no quería escribir aún un post que quiero hacer respecto a unos pseudoestudiantes de un Conalep en Tepic que torturaron a un perro. No me gustó nada esta sensación. He dejado de escribir con la frecuencia original básicamente por falta de tiempo y en los últimos tiempos, insisto, porque una voz interna -que descubro espantosamente saboteadora- me dice "Nooo, eso no es interesante". ¿Desde cuándo fue este el ánimo de Conversaciones de Café?

Claro que es una delicia recibir retroalimentación sobre el contenido, y en la medida en que uno publica cosas de interés para otros blogueros y lectores, el diálogo se enriquece. Esto, sin embargo, no lo sabía cuando me inicié en este oficio-bloguero y de una manera un tanto ingenua, llena de interés, sorpresa y curiosidad me aventuré a explorar y conocer la blogósfera. El resultado ha sido extraordinario y absolutamente disfrutable.

Entonces ¿por qué hoy esa misma vocecita "inocente" y llena de autosabotaje me dijo "no lo hagas". Pues es justamente por ignorarla, callarla y con un afán de instalarme en el aquí y el ahora que escribo este post que posiblemente sólo tenga sentido para mi y que hago por el simple y llano gusto de bloguear.

Comentarios

Pedro Delgado ha dicho que…
Momentos de desáanimo los tenemos todos. Igual que tú has disfrutado también los que te hemos seguido lo hemos hecho. Te seguimos leyendo aunque no siempre se nos ocurra algo "lindo" que comentar

¡Que no cunda el desaliento!

Saludos de ánimo desde Cáceres
Profesor de apoyo ha dicho que…
creo que es un ciclo, entramos en el enamoramiento, y luego la pasión baja pero poco a poco alimentando esta relación, llega nuevamente ese sentido, de porqué, escribimos, para qué y como que poco a poco volvemos a sentir ese amor, ya menos de adolescente, no crees???
bueno eso me paso a mi
abrazo desde México
Amorosamentetuyo ha dicho que…
Hola Clau:

Bueno yo estaba fuera y por eso no había podido dejarte una respuesta, pero sigo tus pasos como sombra y me encanta lo que escribes, sobre todo porque sale desde lo más profundo de tu alma.

A veces uno se siente solo o desanimado, pero eso siempre es pasajero, la vida esta llena de cosas lindas (a veces de cosas tristes, pero no se lo digas a nadie).

Ya no le hagas caso a esa vocecita cuando te diga que no escribas, mejor dile que te queremos como siempre escribiendo!

Te mando un fuerte abrazo y espero en unos días ponerme al corriente en nuestras conversaciones de cafe.
Besitos! Te quiero mucho!

Amorosamentetuyo
LaClau ha dicho que…
Mi querido Pedro,
Siempre tienes un verso y una copla para acompañar nuestros pensamientos.
Gracias por tus palabras y tu flamenca compañía.
Un abrazo y mi agradecimiento de corazón.
LaClau ha dicho que…
Profesor de apoyo,
Gracias por las palabras y la comprensión. Son ciclos de vida y momentos de la misma. Hay que vivir con ellos y aceptarlos, es parte del recorrido.
¿Qué café te ofrezco?
LaClau ha dicho que…
Querido Amoroso,

Como siempre, tus palabras son un gran aliento. Pues si, he tenido estos momentos.
Gracias por tu compañía.

Un abrazo,
Tiziana(+que4patas) ha dicho que…
hola clau
son ciclos,pero nunca dudes lo que quieras informar o trasmitir, solo a veces cierta info si nos interesa que sea leida y trasmitida hay que aprender como encararla, no todos se animan a leer ciertas cosas y el post pierde el fin por el cual fue escrito.
Grax por tus cafes!
LaClau ha dicho que…
Tiziana,

Gracias por tus palabras y comprensión. Creo que es normal, simplemente, a veces quisiera no vivirlo.
Un beso y aquí están todos los cafés que quieras.

Entradas populares de este blog

Se me olvidó que te olvidé...

Pues así, simplemente, se me olvidó que te olvidé...

_______ooo________

"Se me olvidó que te olvidé" Letra: Lolita de la Colina
Interpretación: Bebo y el Cigala (2003) y Abuelos de la nada (1982)


Yo te recuerdo cariño,
mucho fuiste para mi,
siempre te llamé mi encanto,
siempre te llamé mi vida,
hoy tu nombre se me olvida.
Se me olvidó que te olvidé
se me olvidó que te dejé,
lejos muy lejos de mi vida,
se me olvidó que ya no estás,
que ya ni me recordarás,
y me volvió a sangrar la herida...
Se me olvidó que te olvidé
y como nunca te encontré
entre las sombras a escondidas,
y la verdad no se porqué,
se me olvido que te olvidé
a mi que nada se me olvida.

José Guadalupe Posada en el Día de Muertos

Los mexicanos nos reímos de la muerte, aunque sea uno de los temas que más nos aterran. Convivimos con ella y en los Días de Muertos y de Todos los Santos (1 y 2 de noviembre) hacemos ofrendas para aquellas personas que ya se fueron. Los recordamos con sus fotos, con la comida que les gustaba comer, con sus prendas y música favorita. En estos días, los cementerios se llenan de colores y los recorre un inusual murmullo lleno de regocijo y algarabía. Es común ver vendedores de "alegrías" recorriendo los pasillos entre las tumbas y observar niños jugando y descubriendo o tratando de develar los secretos que guardan los sepulcros. Estos son los únicos días en que los panteones no dan miedo y los muertos comparten con los vivos.
Por ello es que quiero hablar hoy de José Guadalupe Posada de ese célebre artista y grabador mexicano que inmortalizó la muerte (¿acaso no es inmortal ya?) con su obras de calaveras y las llenó de vitalidad a través de sus cuadros. En este país a la muer…

Feliz Día de NO San Valentín

Lo confieso. Si, es una confesión.
El 14 de febrero nunca me ha emocionado.
Siempre me ha parecido una fecha, una celebración y un día un poco cursi. Tanto corazón me abruma y me parece tan comercial que no le encuentro mucho sentido.
La invitación de Ana Paola Villegas y Lupita del Toro Bogdanski en el Grupo de Blogueras MX para escribir posts en nuestros blogs con motivo de la fecha me ha parecido una gran provocación y un buen punto de partida para darle una pensada al día y a su sentido desde otra óptica.
¿En qué momento una tradición pagana, adoptada por la Iglesia Católica Romana en la cual se adoptó a San Valentín como el patrón de los enamorados se, convirtió en un día en el que todo el mundo “regala” amor y los “te quieros” se escuchan por todas partes, aunque el día previo o el subsecuente los silencios, la indiferencia o el franco desamor estén presentes sin recato alguno?
Creo que aquí está la clave: en “hacer”, no en “regalar” ni “comprar”.
De repente las fechas,…