lunes, 7 de junio de 2010

Entre la creación y la destrucción



Cuando quedas atrapado en la destrucción, debes abrir una puerta a la creación.
Anaïs Nin



Mientras releía hoy esta frase de Anaïs Nin que me gusta mucho, pensaba con que facilidad damos por sentada la destrucción en el mundo actual y la manera en que nos hemos olvidado de construir.


Destruimos con tanta facilidad a diario y de manera cotidiana que pensamos que hacerlo forma parte normal de la vida:

Destruimos cuando callamos ante las injusticias,
cuando volteamos la cara para no ver una situación o una realidad que nos perturba,

cuando le damos cabida al rencor en lugar de al diálogo,

cuando olvidamos prestar nuestra voz y atención a quienes necesitan de nosotros, aunque sea un minuto,
cuando guardamos un "te quiero" porque el orgullo habla más fuerte que ese tímido sentimiento,
cuando anteponemos la ira a una caricia,

cuando asumimos hechos sin antes constatarlos,

cuando nuestro prejuicio puede más que una segunda oportunidad,

cuando escuchamos las palabras de alguien pensando en las etiquetas que queremos poner y no comprendiendo el significado que quien las expresa les da,
cuando preferimos aferrarnos a las creencias que nos limitan porque cambiar nos aterra,

cuando olvidamos prestar nuestra mano a quien nos la pide con una mirada.

Construir no requiere un trabajo de equilibrista ni un gran esfuerzo tampoco, hay que decirlo.

Podemos construir

cuando recordamos que la sonrisa puede abrir más puertas que una imposición forzada,

cuando damos una caricia a quien amamos sin anteponer el temor a no ser aceptados,
cuando dejamos que el corazón hable, a pesar de que el mundo te diga que antepongas la razón,

cuando dedicamos una parte de nosotros a apoyar a un ser que lo requiera,

cuando escuchamos sin prejuicios,
cuando aceptamos el devenir de los hechos sin pedirle al mundo que cambie para que nosotros no tengamos que salir de nuestra zona de confort,
cuando nos detenemos a ver la bóveda celeste en medio de la noche,

cuando vibramos con el trinar de un pájaro en la mañana,

cuando simplemente agradecemos la vida y lo que somos capaces de vivir.


La puerta de la construcción te fortalecerá a la larga, aunque la tentación de la destrucción se haga presente todos los días disfrazada de colores llamativos y con causas inapelables.

Imagen:imagenesamor.net

4 comentarios:

Pedro Delgado dijo...

¡¡Cuanta razón tienes y qué bien lo dices!!

A veces, y sólo en contadísismos casos, algún tipo de destrucción puede ser positiva. Nos han dicho estos días que a veces es necesario destruir ciertas plantas para mantener el perfecto equilibrio y desarrollo del bosque (aunque no todos están de acuerdo en ello)

Saludos muy flamencos desde Cáceres.

LaClau dijo...

Querido Pedro,

Tienes razón, hay veces que la destrucción -y más como el caso que mencionas- es necesaria. Lo mismo sucede con algunas creencias y lastres emocionales...

En fin. Saludos muy mexicanos desde este lado del mundo.

Un abrazo,

AMOROSAMENTETUYO dijo...

CLAU:

Olvidemonos entonces del técnico de la DECEPCIÓN Nacional, (perdón selección nacional), cuando hace un llamado a que olvidemos buscar culpables y nos hagamos todos responsables! mensaje que carece de calidad moral para decirlo despues de sus palabras vertidas en el foro menos adecuado, y despues por no sostenerlas en el foro indicado.

Entonces me parece mejor tu propuesta, tomando el corazón en la mano y con una enorme sonrisa en todo momento, construyamos, en todo momento construyamos un mundo mejor!
Gracias
Amorosamentetuyo

LaClau dijo...

Querido Amoroso,
A veces no resulta NADA fácil, y a veces -confieso- me siento espantosamente ilusa pensando y proponiendo que hagamos las cosas diferentes. En fin, no quiero que se pierdan en el tintero las ganas de cambio, y sobre todo, la voluntad.

Un abrazo,

Quienes son violentos contra los animales ejercen la violencia contra los humanos también....

People Who Are Violent to Animals ... Rarely Stop There

Dale voz a quienes no la tienen....

PETA en Espanol