lunes, 17 de noviembre de 2008

Para cerrar el día


Pensando en Tino, Santiago, Sebastián y Maripili

Son las 10:30 de la noche y estoy a punto de irme a dormir. Quise pasar por aquí y compartir unos momentos. Me acompañan una taza de chocolate caliente -tengo frío, no sé bien si hace o lo traigo en mi interior- y mis pequeñas panteritas, quienes duermen plácidamente en el sillón de la sala. 

Ayer cerró un mes de duelos constantes. Se han ido personas queridas de mi vida en estas semanas y ayer fue el entierro de una de mis mayores cómplices desde la infancia. A pesar de la inmensa nostalgia y tristeza que me acompañan en estos días, pienso en el enorme compromiso que su partida me ha hecho sentir. Di por sentada su presencia en mis días, pensé que seríamos las últimas en irnos de la familia y que nos tocaría a las dos enterrar juntas a nuestros quereres. No fue así. Se fue antes de lo esperado, antes de lo que cualquiera hubiera querido. Supongo que la partida de las personas que amamos siempre son antes de tiempo y nunca son esperadas. 

La pienso y vienen a mi mente las imágenes de nuestros momentos compartidos, corriendo, comiendo (caramba, como nos gustaba comer juntas y ¡qué manera de comer dulces y todo tipo de postres!), riéndonos, llorando juntas, recordando historias en común, haciéndonos preguntas sobre nuestra incertidumbre. La recuerdo amamantando a su primer bebé, a Santi, con una cara de felicidad que no puedo olvidar y la ilusión que acompañó al nacimiento de cada uno de sus hijos. Las noches compartidas en pareja fueron inolvidables, tomando buen vino y sonriendo ante la cara de sorpresa de nuestros esposos por la cantidad de locuras e historias que salían de nuestras bocas y nuestros baúles de los recuerdos. En las fiestas no había quién nos hiciera sentar: ¡Ahí van los trompos chilladores! nos decían. 

Su partida me hace repensar mi compromiso con la vida, mi sentido del miedo y del amor. Una vida vivida con miedo es una vida incompleta. ¿A cuántas cosas le he tenido miedo y no he hecho por temor a no poderlas lograr? El miedo paraliza, inmoviliza, hace el corazón de piedra. El amor hace crecer, transforma lo que toca, engendra vida en donde hay aridez. El miedo fomenta el miedo. El amor fomenta el amor. 

Si la vida está llena de cuestas, subidas, bajadas, éxitos, fracasos, ¿por qué aferrarnos a la parte superior de la montaña cuando eventualmente regresaremos a otra cúspide, en otro momento y otro lugar? Nada permanece y el miedo a lo desconocido nos impide fluir con la cadencia vital. Todo fluye, menos nuestras creencias y prejuicios y a veces es más seguro aferrarse a ellos que encontrar nuevos sentidos y significados. En la soledad y en el interior están las respuestas, no en el bullicioso mundo lleno de símbolos ajenos y de recetas cotidianas. El único núcleo de fuerza vital lo llevamos por dentro y hay que regresar a él en los momentos más duros. Paso a paso se va lejos, minuto a minuto. 

Me voy a dormir con el recuerdo de mi Piluca y con el compromiso de vivir. 

13 comentarios:

América dijo...

Todo mi cariño para ti en estos momentos,por los que siempre estarán vivos en nuestros corazones.

Pete...! dijo...

Oh!

Vaya que hay nostalgia en este texto. Me recordó a las múltiples despedidas que uno tiene que llevar a cabo en la vida a diferentes niveles.

La transformación de la existencia las necesita a veces.

Saludos Clau!!!

PEDRO DELGADO dijo...

Hay unas sevillanas de Amigos de Gines, muy conocidas, que dicen:

""Algo se muere en el alma
cuando un amigo se va.
Y va dejando una huella
que no se puede borrar...""

Seguramente no te servirán de consuelo pero no se me ocurre otra cosa para animarte.

Un abrazo.

Ramona dijo...

Mi cariño contigo.
Sigue adelante; ahora el recuerdo reforzará todas esas deliciosas horas pasadas juntas, y serán todavía mucho más tuyas.
Un beso

Anónimo dijo...

Te mando un abrazo, con mucho cariño.

Leo Guzmán

Anónimo dijo...

Te mando un abrazo, con mucho cariño.

Leo Guzmán

itzia dijo...

Wow me impactan tus entradas en el blog; eres una persona súper inteligente y especial. T recuerdo q tienes apoyos; sabes claus? le agradezco a la vida q te haya puesto en mi camino y a ti q compartas con nosotr@s.

mArXelLa dijo...

La muerte es un tema complicado, es dificil y aún no termino de asimilar lo que en realidad sucede con los que nos quedamos...mi querida Clau, te mando un abrazo enorme, así nomas

Teena in Toronto dijo...

Happy blogoversary!

cocoscuba dijo...

Feliz cumpleaños por tu blog.

Saludos

Cocoscuba
Programas y Utilerias
El Balcón Amateur
www.buscate.com.mx

LaClau dijo...

Teena, thanks for your words!! You want a cup of coffee?

LaClau dijo...

Cocoscuba,
Gracias por la felicitación. Otro abrazo para ti con un cafecito. Es tradición de este blog invitar a quienes le visitan a tomar uno, ¿cómo te lo sirvo?

Anónimo dijo...

al leer tus escritos me llenas el alma de lagrimas, pero tambien de esperanza y de alegria.
ATTE. AMOROSO

Quienes son violentos contra los animales ejercen la violencia contra los humanos también....

People Who Are Violent to Animals ... Rarely Stop There

Dale voz a quienes no la tienen....

PETA en Espanol