sábado, 8 de noviembre de 2008

Reflexiones sobre el arte (o gusto) de ser blogger

¿Ser blogger? ¿Eso es un hobby, un simple adjetivo, un modo de ser, un estilo de vida? ¿Todo junto? 

A un año de haber dado inicio a esta experiencia y de ver cómo ha crecido el número de blogs en la web así como de bloggers de diversas edades y géneros, no puedo evitar hacerme la pregunta. ¿Por qué resulta tan interesante escribir, participar y tener una voz en este espacio? 

La naturaleza misma de los blogs explica parte de su esencia y del perfil de sus usuarios. Un blog, o en español también una bitácora, es un sitio web periódicamente actualizado que recopila cronológicamente textos o artículos de uno o varios autores, apareciendo primero el más reciente, donde el autor conserva siempre la libertad de dejar publicado lo que crea pertinente. El término weblog proviene de las palabras web y log ('log' en inglés = diario). El término bitácora, en referencia a los antiguos cuadernos de bitácora de los barcos, se utiliza preferentemente cuando el autor escribe sobre su vida propia como si fuese un diario, pero publicado en Internet en línea. (Historia de los blogs.)

Visualizo a los blogs como una experiencia bidireccional, en la que creador y lector-usuario tienen algo que hacer y compartir juntos. Para el creador, el blog es el espacio en el que puede vertir sus ideas en cualquier momento, sin necesidad de esperar el punto de vista del editor y en donde puede escribir lo que quiera. La vigencia de su blog dependerá del gusto de sus lectores y de encontrar una comunidad de personas a quienes les interese lo que tiene que hacer, decir y comunicar. Los lectores pueden ser inclementes, duros, críticos, anónimos, conocidos, en fin, de todo tipo. A diferencia de una revista, el blogger puede interactuar con ellos, conocer sus puntos de vista e interesarse por sus ideas. Puede, inclusive, establecer un diálogo. 

Para el lector y viajero en la blogósfera, las bitácoras son referentes temáticos de la más diversa índole. Existen tantos blogs y comunidades como intereses y personas. La blog-navegación puede durar horas pues cuando uno logra encontrar un nicho de interés, la variedad y creatividad pueden ser infinitas. 

Los blogs son espacios de transmisión de información breves. Uno no espera encontrar una disertación doctoral en ellos. Tienen su propia lógica: se espera encontrar información variada, breve y con hipertexto y vínculos. Diversos sentidos pueden estar en funcionamiento mientras se visita un blog: hay atracción para la vista y para el oído. No dudo que pronto podamos reproducir aromas o texturas... y si llegamos a percibir sabores.... (¿a qué sabrán los chips de las computadoras?) Es también interesante poderse conectar a las referencias que se mencionan en el texto o en los vínculos de las entradas para conocer las fuentes originales. Esto implica dejar atrás las viejas consultas que se desprendían de los pies de página en los libros y revistas. Con un sólo "click" puede llegarse a la fuente de información referida. 

La información es instantánea, no siempre comprobable y fugaz. Las verdades de hoy no son necesariamente las de mañana. (Asumo que esto es perfectamente cuestionable y estoy abierta a una discusión filosófica al respecto. De hecho, les invito a conversar sobre "la verdad" en la blogósfera.) Las historias de ayer quedan registradas en el historial de la bitácora pero puede suceder que se contrapongan a los pensamientos de hoy. 

La diversidad de temas en un mismo blog da cuenta de la multiplicidad de hilos conectores entre los posts. Existen bitácoras temáticas, pero también existen otras -como Conversaciones de Café- en las que se habla de temas variados y diversos y en dónde el hilo conductor son la mente y mirada de su creador(a). Permiten, hay que reconocerlo, darse una idea a la inversa de sus creadores: dime que no dices y te diré quién eres o dime cómo lo dices y trataré de adivinar tu perfil. Se suma también a esa tendencia de la que hablábamos hace tiempo en el post "¿Google nos idiotiza?" en la que el cerebro humano se está acostumbrando a leer mucho, pero breve y rápido. 

Este mes Andrew Sullivan escribe sobre las razones por las que, además de escribir periódicamente en The Atlantic, mantiene vivo un blog y lo disfruta (Why I Blog). Comparto muchas de las razones con él. Si leen su texto, seguramente encontrarán puntos de coincidencia. Se los recomiendo. 

En fin, diría por último, que simplemente me gusta escribir, reflexionar y descubrir talento, inteligencia e interlocutores en este lugar. Por ello, me gusta ser blogger, o bloggera

 

13 comentarios:

América dijo...

Amiga,nuevamente felicidades por tu aniversario,en cuanto a tu post,una crónica completa,no había pensado en ello,pero que bien que hablas sobre el tema,jajajajaja....Resulta que yo tengo una bitácora temática creo...Pero sin duda tu blog es un espacio abierto a muchos temas,que nos permiten conectarnos a tus experiencias y a sucesos que ocurren que si no fueran por tu mirada quizás no reparariamos en ellos...........Abrazos!

Liberto Brau dijo...

Liberto Brau, del clan literario de Pau Llanes (Arterapia Sentimental), les anuncia e invita a la inauguración de su blog “Amanece púrpura”. Se trata de una novela en proceso (alentada de algún modo por “El vendedor de cuentos”) que el autor irá publicando capítulo a capítulo, semanalmente, si se cumplen sus expectativas tanto de lectores como de apoyos en sus comentarios. Para ello recomienda leer entre otros textos de introducción el “Acuerdo del autor con sus lectores”. Ojalá la lectura de este primer capítulo de “Amanece púrpura” les agrade lo suficiente como para motivar sus palabras y comentarios, sostener la espera de nuevas entregas mientras tanto y formar parte de su lista de blogs favoritos. Gracias por su atención y curiosidad, por su lectura, por sus palabras… Y disculpen esta entrada así de sopetón en sus casas; no quiero que crean que lo utilizo como un tablón de anuncios… Me tomé la libertad de hacerlo por la confianza y hasta cierto punto complicidad que me da habernos leído algún día (aun anónimos y silenciosos) y por la oportunidad que nos brindó Arterapia Sentimental para encontrarnos alguna vez en nuestra dispar vida de bloggers… Liberto Brau

Anónimo dijo...

Ser blogger es en su conjunto una nueva forma de comunicación.

Pete...! dijo...

Para mí ser blogger es descubrir el mundo, aprender de él y comunicar ése aprendizaje para compartirlo con el resto del mundo.
También es divertirme con las ideas y conceptos, crear y recibir retroalimentación de mis amables lectores entre los que se encuentra ésta simpática blogger.

Escribir en una bitácora sí es alentador, pues es una tribuna personal y depende de cada quien ser responsable de lo que publica para los demás. Es agradable comprometerse con los textos.

Gracias Clau, tu siempre tienes presentes ésas constantes.

David Pérez dijo...

El blog permite conocer y leer una grÀn variedad de temas, lo mas importante de todo esto es que puede existir una interacción que pocos medios pueden proporcionar
..Muy buen comentario...

Liberto Brau dijo...

Quiero agradecer tus visitas a “Amanece púrpura”, lectura del primer capítulo de esta novela “en proceso” y comentario… en suma, tus palabras. Vuestra respuesta ha sido realmente espectacular, desmedida, superando en mucho mis expectativas. En apenas nueve días “Amanece púrpura”, su primer capítulo, ha tenido 750 lecturas, 70 comentarios como el tuyo entre los que dejaron sus palabras en la página o en mi e-mail… Recientemente he editado la segunda entrega, que te invito a visitar y leer… Mantengo el acuerdo de “palabras” que planteaba: un nuevo capítulo cada 52 comentarios, por lo menos… Gracias Gracias Gracias… Y ahora me voy a leer tu último texto… El que escribe debe leer, y viceversa… Saludos cómplices… Liberto Brau...

Ah, se me olvidaba... estoy de acuerdo contigo en tus reflexiones sobre la "blogosfera" y los bloggers... Por eso nos hemos encontrado en este universo trasparente tachonado de palabras y estrellas fugaces de colores, sus imágenes... Nos seguimos leyendo, ¿vale?... Bona nit...

loslibros dijo...

No puedo estar más de acuerdo con tu visión de las bitácoras. Un acierto.

LaClau dijo...

América, tu blog "temático" es una maravilla. Me has abierto un mundo increíble: el del flamenco a través de la pintura (entre otras cosas diría yo) y me encanta. Gracias, como siempre, por tus palabras y por la visita. Un beso.

LaClau dijo...

Liberto Brau,
Gracias por la visita. Visitaré el nuevo capítulo de tu blog, la propuesta de escribir una novela por la vía y de la manera en que lo estás haciendo me parece super original. La aplaudo y pronto estaré de nuevo por tu espacio. ¿Un café?

LaClau dijo...

Estimado anónimo, la blogósfera nos permito comunicarnos por un nuevo medio, por supuesto. Me gusta muchísimo.

LaClau dijo...

Hola Pete,
Como siempre, es una delicia leerte y saberte. Si hay alguien comprometido con la palabra y los adornos y vainas que le acompañan eres tu. Eres, además, el perfecto ejemplo de como la inteligencia y el sentido del humor van de la mano.
Un abrazo,

LaClau dijo...

Hola David, gracias por visitar. ¿Qué café has tomado hoy?
Tienes toda la razón, la interacción que los blogs permiten es fantástica. Aunque la comunicación no se dé de manera inmediata, el tiempo permite intercambiar ideas y eso es algo que se agradece en un mundo en el que nos hemos acostumbrado a ser receptores inamovibles de información.
Hasta pronto.

LaClau dijo...

Hola Los Libros,
Tu bitácora temática me ha gustado muchísimo. Qué bueno que compartimos un punto de vista, supongo que tendremos muchos temas sobre los que conversar, tanto aquí como en tu mundo de libros, reseñas y comentarios. ¿Qué café te invito?

Quienes son violentos contra los animales ejercen la violencia contra los humanos también....

People Who Are Violent to Animals ... Rarely Stop There

Dale voz a quienes no la tienen....

PETA en Espanol