Ir al contenido principal

Sobre la no violencia


Mañana, 25 de noviembre, se conmemora el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. La estética de la violencia afecta a la sociedad en su conjunto, no sólo a las mujeres, sin embargo, las víctimas más evidentes de la misma son ellas. 

Decía Mahatma Gandhi en "La historia de mis experimentos con la verdad" (1927) que: 

" En los momentos de desesperanza, recuerdo que en el transcurso de toda la historia la vía de la verdad y del amor siempre ha ganado. Ha habido tiranos y asesinos, y durante un tiempo parecen invencibles, pero al final, siempre caen — piensa en ello, siempre. ¿Qué le importa al muerto, a los huérfanos, y a los sin techo si la desquiciada destrucción es producida bajo el nombre de totalitarismo, o el santo nombre de libertad y democracia? 

‘Ojo por ojo’ convierte a todo el mundo en ciego.

Existen muchas causas por las cuales estoy dispuesto a morir, pero no existen causas por las cuales esté dispuesto a matar"

Será fantástico el día, o Día (habría que ponerlo con mayúscula) en que no sea necesario festejar la No Violencia (2 de octubre) ni la Eliminación de la Violencia contra la Mujer (24 de noviembre). El día en que estas conmemoraciones queden erradicadas del calendario internacional querrá decir que esta apabullante realidad quedó atrás. Significará que los hombres y mujeres aprendimos a relacionarnos de otra manera y que "descubrimos" que la diferencia de opiniones, el poder y las individualidades aprendieron a coexistir en paz y con respeto. Ese día la historia empezará a escribirse en una nueva página y con tinta de otro color. 

Comentarios

Peter ha dicho que…
Espero llegar a ver ese día.
Peter ha dicho que…
P.D. Me gusta la nueva imagen del blog, se ve muy bien.
Luz de Gas ha dicho que…
Está genial tu blog.

Ese grito debía sonar bien fuerte en tu pais.

No puedo quitarme una película (que por cierto mucha gente critica que es muy mala pero a mi me conmovió y mucho)de la cabeza: Ciudad del silencio sobre Ciudad Juarez.

Que pena lo que pasa allí.

Un abrazo, te sigo.
PEDRO DELGADO ha dicho que…
La esperanza es lo último que se pierde. Hasta que sean innecesarios todos esos "DIAS" que conmemoran algo, no nos quedemos pasivos o mirando para otro lado. Todos podemos hacer algo; cada uno sabrá qué hacer o cómo...

Saludos flamencos.
Pete...! ha dicho que…
Este tema es complejo, la complicidad de otros hombres y aún de las mujeres, el valor que una sociedad da hacia roles o creencias caducos, y su negligencia hacia el tópico lo hacen perdurar en nuestra cultura.

Hace poco miré en el periódico una estadística alarmante acá en Guadalajara: la mayoría de las mujeres no denuncia al hombre que las golpea, porque prefiere el eufemismo del perdón.

Inducido es el concepto de que protestar por los maltratos es ser una "escandalosa". Qué pena... ¿y hasta cuando?

No lo sabemos.
Pete...! ha dicho que…
By the way:

Veo que estamos estrenando!!! La nueva blancura del blog viene a bien con la época navideña.

Lindo!

Saludos Clau.
LaClau ha dicho que…
Peter, yo también. Entonces podremos festejar lo que nos venga en gana cualquier día, ¿no?
Gracias por el comentario sobre el nuevo look de Conversaciones de Café.
Saluditos,
LaClau ha dicho que…
Hola Luz de Gas,
¡Qué gusto encontrarte por aquí! Si caray, el tema de las Muertas de Juárez es oscuro, triste y frustrante. En tantos años no se han encontrado a los verdaderos responsables y siguen muriendo mujeres -y hombres- impunemente. Se vive en una situación fronteriza metafórica y literalmente. Lo peor de todo es que la prensa y la atención mundial se han centrado ahí, pero mueren la Ciudad de México y la zona conurbada (lindando con el Estado de México) más mujeres violentamente que en Ciudad Juárez, y hay otras ciudades en las que los números están creciendo.
Saludos y por acá te espero.
LaClau ha dicho que…
Hola Pedro!!
Pues si, hay muchos "festejos" que vendría mejor no conmemorar. Coincido contigo, tod@s podemos hacer algo desde nuestras trincheras y jamás un esfuerzo comprometido será "poco" esfuerzo.
Te envío un fuerte abrazo desde este mexicano rincón.
LaClau ha dicho que…
Hola Pete,
Cierto, el tema de la violencia tiene muchas caras. Hay un tema respecto al cual a mucha gente no le gusta hablar, y es el de las ganancias secundarias de ser "víctima". Aclaro, hay casos en los que existen verdaderas víctimas: los niños, ancianos y mascotas (aunque mucha gente se me eche encima por incluir a los animales domésticos, pero es todo un caso este también). Muchas veces quienes viven el círculo de la violencia doméstica no se dan cuenta de cómo contribuyen a él, y el problema no radica exclusivamente en señalar o acusar al que golpea y quien evidentemente es el "más culpable" en el juego. Las víctimas de la violencia doméstica muchas también provocan y llegan a ejercer otro tipo de violencia, silenciosa, pero igualmente nefasta. Ser víctima genera apoyo, compasión y atención y le permite a quien lo es instalarse del lado de los buenos de la historia. El que golpea también requiere apoyo,pues lo que hace no lo hace por gusto, también es una forma de relacionarse aprendida y repetida; también sufre, y al apoyarlo a èl también se resuelve el problema y se evita que la espiral se reproduzca en otras partes.
También hay mujeres que ejercen violencia doméstica, contra sus esposos (si, hay esposo golpeados brutalmente, hijos y mascotas), no somos las mujeres las únicas receptoras de esto.
En fin, es un tema complejo. Lo que creo que hay que hacer es dejar de victimizar el problema tanto y empezar a trabajar con personas corresponsables de esta situación. Sólo así podremos empezar a construir una relación distinta. Entiendo que existen grupos a quienes este enfoque les pueda molestar: si desaparecen las víctimas pierden su razón de ser y nada mejor que recibir recursos para apoyar a víctimas ¿no?
En fin.
Muchos saludos, gracias por la visita, las palabras y la reflexión.

Entradas populares de este blog

Se me olvidó que te olvidé...

Pues así, simplemente, se me olvidó que te olvidé...

_______ooo________

"Se me olvidó que te olvidé" Letra: Lolita de la Colina
Interpretación: Bebo y el Cigala (2003) y Abuelos de la nada (1982)


Yo te recuerdo cariño,
mucho fuiste para mi,
siempre te llamé mi encanto,
siempre te llamé mi vida,
hoy tu nombre se me olvida.
Se me olvidó que te olvidé
se me olvidó que te dejé,
lejos muy lejos de mi vida,
se me olvidó que ya no estás,
que ya ni me recordarás,
y me volvió a sangrar la herida...
Se me olvidó que te olvidé
y como nunca te encontré
entre las sombras a escondidas,
y la verdad no se porqué,
se me olvido que te olvidé
a mi que nada se me olvida.

José Guadalupe Posada en el Día de Muertos

Los mexicanos nos reímos de la muerte, aunque sea uno de los temas que más nos aterran. Convivimos con ella y en los Días de Muertos y de Todos los Santos (1 y 2 de noviembre) hacemos ofrendas para aquellas personas que ya se fueron. Los recordamos con sus fotos, con la comida que les gustaba comer, con sus prendas y música favorita. En estos días, los cementerios se llenan de colores y los recorre un inusual murmullo lleno de regocijo y algarabía. Es común ver vendedores de "alegrías" recorriendo los pasillos entre las tumbas y observar niños jugando y descubriendo o tratando de develar los secretos que guardan los sepulcros. Estos son los únicos días en que los panteones no dan miedo y los muertos comparten con los vivos.
Por ello es que quiero hablar hoy de José Guadalupe Posada de ese célebre artista y grabador mexicano que inmortalizó la muerte (¿acaso no es inmortal ya?) con su obras de calaveras y las llenó de vitalidad a través de sus cuadros. En este país a la muer…

Feliz Día de NO San Valentín

Lo confieso. Si, es una confesión.
El 14 de febrero nunca me ha emocionado.
Siempre me ha parecido una fecha, una celebración y un día un poco cursi. Tanto corazón me abruma y me parece tan comercial que no le encuentro mucho sentido.
La invitación de Ana Paola Villegas y Lupita del Toro Bogdanski en el Grupo de Blogueras MX para escribir posts en nuestros blogs con motivo de la fecha me ha parecido una gran provocación y un buen punto de partida para darle una pensada al día y a su sentido desde otra óptica.
¿En qué momento una tradición pagana, adoptada por la Iglesia Católica Romana en la cual se adoptó a San Valentín como el patrón de los enamorados se, convirtió en un día en el que todo el mundo “regala” amor y los “te quieros” se escuchan por todas partes, aunque el día previo o el subsecuente los silencios, la indiferencia o el franco desamor estén presentes sin recato alguno?
Creo que aquí está la clave: en “hacer”, no en “regalar” ni “comprar”.
De repente las fechas,…