Ir al contenido principal

Las razones por las que no podría formar parte del equipo Mars 500



La ESA (Agencia Espacial Europea) presentó ayer a los candidatos que aspiran a participar en el experimento Mars 500, el cual recreará una misión a Marte durante 520 días. La simulación implica una prueba de resistencia humana en muchos sentidos: física, emocional, psicológica, mental y ¿por qué no? espiritual.

Yo, definitivamente, no podría estar entre los candidatos que participan en este asunto. Me gustan las emociones fuertes, pero mi etapa mochilera ya pasó hace mucho tiempo. No me veo en un viaje -aunque sea simulado- de 520 días (¡año y medio!) con cinco personas más -que sobra decir ni de mi familia son, aunque claro, después de esa experiencia, alguna relación habría al final- con recursos limitados, sin posibilidad de decir "ya me cansé, no los aguanto, me voy" y completamente aislada del mundo "tal y como lo conozco".

Suena a sueño de ciencia ficción, pero no lo es. ¿Los capacitarán para encontrarse con un auténtico Marciano? ¿Por qué no?

La resistencia emocional y espiritual estaría en proceso de fortalecimiento, eso que ni qué. No poder llevar libros -alguno llevarán, pero es equipaje innecesario- no poder hablar por teléfono, no twittear, no usar mi BB para revisar correos, no poder bloguear. A esto habría que sumar no ver a la familia, al novio, a los amigos, a mis gatos, hasta a los vecinos de los que siempre es necesario quejarse..... No se me antoja. La comunicación con el mundo externo es limitada y exclusivamente vía correo electrónico y en tiempos previamente establecidos.

Prefiero quedarme en el Planeta Tierra, en todo caso, viajar en uno de estos paquetes que se están organizando hacia la Luna por un período más corto, observar el inicio del experimento y los pormenores de la "tripulación" compuesta por dos europeos, tres rusos, un chino y un italocolombiano.

¿Qué le puedo hacer? Con los años me estoy volviendo aburrida.


Comentarios

Clara y Pepe (los Chuquis) ha dicho que…
Jajaja, es verdad, uno va cambiando con los años... ¿será que hemos sentado cabeza?, jaja.
Nos tomamos un cafecito rico y ahora ya nos retiramos, a seguir soñando con la Luna...
Besos.


Muchas Gracias Total
LaClau ha dicho que…
Queridos Chuquis,

Supongo que es eso, la madurez nos hace sentar cabeza....pero las ideas insisten en divagar.
Me estoy tomando otro cafecito en su honor (le puse piquete, lo entenderán ustedes bien).
Les dejo besos y sueños de luna,
AMOROSAMENTETUYO ha dicho que…
Clau:
A mi por el contrario me encantan las aventuras, pues me hacen sentir vivo y desear la necesidad de vivir la vida a tope, experimentando cosas extrañas o viajes mochileros, auqnue sea a mi edad, la vida y el mundo son para mi como una aventura, que se tienen que gozar cada instante no importa si se vive en un lujoso hotel de 5 estrellas o bien en bolsa de dormir y una casa de campaña, lo importante es gozar la gran aventura de la vida, la convivencia con 5 personas desconocidas, ayudaría mucho a que yo trate de mejorarme a mi mismo, en mi deseo de desarrollar más la capacidad de tolerancia y respeto para con los demás, aunque no sean de mi familia, total no es para siempre!

Amorosamentetuyo
abrazos

Entradas populares de este blog

Se me olvidó que te olvidé...

Pues así, simplemente, se me olvidó que te olvidé...

_______ooo________

"Se me olvidó que te olvidé" Letra: Lolita de la Colina
Interpretación: Bebo y el Cigala (2003) y Abuelos de la nada (1982)


Yo te recuerdo cariño,
mucho fuiste para mi,
siempre te llamé mi encanto,
siempre te llamé mi vida,
hoy tu nombre se me olvida.
Se me olvidó que te olvidé
se me olvidó que te dejé,
lejos muy lejos de mi vida,
se me olvidó que ya no estás,
que ya ni me recordarás,
y me volvió a sangrar la herida...
Se me olvidó que te olvidé
y como nunca te encontré
entre las sombras a escondidas,
y la verdad no se porqué,
se me olvido que te olvidé
a mi que nada se me olvida.

José Guadalupe Posada en el Día de Muertos

Los mexicanos nos reímos de la muerte, aunque sea uno de los temas que más nos aterran. Convivimos con ella y en los Días de Muertos y de Todos los Santos (1 y 2 de noviembre) hacemos ofrendas para aquellas personas que ya se fueron. Los recordamos con sus fotos, con la comida que les gustaba comer, con sus prendas y música favorita. En estos días, los cementerios se llenan de colores y los recorre un inusual murmullo lleno de regocijo y algarabía. Es común ver vendedores de "alegrías" recorriendo los pasillos entre las tumbas y observar niños jugando y descubriendo o tratando de develar los secretos que guardan los sepulcros. Estos son los únicos días en que los panteones no dan miedo y los muertos comparten con los vivos.
Por ello es que quiero hablar hoy de José Guadalupe Posada de ese célebre artista y grabador mexicano que inmortalizó la muerte (¿acaso no es inmortal ya?) con su obras de calaveras y las llenó de vitalidad a través de sus cuadros. En este país a la muer…

Feliz Día de NO San Valentín

Lo confieso. Si, es una confesión.
El 14 de febrero nunca me ha emocionado.
Siempre me ha parecido una fecha, una celebración y un día un poco cursi. Tanto corazón me abruma y me parece tan comercial que no le encuentro mucho sentido.
La invitación de Ana Paola Villegas y Lupita del Toro Bogdanski en el Grupo de Blogueras MX para escribir posts en nuestros blogs con motivo de la fecha me ha parecido una gran provocación y un buen punto de partida para darle una pensada al día y a su sentido desde otra óptica.
¿En qué momento una tradición pagana, adoptada por la Iglesia Católica Romana en la cual se adoptó a San Valentín como el patrón de los enamorados se, convirtió en un día en el que todo el mundo “regala” amor y los “te quieros” se escuchan por todas partes, aunque el día previo o el subsecuente los silencios, la indiferencia o el franco desamor estén presentes sin recato alguno?
Creo que aquí está la clave: en “hacer”, no en “regalar” ni “comprar”.
De repente las fechas,…