Ir al contenido principal

¿De princesa a senadora?

Esa fue la pregunta que las últimas semanas dio vuelta a los periódicos y a las revistas del corazón. ¿Cuál sería la opción de Caroline Kennedy? ¿Estaría dispuesta a dejar las revistas sociales y glamorosas por aparecer en los medios políticos? Todo parecía indicar que el único que había tenido aspiraciones políticas había sido su difunto hermano John. ¿Heredaría la suerte de los Kennedy, tendría el carisma de su padre, sería una senadora bien vista? ¿La princesa tendría madera política propia? 

Todo parece indicar que, por el momento, no lo sabremos. Las apuestas y especulaciones se acabaron al día siguiente de la Toma de Posesión de Obama; dijo categóricamente que no aspiraba a una senaduría. ¿Será el estilo sajón de decir "denme por muerta".... porque en realidad SI voy? Esperemos. 

Por lo pronto, les dejo un artículo interesante de la revista The New Yorker para tomar un café y comentarlo. 

Comentarios

Luz de Gas ha dicho que…
Seguro que da mucho que hablar, esperemos que así sea

Besos
Isabel ha dicho que…
Los Kenedy y la política siempre han estado unidos, pero al mismo tiempo, parece que tienen el gafe.
Un beso
mArXelLa ha dicho que…
Me hiciste recordar algo que ayer comentaba mientras recorría el segundo piso. Ví que ya empezaron las campañas y entonces en medio de los autos y la noche -no callada y no constelada jaja- note un espectacular con la fotografía de una vedette,en realidad eso es común en este país, pero lo que me dejo un poco mmm...inquieta es saber que la chica q te digo q es vedette, es candidata del partido social democrata!siii, bueno esos mismos del anuncio en la radio que dice "ser de izquierda no es...bla bla" la verdad es que me deja enojada, pensar en que se gastaran miles de millones de pesos, mientras hay otros que se quedan sin trabajo y sin oportunidades.
Un beso dominguero!
LaClau ha dicho que…
Querido Juan,
Pues estaremos al pendiente de ver en qué para esta novelita....
Un beso,
LaClau ha dicho que…
Isabel, es cierto... ese apellido va de la mano con la política en EU... y con un sino poco envidiable.
Un beso,
LaClau ha dicho que…
Marx,
Estoy segura que tendremos muchas sorpresas en esta elección. Veamos con qué nos encontramos.
Un beso y ya no te desaparezcas tanto.

Entradas populares de este blog

Se me olvidó que te olvidé...

Pues así, simplemente, se me olvidó que te olvidé...

_______ooo________

"Se me olvidó que te olvidé" Letra: Lolita de la Colina
Interpretación: Bebo y el Cigala (2003) y Abuelos de la nada (1982)


Yo te recuerdo cariño,
mucho fuiste para mi,
siempre te llamé mi encanto,
siempre te llamé mi vida,
hoy tu nombre se me olvida.
Se me olvidó que te olvidé
se me olvidó que te dejé,
lejos muy lejos de mi vida,
se me olvidó que ya no estás,
que ya ni me recordarás,
y me volvió a sangrar la herida...
Se me olvidó que te olvidé
y como nunca te encontré
entre las sombras a escondidas,
y la verdad no se porqué,
se me olvido que te olvidé
a mi que nada se me olvida.

Feliz Día de NO San Valentín

Lo confieso. Si, es una confesión.
El 14 de febrero nunca me ha emocionado.
Siempre me ha parecido una fecha, una celebración y un día un poco cursi. Tanto corazón me abruma y me parece tan comercial que no le encuentro mucho sentido.
La invitación de Ana Paola Villegas y Lupita del Toro Bogdanski en el Grupo de Blogueras MX para escribir posts en nuestros blogs con motivo de la fecha me ha parecido una gran provocación y un buen punto de partida para darle una pensada al día y a su sentido desde otra óptica.
¿En qué momento una tradición pagana, adoptada por la Iglesia Católica Romana en la cual se adoptó a San Valentín como el patrón de los enamorados se, convirtió en un día en el que todo el mundo “regala” amor y los “te quieros” se escuchan por todas partes, aunque el día previo o el subsecuente los silencios, la indiferencia o el franco desamor estén presentes sin recato alguno?
Creo que aquí está la clave: en “hacer”, no en “regalar” ni “comprar”.
De repente las fechas,…

5 preguntas ciudadanas para el Tercer Informe de Gobierno

Como siempre, todo listo (o casi) para el ritual republicano a la mexicana que es el Informe de Gobierno el próximo 2 de septiembre. El presidente Enrique Peña Nieto dará su mensaje desde Palacio Nacional. ¿Informará sobre lo que realmente queremos saber?

Como ciudadana y mexicana tengo muchas preguntas y evidentemente no soy la única. Llegará Peña Nieto al Informe con una calificación bajísima de acuerdo con el PEW Research Center de Estados Unidos: 44% (y hay quienes se preguntan que por qué es tan alta aún…) y reprobado en áreas claves que preocupan a la ciudadanía, a la opinión pública y que a nivel internacional dan mucho de que hablar en educación, economía, corrupción y combate al crimen organizado. No es para menos, poco puede decirse en contra cuando se presenta un presupuesto que disminuye la inversión en educación y se baja el monto presupuestado a las principales universidades del país; el peso se devalúa día con día frente al dólar; frente a hechos de corrupc…