Ir al contenido principal

10 razones para abrir un blog


Con frecuencia me preguntan ¿para qué escribes un blog? ¿Quién te lee? ¿A quién le importa? ¿Cómo lo haces? En un principio trataba de defender de manera vehemente mi actividad, pero con el paso del tiempo dejé de hacerlo. Reconozco que esto de andar por la vida de "evangelista" no es lo mío y creo que la mejor manera de predicar algo es con el ejemplo.

Hoy, con la idea de responder en parte algunas de las preguntas que escucho con frecuencia, enlisto 10 razones por las que una persona podría crear un blog:

1. Para mantenerse actualizado. Si, nos guste o no, internet es parte de nuestra realidad, tengamos la edad que tengamos, y lo que aquí sucede nos afecta. Les tengo una noticia: el mundo virtual es REAL, no "de mentiritas porque está en la computadora". Aquí se llevan a cabo discusiones, suceden cosas (i.e. Wikileaks) y hay que estar al tanto.

2. Para conectarse con personas con quienes se comparten intereses personales y profesionales. En efecto, una consecuencia natural de ser bloguero es conectarse con otras personas. En mi caso, este no fue el objetivo central (ni siquiera imaginaba que pudiera suceder), pero se dio. Gracias a ello he conocido personas con talento y excelentes conversadoras, he podido hacer contactos de negocios, he sido invitada a participar en foros que me interesan (como Personal Democracy Forum en Santiago de Chile, por poner un ejemplo) y he podido aprender mucho de otras personas que están vinculadas a los mismos temas que yo.

3. Aprender de manera constante. Internet es una gran escuela: permite acceso a una cantidad casi infinita de información y permite cotejar puntos de vista y hacer análisis gracias a ello. Se encuentran personas que saben mucho más que uno de ciertos temas o tienen más experiencia y permite conectarse de manera directa a ellos. Los blogs son excelentes medios para estar al tanto de lo que estas personas o instituciones hacen.

4. Promover lo que haces. Si quieres hacer uso de los blogs de una manera más estratégica dentro de tus actividades profesionales, las bitácoras son excelentes herramientas. Permiten que actualices el contenido tan seguido como quieras, que tus clientes actuales y potenciales te retroalimenten y contacten y posibilitan hacer contactos más allá de los medios tradicionales.

5. Ampliar las redes (y el potencial) de tus proyetos y negocios. Si bien un blog te permite promocionar lo que haces, también es una excelente herramienta para conectarse con proveedores, distribuidores, posibles socios, clientes. Hay muchas otras personas como tu en búsqueda de ampliar sus actividades y el potencial de sus proyectos y conociendo su trabajo y lo que hacen puedes establecer contactos. Los blogs son una ventana a la vida y actividades de una persona o empresa. (Claro, siempre hay que estar atentos y buscar ampliar los canales de comunicación, pero eso lo dejaremos para otra entrada.)

6. Expresarte. Así de sencillo. En un mundo en el que los medios de comunicación tradicionales han "secuestrado" la realidad y los ciudadanos comunes y corrientes tenemos mucho que decir, somos consumidores y tomadores de decisiones, expresarnos mediante nuestros blogs es una actividad no sólo liberadora, sino necesaria. ¿Alguno de ustedes ha enviado un comentario al editor de un periódico para darse cuenta de que nunca publican el comentario y mucho menos reciben respuesta? Pues en un blog, somos nuestros propios editores y podemos hacer llegar nuestra posición y visión tan lejos como querramos (y en función de la estrategia que decidamos usar).

7. Escribir aclara las ideas. Es cierto. En la medida en que ejerzas el hábito de escribir, te darás cuenta de que cada vez se hace más fácil y paralelamente, vas aprendiendo a estructurar mejor tus ideas. En un principio, el síndrome de la hoja en blanco (o la pantalla de la computadora en blanco) es terrible y hasta estresante, pero poco a poco esto va quedando atrás. Escribir aclara las ideas y amplía la visión propia al recibir retroalimentación y conversar con quienes nos leen y comentan.

8. Si eres mujer, para dejar la cultura del silencio atrás. En efecto, en el mundo de habla hispana a las mujeres nos han enseñado desde niñas a estar "calladitas porque así nos vemos más bonitas". Esta terrible frase se ha convertido en una realidad que se magnifica en el nuevo espacio público que es internet. Las mujeres socializamos bien en Twitter y Facebook, pero no en los blogs. Mientras que las blogueras estadounidenses representan más del 70% de los blogueros en EU, las blogueras hispanoparlantes representamos un escaso 20%. Esto quiere decir, entre otras cosas, que dejar constancia de nuestros pensamientos e ideas no nos gusta. Preferimos la comunicación inmediata que un texto que valide nuestro pensar y sentir. Nos da miedo, es la mera verdad ( o no tienen tiempo, dicen otras....) Un blog te permite dejar de ser simple consumidora de contenido y convertirte en proveedora del mismo. Es un reto que vale la pena.

9. Para apoyar causas y hacer una diferencia. En efecto, son un medio excelente para darle voz a quienes no la tienen y para hacer un cambio en el mundo. ¿Suena idealista? Puede ser, pero también es un hecho que ES una realidad. Aquí hay voces que no tienen cabida en el mundo no virtual y que pueden hacer una transformación en la vida de otras personas y seres.

10. Generar ingresos. Cierto. El uso estratégico de un blog puede ayudarte a generar ingresos y magnificar el potencial de tus actividades. Este potencial lo hemos desaprovechado quienes participamos en el internet de habla hispana, pero el potencial ahí está.

Por último ¡y entonces son 11 razones y no 10! por que es MUY divertido. Bloguear es una actividad creativa, profundamente alentadora y amena. Eso me parece una razón suficiente para hacerlo.

¿Se les ocurren otras razones que deberían agregarse a éstas?

Comentarios

roluro ha dicho que…
Excelente el blog! Gracias por compartir todas estas razones para escribir y crear un blog son exactas y esperemos que las personas se sigan animando a escribir y hablar de lo que saben para seguir compartiendo información valiosa.
LaClau ha dicho que…
Hola Roluro,
Qué maravilla alternar la twittósfera y la blogósfera. Gracias por la visita y el comentario y que gusto saber que compartimos este gusto por compartir información. Es un privilegio.

Saludos y sírvete un buen café. Hay de todos por aquí. También hay chai latte, es una de las especialidades de la casa.
@_DILF ha dicho que…
Creo que la última razón es la mejor de todas, porque es muy divertido!.

Yo he tenido muchos blogs, borrados por una u otra razón a través de los años, ahora solo me queda mi pseudo-blog en tumblr y mi cuenta de Twitter. Quiero escribir mas, como lo hacia antes. Ojalá lo logre, tu post fue toda una inspiración. Ah... y me encanta el café, expresso, arabiga, tueste frances y recién molido por mi.

@_DILF
Abi Gloria ha dicho que…
Hola! Yo hubiese tomado tu taller en Mamá Digital, si no se nos hubiese atravesado un gran evento de mi nieto. Pero, gracias a que mi hija me re-envio tu blog, me he decidido a abrir uno!! Lo he hecho hoy!! Y deseo cubrir varios de los puntos que tu anotas como razones para abrir un blog. Gracias Clau!
El Rincon de Abi es mi blog. Saludisimos

Entradas populares de este blog

Se me olvidó que te olvidé...

Pues así, simplemente, se me olvidó que te olvidé...

_______ooo________

"Se me olvidó que te olvidé" Letra: Lolita de la Colina
Interpretación: Bebo y el Cigala (2003) y Abuelos de la nada (1982)


Yo te recuerdo cariño,
mucho fuiste para mi,
siempre te llamé mi encanto,
siempre te llamé mi vida,
hoy tu nombre se me olvida.
Se me olvidó que te olvidé
se me olvidó que te dejé,
lejos muy lejos de mi vida,
se me olvidó que ya no estás,
que ya ni me recordarás,
y me volvió a sangrar la herida...
Se me olvidó que te olvidé
y como nunca te encontré
entre las sombras a escondidas,
y la verdad no se porqué,
se me olvido que te olvidé
a mi que nada se me olvida.

José Guadalupe Posada en el Día de Muertos

Los mexicanos nos reímos de la muerte, aunque sea uno de los temas que más nos aterran. Convivimos con ella y en los Días de Muertos y de Todos los Santos (1 y 2 de noviembre) hacemos ofrendas para aquellas personas que ya se fueron. Los recordamos con sus fotos, con la comida que les gustaba comer, con sus prendas y música favorita. En estos días, los cementerios se llenan de colores y los recorre un inusual murmullo lleno de regocijo y algarabía. Es común ver vendedores de "alegrías" recorriendo los pasillos entre las tumbas y observar niños jugando y descubriendo o tratando de develar los secretos que guardan los sepulcros. Estos son los únicos días en que los panteones no dan miedo y los muertos comparten con los vivos.
Por ello es que quiero hablar hoy de José Guadalupe Posada de ese célebre artista y grabador mexicano que inmortalizó la muerte (¿acaso no es inmortal ya?) con su obras de calaveras y las llenó de vitalidad a través de sus cuadros. En este país a la muer…

Feliz Día de NO San Valentín

Lo confieso. Si, es una confesión.
El 14 de febrero nunca me ha emocionado.
Siempre me ha parecido una fecha, una celebración y un día un poco cursi. Tanto corazón me abruma y me parece tan comercial que no le encuentro mucho sentido.
La invitación de Ana Paola Villegas y Lupita del Toro Bogdanski en el Grupo de Blogueras MX para escribir posts en nuestros blogs con motivo de la fecha me ha parecido una gran provocación y un buen punto de partida para darle una pensada al día y a su sentido desde otra óptica.
¿En qué momento una tradición pagana, adoptada por la Iglesia Católica Romana en la cual se adoptó a San Valentín como el patrón de los enamorados se, convirtió en un día en el que todo el mundo “regala” amor y los “te quieros” se escuchan por todas partes, aunque el día previo o el subsecuente los silencios, la indiferencia o el franco desamor estén presentes sin recato alguno?
Creo que aquí está la clave: en “hacer”, no en “regalar” ni “comprar”.
De repente las fechas,…