miércoles, 6 de febrero de 2008

En honor a T.S. Eliot

¿Quién como T.S. Eliot para retratar la vida y todas sus facetas, incluida la muerte, en palabras? ¿Qué podría esperarse de un poeta que cuando tenía menos de 25 años escribió The Love Song of J. Alfred Prufrock? Se trata sin duda de una de las figuras literarias más importantes del siglo XX.  

Thomas Stearns Eliot merece no sólo una larga, larguísima, conversación de café (en realidad amerita un largo silencio para disfrutarlo), merece también un buen vino y una infinita noche para acompañarlo. 

Comparto con ustedes el poema "Susurros de Inmortalidad". Espero que lo disfruten. Seguiré conversando sobre él en futuras entregas. 


Whispers of Immortality
T.S. Eliot

WEBSTER was much possessed by death
And saw the skull beneath the skin;
And breastless creatures under ground
Leaned backward with a lipless grin.

Daffodil bulbs instead of balls
Stared from the sockets of the eyes!
He knew that thought clings round dead limbs
Tightening its lusts and luxuries.

Donne, I suppose, was such another
Who found no substitute for sense,
To seize and clutch and penetrate;
Expert beyond experience,

He knew the anguish of the marrow
The ague of the skeleton;
No contact possible to flesh
Allayed the fever of the bone.
. . . . .
Grishkin is nice: her Russian eye
Is underlined for emphasis;
Uncorseted, her friendly bust
Gives promise of pneumatic bliss.

The couched Brazilian jaguar
Compels the scampering marmoset
With subtle effluence of cat;
Grishkin has a maisonette;

The sleek Brazilian jaguar
Does not in its arboreal gloom
Distil so rank a feline smell
As Grishkin in a drawing-room.

And even the Abstract Entities
Circumambulate her charm;
But our lot crawls between dry ribs
To keep our metaphysics warm.

5 comentarios:

El R dijo...

Ah! Los susurros de la inmortalidad. Sólo Eliot, Laclau, sólo Eliot. La moraleja es maravillosa, aunque no le gustaban, "...keep our metaphysics warm".

Gracias (otra vez ese no soy yo, mis manos escriben solas). La muerte, la vida, el amor y la inmortalidad. No merecen un café. Merecen una obsesión.

Te beso, como en las mudrugadas de supermercado

LaClau dijo...

Efectivamente R, sólo Eliot. Nadie como él.
Las obsesiones se viven todo el tiempo, antes, durante y después del café, del vino y de la vida.

Angharad. dijo...

Excelente blog. Admirables pensamientos... cuesta creer que uno se ha arraigado demasiado a la realidad... quién no querría como Ud vivir en medio de una barroca fumarola de embriagante café...

Bueno... es lo que uno a decidido vivir...

Te recomiendo la siguiente web, que seguramente te gustará mucho... Se trata de una forma de arte demasiado contemporáneo... pero es una buena idea para los amantes del café y los trazos... Se llama "ARFÉ", y consiste en hacer dibujos y pinturas sólo con los matices que ofrece una taza de café...
Al menos a mi me sirve en mis momentos de distracción :D

http://www.justcoffeeart.com/


Ok...me retiro. Un gustazo!!

Se despide otra fanática del café...



Angharad. :P

LaClau dijo...

Angharad,
Gracias por tu visita y tus palabras. Pues eres bienvenida a perderte en las fumarolas de café y en los residuos de las tazas que inevitablemente llevan algún significado.
Ya me di una vuelta por tu blog y lo disfruté muchísimo.
Te espero por aquí. Gracias por la recomendación, también me daré una vuelta por allá.
Hasta pronto.

elcuervolopez dijo...

No sé inglés.

Quienes son violentos contra los animales ejercen la violencia contra los humanos también....

People Who Are Violent to Animals ... Rarely Stop There

Dale voz a quienes no la tienen....

PETA en Espanol