miércoles, 16 de abril de 2008

Inés del Alma Mía

“Inés del Alma Mía” eran las palabras que Pedro de Valdivia, el ilustre Conquistador de Chile por allá de mediados del siglo XVI, le susurraba a Inés Suárez al oído. Eran las palabras que estremecían a esta extraordinaria mujer cuando las escuchaba. Eran las palabras de aliento, aquéllas que le daban fuerza para caminar por senderos inhóspitos y enfrentar los avatares de la conquista del “incoquistable” país del cono sur. 

Isabel Allende narra con esa prosa que la caracteriza la Conquista de Chile vista desde los ojos de Isabel Suárez, española fuerte y valiente que nació en Plasencia y que viajó al Nuevo Mundo en 1537, tiempos en que las mujeres necesitaban permiso de sus maridos y de la Iglesia para transitar por la vida. Fue no sólo la compañera sentimental de Valdivia, aunque éste estuviese casado y su esposa viviera en España, sino uno de sus pilares para emprender el camino a la tierra de los Mapuches, y también la cofundadora de Santiago de Chile. 

Comparto con ustedes mi impresión de esta lectura, pues me ha dejado con un agradable sabor de boca. Encontré en sus páginas a una intensa mujer, cuyos ojos casi pude ver llenos de vida, aventura y voluntad, dispuestos a explorar lo desconocido y a tomar decisiones inquebrantables en un momento de la historia en el que ésta era vista, narrada y aparentemente escrita por los hombres. Su influencia fue documentada, pero las hazañas fueron casi olvidadas por los historiadores durante más de cuatrocientos años. 

¿Cuántas historias de mujeres han quedado en el olvido correspondientes al “descubrimiento” del Nuevo Mundo? Los libros describen el valor de Hernán Cortés, de los Pizarro, de Valdivia, pero han ignorado a Inés Suárez o han desacreditado a mujeres como La Malinche por “venderse” a los españoles. ¿Qué vivieron, cómo lo vivieron, qué sintieron, qué pensaron cuando se encontraron con otros hombres que idolatraban a un hombre crucificado? ¿Qué vivieron las otras mujeres, las anónimas, que han pasado inadvertidas y que fueron violadas a nombre de Dios?

El mundo que describe Inés es el mundo sobre el que hemos leído o escuchado pero visto desde otra óptica. Habla de la España en la que nació y creció, de la emoción que vivían los hombres ante la posibilidad de encontrar oro en otras tierras y del abandono de las mujeres que se quedaban a esperarlos. Describe el andar de una mujer en busca de la libertad por tierras extrañas y del encuentro con ella misma gracias a lo desconocido. 

Fue su espíritu lo que la convirtió en la Gobernadora de Chile de facto. Si no hubiese escuchado esa voz interna –como bien lo dice ella misma- su destino hubiera sido permanecer como una costurera pobre de su tierra, vestida de negro y esperando a que su marido regresase del Nuevo Mundo, sin más derecho que salir cuando su familia le diese autorización. 

Se los recomiendo, Inés del Alma Mía de Isabel Allende

Quienes son violentos contra los animales ejercen la violencia contra los humanos también....

People Who Are Violent to Animals ... Rarely Stop There

Dale voz a quienes no la tienen....

PETA en Espanol