jueves, 17 de abril de 2008

La inesperada llegada del cuello ortopédico

Jamás pensé que usar un cuello ortopédico fuese tan molesto. A las personas a las que he visto con uno nunca les ví cara de sufrimiento permanente, simplemente las encontraba un poco "rígidas".

Les cuento con un gran malestar y con actitud de "ni modo y pongamos la mejor cara posible" que hoy empecé a usar un cuello ortopédico. No tiene nada que ver con los problemas que les compartía el otro día con motivo del post de Rómulo Soto sobre estiramientos y esas cosas necesarias al momento de trabajar en la computadora. Simplemente, me caí de sentón y ni tiempo de meter las manos tuve. En menos de un segundo cambió mi panorama y de estar viendo a una persona a los ojos, zas, empecé a ver la parte baja de las escaleras como si nada. Me paré al instante y hasta unos días después empezaron las molestias en TODO el cuerpo. Bueno, pues el hecho es que tengo que usar un cuello ortopédico pues el sentón fue en realidad un sentonazo y me lastimé el cuello y algunas vértebras (claro, ya no tengo quince años, edad en que uno podía darse el lujo de irse de boca  sin temor a perder el físico ni la dignidad). 

Todo parece indicar que tendré que bajarle el ritmo a la vida.... y veremos en qué parará esto. Por lo pronto estaré así por lo menos quince días. Ya les iré contando los avances de esta inesperada novedad. 

11 comentarios:

Camille Stein dijo...

Recupérate bien y pronto... Verás como no será nada.

Ánimo y un beso.

Citizen Pete dijo...

Clau, recupérate pronto y esperemos que se mitiguen también tus malestares.

Pasa un muy buen fin de semana para que recobres el buen ánimo, saludos!!!

LaClau dijo...

Camille, gracias por tus palabras. Si, cuando me de cuenta me estaré riendo de estas semanas.
Otro beso desde México.

LaClau dijo...

Querido Citizen Pete,
Increíble pero cierto, han desaparecido dolores con el famoso cuello prestado. Gracias por tus palabras.
Un abrazo chilango.

la ramona dijo...

Querida Clau:
todo en la vida tiene sus pros y sus contras.
Te compartiré mis experiencias con un cuellito ortopédico que tuve que usar por cuatro meses hasta que aprendí a verle lo bueno.
- Te puedes quedar dormida en donde quieras y no te despertarás sobresaltada por haber cabeceado. Eso tiene la gran ventaja de poder dormirte tranquilamente cuando en la reunion ya acabaste de estar o de escuchar cosas que ya no te interesan.Puedes ponerte en la carita una expresión beatifica o montarte una sonrisita extraña para que los demás piensen que estas cabilando y profundizando sobre el tema ¡Felicidades te puedes dormir tranquilamente sin que nadie lo note y sin peligro de caerte mientras duermes!
- Te permite no tener que voltear a ver lo que no te interesa con el pretexto de que no puedes hacerlo. Asi que no tienes que prestarle atención a lo que no quieres. Es suficiente con irte a tu mundo interior y dejar de lado lo inane¡Felicidades, adios a lo necio, ya ni siquiera tienes que mirarlo!
- Esta rigidez también te permite darte cuenta de lo que es tener la flexibilidad que a lo mejor nunca notaste y que ahora aquilatarás en su justa medida.
- Te permite preguntarte que diablos te esta diciendo tu cuerpo, ¿qué es lo que ya no quiere mirar? ¿por qué te pone a mirar hacia el frente evitandote mirar a los lados, hacia abajo o hacia arriba o hacia atrás? ¿hacia donde esta guiando tu mirar?
- También es una maravillosa forma de convertirte en el centro de atención, porque hasta el más tímido tiene el pretexto de preguntarte ¿QUE TE PASO? e iniciar una plática. Lo cual te da la clara sensación de ser tomada en cuenta y sentirte querida.
- Y por último, en caso de extrema necesidad te puedes alquilar como "Herman Monster o Frankestein" pues a los niños les causaras verdadera extrañeza.
Disfrútalo mientras dure el asuntito.

mArXelLa dijo...

Querida Clau, espero que dure poco esto del cuello, yo apenas salí de una lesión parecida pero a causa de un accidente...use un mes el collarin y es insoportable, pero después como que te da seguridad para andar por allí. úsalo el tiempo necesario. En mi caso acudí a terapia pero puede ser que en tú caso no sea necesario, ashh que horror, es cuando uno se da cuenta que cuando no tienes nada (o sea ninguna incapacidad) en realidad tienes todo. Un abrazo de recuperación para ti.

El R dijo...

Queridísima poseedora del cuello ortopédico, te mando un cuidadosísismo beso y abrazo para no "desconchinflarte" lo que ha quedado en orden. Así pasa, pero venga a tratar de senti(a)rse mejor.

Lo inobjetable en lo que dices es que ya no tenemos 15. ¿Será por eso que sabemos el camino de la Cueva de las Orquídeas Susurrantes?

Te beso
El Dragón de Cascarrabias

LaClau dijo...

Hola Ramoncita, veo que ya estás de regreso por aquí y me da mucho gusto. ¿Cuándo podré conocer tu terruño?
Gracias por los consejos para el "uso y disfrute" del cuello ortopédico. Eso de poderme dormir sin necesidad de dar explicaciones me emociona, y bueno, tal vez deba darle vueltas a la idea de pensar en la importancia de mirar hacia delante y dejar de "estar viendo hacia atrás"!
Un beso y gracias por venir.

LaClau dijo...

Hola Marxella,
Veo que el uso de esta vaina es más común de lo imaginado. REcuerdo que hace tiempo comentabas por aquí que estabas en fisioterapia. Gracias por los ánimos y espero pronto caminar con seguridad como comentas. Gracias por los buenos deseos también.
Un abrazo,

LaClau dijo...

Querido Dragón,
Intuyo que ya no tienes 15 años y que comprendes aquello del paso del tiempo. Supongo que tendré que irme a la Cueva de las Orquídeas Susurrantes para encontrar reposo y darle tiempo al cuello de andar por la vida como si nada.
Te envío otro fuerte abrazo, igual de efusivo pero menos fuerte (me duelen un poco los brazos al moverlos!).
Besos,

Anónimo dijo...

yo tuve ke usar un halo y eso si ke es terrible

Quienes son violentos contra los animales ejercen la violencia contra los humanos también....

People Who Are Violent to Animals ... Rarely Stop There

Dale voz a quienes no la tienen....

PETA en Espanol