viernes, 21 de marzo de 2008

El mundo de mi cámara (7)

Semana Santa en un bazar


4 comentarios:

laprincesadelsprofundidades dijo...

Carajo, hasta nuestras celebraciones están llenas de lágrimas y sangre. ¿No es suficiente la vida?

Camille Stein dijo...

Cristos colgados para su venta. Parece una especie de escarnio... Una nueva pasión ? Su cara repetida y resignada, como un triste poema de soledad. Muy buena y significativa foto. Besos.

LaClau dijo...

Princesa de las profundidades,
Pues así somos y supongo que en eso consisten las complicaciones del ser humano, festejar con lágrimas y sangre y acaso ¿ los festejos no son parte de la vida?
Gracias por tu visita.

LaClau dijo...

Camille,
Me gusta encontrarte por aquí.
Me pareció también significativo encontrar estas figuras a la venta en medio de cacharros viejos y otras cosas en desuso pero que sirven para decorar. Cristos oxidados, con lágrimas secas, como adornos. ¡Qué historias!