Ir al contenido principal

Los países de Dios

En su Proyecto de una Etica Mundial, Hans Küng destaca que las religiones tienen una particular responsabilidad en la actualidad ante la paz mundial. "La credibilidad de las religiones va a depender, en un futuro próximo, de que acentúen cada vez más lo que las une, y no lo que las separa.... la humanidad ya no puede permitirse el lujo de que las religiones sigan atizando guerras en el mundo, en lugar de fomentar la paz; que sigan practicando el fanatismo, en vez de buscar la reconciliación; que compitan por la propia superioridad en vez de promover el diálogo."

Frente a esta propuesta nos encontramos con aquellos países en los que las religiones han construido un campo de batalla y un terreno fértil para la confrontación y la violencia. Un claro ejemplo es Nigeria, en donde el mundo cristiano y el musulmán se han dividido el territorio y las almas de sus habitantes. Para quienes no lo saben, cuando aparecieron caricaturas del Profeta Mahoma  en la prensa danesa en 2006, murieron más "infieles" en manos de los musulmanes en ese territorio de  Africa que en otras partes del mundo. 

A esta realidad hay que añadir otra serie de factores: históricos, demográficos, económicos, territoriales (en Nigeria, por ejemplo, el norte ha sido el bastión musulmán desde que los ingleses conquistaron el país y el sur cristiano), educativos, etcétera. 

No deja de sorprenderme que en un mundo cada vez más globalizado y unido simbólicamente por las redes de comunicación, la fragmentación religiosa se agudice y divida a las personas. ¿Qué posibilidades tiene la consolidación democrática en países en los que la intolerancia tiene carta blanca? ¿Tiene sentido hablar hoy de una sociedad mundial que pueda convivir en paz? Es más, ¿puede hablarse de una paz que no pase necesariamente por el consenso democrático y que se fundamente en la incomprensión? 

Tengo más preguntas que respuestas para esta realidad, pero lo único que sé es que la propuesta de Küng tiene más sentido ahora que nunca antes y que son necesarios el diálogo y la voluntad de comprensión por encima de todo. No habrá consolidación democrática ni paz en el mundo mientras los hombres y mujeres sigamos construyendo "países de Dios" a sus espaldas y cimentados en la irracionalidad humana. 

Comentarios

la ramona ha dicho que…
Me gustaria creer que Kung es un profeta y que algún día esto sucederá. Me gustaría creer que algún día realmente entenderán de donde vienen y cual es la esencia que les dio fundamento.
Me gustaría creer que algún día se darán cuenta que controlar no significa fuerza, sino solo poder.
Me gustaría creer...
LaClau ha dicho que…
Para eso es la libertad: para decidir lo que queremos pensar y creer, para decidir si queremos tener esperanzas o simplemente queremos dejar de esperar.

Entradas populares de este blog

Se me olvidó que te olvidé...

Pues así, simplemente, se me olvidó que te olvidé...

_______ooo________

"Se me olvidó que te olvidé" Letra: Lolita de la Colina
Interpretación: Bebo y el Cigala (2003) y Abuelos de la nada (1982)


Yo te recuerdo cariño,
mucho fuiste para mi,
siempre te llamé mi encanto,
siempre te llamé mi vida,
hoy tu nombre se me olvida.
Se me olvidó que te olvidé
se me olvidó que te dejé,
lejos muy lejos de mi vida,
se me olvidó que ya no estás,
que ya ni me recordarás,
y me volvió a sangrar la herida...
Se me olvidó que te olvidé
y como nunca te encontré
entre las sombras a escondidas,
y la verdad no se porqué,
se me olvido que te olvidé
a mi que nada se me olvida.

José Guadalupe Posada en el Día de Muertos

Los mexicanos nos reímos de la muerte, aunque sea uno de los temas que más nos aterran. Convivimos con ella y en los Días de Muertos y de Todos los Santos (1 y 2 de noviembre) hacemos ofrendas para aquellas personas que ya se fueron. Los recordamos con sus fotos, con la comida que les gustaba comer, con sus prendas y música favorita. En estos días, los cementerios se llenan de colores y los recorre un inusual murmullo lleno de regocijo y algarabía. Es común ver vendedores de "alegrías" recorriendo los pasillos entre las tumbas y observar niños jugando y descubriendo o tratando de develar los secretos que guardan los sepulcros. Estos son los únicos días en que los panteones no dan miedo y los muertos comparten con los vivos.
Por ello es que quiero hablar hoy de José Guadalupe Posada de ese célebre artista y grabador mexicano que inmortalizó la muerte (¿acaso no es inmortal ya?) con su obras de calaveras y las llenó de vitalidad a través de sus cuadros. En este país a la muer…

Feliz Día de NO San Valentín

Lo confieso. Si, es una confesión.
El 14 de febrero nunca me ha emocionado.
Siempre me ha parecido una fecha, una celebración y un día un poco cursi. Tanto corazón me abruma y me parece tan comercial que no le encuentro mucho sentido.
La invitación de Ana Paola Villegas y Lupita del Toro Bogdanski en el Grupo de Blogueras MX para escribir posts en nuestros blogs con motivo de la fecha me ha parecido una gran provocación y un buen punto de partida para darle una pensada al día y a su sentido desde otra óptica.
¿En qué momento una tradición pagana, adoptada por la Iglesia Católica Romana en la cual se adoptó a San Valentín como el patrón de los enamorados se, convirtió en un día en el que todo el mundo “regala” amor y los “te quieros” se escuchan por todas partes, aunque el día previo o el subsecuente los silencios, la indiferencia o el franco desamor estén presentes sin recato alguno?
Creo que aquí está la clave: en “hacer”, no en “regalar” ni “comprar”.
De repente las fechas,…