Ir al contenido principal

Entre las Olimpiadas y la política

La prensa ha dado cuenta en los últimos días de la represión que han vivido los monjes tibetanos en China por manifestarse en los monasterios alrededor de la capital tibetana, Lhasa. A decir de la prensa internacional, estas son las manifestaciones más violentas desde hace 57 años, cuando el régimen Chino tomó poder de la Región Autónoma del Tibet y el Dalai Lama tuvo que iniciar su largo exilio.

China está apostando mucho con los próximos Juegos Olímpicos. El ser sede de esta justa política revestida con cara de deporte, le da la oportunidad de presentarse ante el mundo con cara de país desarrollado, competitivo, pacífico. Es cierto, el país ha inundado el mundo con sus productos, incluyendo réplicas de arte como comentábamos en otro post, ha incursionado en el mundo de la bolsa invirtiendo dinero público en Bonos del Tesoro Estadounidense, da becas para estudiantes de todo el mundo que quieran aprender mandarín, en fin, se está comportando como una creciente potencia y como lo han hecho otros países poderosos en la historia de la humanidad.

Pero, siempre este "pero", no es un país democrático, no es un país de libertades, no es un país de respeto a los derechos humanos, no es un país en el que la riqueza que se está generando se distribuya equitativamente. El gobierno Tibetano en el exilio lo sabe, los monjes lo saben y no quieren desaprovechar esta oportunidad y circunstancia única de recordarle al mundo, que tiende a tener una memoria olvidadiza, una indiscutible realidad: se puede competir en una economía de mercado con más ferocidad y eficiencia que sus apologistas más duros sin tener que transitar por la democracia. ¿Qué harán los líderes de los países ante esto? Estas movilizaciones les plantean un serio dilema ético y político a los Jefes de Estado: ¿manifestarse a favor del respeto a los derechos humanos en el Tibet o darle la espalda al país anfitrión de las próximas olimpiadas?

That is the question.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Se me olvidó que te olvidé...

Pues así, simplemente, se me olvidó que te olvidé...

_______ooo________

"Se me olvidó que te olvidé" Letra: Lolita de la Colina
Interpretación: Bebo y el Cigala (2003) y Abuelos de la nada (1982)


Yo te recuerdo cariño,
mucho fuiste para mi,
siempre te llamé mi encanto,
siempre te llamé mi vida,
hoy tu nombre se me olvida.
Se me olvidó que te olvidé
se me olvidó que te dejé,
lejos muy lejos de mi vida,
se me olvidó que ya no estás,
que ya ni me recordarás,
y me volvió a sangrar la herida...
Se me olvidó que te olvidé
y como nunca te encontré
entre las sombras a escondidas,
y la verdad no se porqué,
se me olvido que te olvidé
a mi que nada se me olvida.

Feliz Día de NO San Valentín

Lo confieso. Si, es una confesión.
El 14 de febrero nunca me ha emocionado.
Siempre me ha parecido una fecha, una celebración y un día un poco cursi. Tanto corazón me abruma y me parece tan comercial que no le encuentro mucho sentido.
La invitación de Ana Paola Villegas y Lupita del Toro Bogdanski en el Grupo de Blogueras MX para escribir posts en nuestros blogs con motivo de la fecha me ha parecido una gran provocación y un buen punto de partida para darle una pensada al día y a su sentido desde otra óptica.
¿En qué momento una tradición pagana, adoptada por la Iglesia Católica Romana en la cual se adoptó a San Valentín como el patrón de los enamorados se, convirtió en un día en el que todo el mundo “regala” amor y los “te quieros” se escuchan por todas partes, aunque el día previo o el subsecuente los silencios, la indiferencia o el franco desamor estén presentes sin recato alguno?
Creo que aquí está la clave: en “hacer”, no en “regalar” ni “comprar”.
De repente las fechas,…

5 preguntas ciudadanas para el Tercer Informe de Gobierno

Como siempre, todo listo (o casi) para el ritual republicano a la mexicana que es el Informe de Gobierno el próximo 2 de septiembre. El presidente Enrique Peña Nieto dará su mensaje desde Palacio Nacional. ¿Informará sobre lo que realmente queremos saber?

Como ciudadana y mexicana tengo muchas preguntas y evidentemente no soy la única. Llegará Peña Nieto al Informe con una calificación bajísima de acuerdo con el PEW Research Center de Estados Unidos: 44% (y hay quienes se preguntan que por qué es tan alta aún…) y reprobado en áreas claves que preocupan a la ciudadanía, a la opinión pública y que a nivel internacional dan mucho de que hablar en educación, economía, corrupción y combate al crimen organizado. No es para menos, poco puede decirse en contra cuando se presenta un presupuesto que disminuye la inversión en educación y se baja el monto presupuestado a las principales universidades del país; el peso se devalúa día con día frente al dólar; frente a hechos de corrupc…