Ir al contenido principal

Fue resuelto el misterio.... de J. Alfred Prufrock (continuación)

Creo que a estas alturas es evidente mi admiración, nada discreta, por T.S. Eliot. La primera vez que leí a este fantástico hombre de las letras y del modernismo fue a través de su extraño poema de amor: The Love Song of J. Alfred Prufrock. (¡Lo que si queda en el espacio del misterio es hace cuánto tiempo que esto sucedió!)

Recuerdo que esa noche dormí con estas estrofas dando vueltas en mis sueños: “Let us go, then, you and I, when the evening is spread out against the sky, like a patient etherized upon a table…”. Me imaginé perfectamente, caminando por las angostas calles de Londres, con neblina, húmedas, como anestesiada, viendo todo a través de ventanas empañadas y con las voces de mujeres yendo y viniendo, hablando sobre Miguel Angel. 

Tuvo una gran influencia en este descubrimiento un profesor de literatura estadounidense y británica que dejó una huella profunda en mi vida y que nos invitó a sus alumnos a viajar y a conocer el mundo desde los ojos de estos escultores de la palabra, de las emociones y de la existencia. Acepté la invitación, y aquí estoy, años después aún disfrutando el encuentro.

The Love Song fue escrito cuando el autor tenía poco más de 21 años de edad. Sin saber eso, uno podría pensar que el mundo descrito en ese atípico texto de (des)amor sería el de un anciano cuyos días estaban por llegar a su fin y que estaba cansado de tanta soledad, vacío y superficialidad. ¿A esa edad podría sentirse la anestesia vital, sobre todo cuando se piensa que normalmente sobran energía, ganas y la vida parece eterna? 

Solamente Eliot podría darle personalidad a la neblina, quien como gato se escabulle entre las calles y frota su espalda contra los marcos de las ventanas, limpiando las esquinas de la noche con su áspera lengua. Solamente él podría describir los rostros impávidos con que preparamos nuestra expresión para encontrar otros rostros igualmente inexpresivos. “In a minute there is time, For decisions and revisions which a minute will reverse.” Efectivamente, todo se vuelve absurdo, ridículo, intrascendente e irrelevante cuando reconoces que tan solo hace falta un minuto para cambiar toda tu vida. Un minuto para morir, nada más. 

Do I dare
Disturb the universe?

¿Y tu? 
PS. Por cierto, ¿alguien conoce una buena traducción de este poema al español? Si pudiesen compartir conmigo la referencia les estaría muy agradecida. 

Comentarios

Camille Stein ha dicho que…
'habrá tiempo para tí y habrá tiempo para mí,
y habrá tiempo incluso para cien indecisiones,
y habrá tiempo para cien visiones y revisiones
antes de que tomemos una tostada y té.' (Uno de mis pasajes preferidos).

He encontrado una traducción del poema de Eliot en este enlace:
http://www.literatura.us/idiomas/tse_prufrock.html

Su fiabilidad es tanta como mi inglés, lo cual es lanzarse un poco al vacío.

Atemporal donde los haya, su clarividencia a los veintiún años era similar a la de un anciano con sacos y sacos de vida vivida. Lo cual me reafirma en la idea de que intuición y sabiduría no van necesariamente de la mano de la experiencia.

Un beso.
Claudia ha dicho que…
Yes, I dare disturb the Universe, that is what I live for.
You travel through so many spheres and worlds and have so many things to share and yet to live.
A big hug, and let´s talk about Michaelangelo, that is part of life, too.
LaClau ha dicho que…
Hola Camille!!!
Gracias por la referencia, ya la visité y es, desde mi punto de vista, la mejor traducción que he encontrado en internet.

El pasaje que citas es fantástico. Esa "canción-poema de amor" está llena de tesoros a lo largo y ancho... y es cierto, en la vida siempre habrá tiempo para "....cien visiones y revisiones.....".

Cierto también, intuición y sabiduría tienen que ver con la "madera" de la persona y no tanto con su experiencia. Cuando convergen ambos aspectos, brotan estrellas.

Otro beso y por aquí te espero.
LaClau ha dicho que…
Thank you Claudia, thanks for visiting. Between visions and revisions.... there are the Michaelangelo women,.. and they are part of life, too.
Do you have a blog? I couldn´t find if you did.
Hasta pronto.

Entradas populares de este blog

Se me olvidó que te olvidé...

Pues así, simplemente, se me olvidó que te olvidé...

_______ooo________

"Se me olvidó que te olvidé" Letra: Lolita de la Colina
Interpretación: Bebo y el Cigala (2003) y Abuelos de la nada (1982)


Yo te recuerdo cariño,
mucho fuiste para mi,
siempre te llamé mi encanto,
siempre te llamé mi vida,
hoy tu nombre se me olvida.
Se me olvidó que te olvidé
se me olvidó que te dejé,
lejos muy lejos de mi vida,
se me olvidó que ya no estás,
que ya ni me recordarás,
y me volvió a sangrar la herida...
Se me olvidó que te olvidé
y como nunca te encontré
entre las sombras a escondidas,
y la verdad no se porqué,
se me olvido que te olvidé
a mi que nada se me olvida.

José Guadalupe Posada en el Día de Muertos

Los mexicanos nos reímos de la muerte, aunque sea uno de los temas que más nos aterran. Convivimos con ella y en los Días de Muertos y de Todos los Santos (1 y 2 de noviembre) hacemos ofrendas para aquellas personas que ya se fueron. Los recordamos con sus fotos, con la comida que les gustaba comer, con sus prendas y música favorita. En estos días, los cementerios se llenan de colores y los recorre un inusual murmullo lleno de regocijo y algarabía. Es común ver vendedores de "alegrías" recorriendo los pasillos entre las tumbas y observar niños jugando y descubriendo o tratando de develar los secretos que guardan los sepulcros. Estos son los únicos días en que los panteones no dan miedo y los muertos comparten con los vivos.
Por ello es que quiero hablar hoy de José Guadalupe Posada de ese célebre artista y grabador mexicano que inmortalizó la muerte (¿acaso no es inmortal ya?) con su obras de calaveras y las llenó de vitalidad a través de sus cuadros. En este país a la muer…

Feliz Día de NO San Valentín

Lo confieso. Si, es una confesión.
El 14 de febrero nunca me ha emocionado.
Siempre me ha parecido una fecha, una celebración y un día un poco cursi. Tanto corazón me abruma y me parece tan comercial que no le encuentro mucho sentido.
La invitación de Ana Paola Villegas y Lupita del Toro Bogdanski en el Grupo de Blogueras MX para escribir posts en nuestros blogs con motivo de la fecha me ha parecido una gran provocación y un buen punto de partida para darle una pensada al día y a su sentido desde otra óptica.
¿En qué momento una tradición pagana, adoptada por la Iglesia Católica Romana en la cual se adoptó a San Valentín como el patrón de los enamorados se, convirtió en un día en el que todo el mundo “regala” amor y los “te quieros” se escuchan por todas partes, aunque el día previo o el subsecuente los silencios, la indiferencia o el franco desamor estén presentes sin recato alguno?
Creo que aquí está la clave: en “hacer”, no en “regalar” ni “comprar”.
De repente las fechas,…